Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 cosas que nunca debes permitir en una consulta ginecológica

Muchas mujeres evitan la consulta ginecológica por miedo a sufrir violencia, sin embargo, hay formas de detectarlo a tiempo

SUSANA CARRASCONov 26, 2021 
Tiempo de lectura: 5 mins.
La violencia ginecológica no es normal y nunca debes tolerarla. Foto: FREEPIK

Lo + leído

Las revisiones ginecológicas frecuentes son fundamentales para la salud de la mujer, sin embargo, se han visto casos en los que estas revisiones se llevan a cabo con violencia física y psicológica. Por ello, a continuación, te diremos 5 cosas que nunca debes permitir en una consulta ginecológica.

La violencia hacia las mujeres puede ocurrir en diversos espacios, como el hogar, el trabajo, la pareja e incluso, en la atención médica.

(Foto: Pixabay) 

La violencia ginecológica por desgracia es común y eso lleva a que las mujeres sientan desconfianza de ir a hacerse sus revisiones anuales. No te preocupes, aquí te diremos lo que nunca debes permitir en una consulta ginecológica

Lo que no debes permitir en una consulta ginecológica 

El examen de Papanicolaou es uno de los procedimientos por las que más se acude a una consulta ginecológica. De acuerdo con Mayo Clinic, consiste en recolectar células del cuello uterino, el extremo inferior y angosto del útero que está arriba de la vagina.

Esta prueba permite la detección temprana del cáncer cervical, así como cambios en las células del cuello uterino que indican que en el futuro podría formarse un cáncer o si se tienen señales de alguna infección sexual.

(Foto: Pexels) 

Los médicos recomiendan empezar a realizarse la prueba de Papanicolaou a los 21 años o cuando se inicie con la vida sexual. Dependiendo del caso, se deben programar las siguientes revisiones.

TAMBIÉN LEE: 4 infecciones sexuales que pueden contagiarse aún con condón  

Muchas mujeres prefieren no hacerse esta prueba por temor a ser victimas de violencia ginecológica, lo que las pone en riesgo de problemas de salud. Esto es lo que nunca debes permitir en una consulta de este tipo:

1. No usa guantes

Durante el examen ginecológico, el médico siempre debe usar guantes. Si te dice que no son necesarios, lo mejor es que canceles la revisión y busques a otro especialista.

(Foto: Pexels) 

2. No te explica los procedimientos

Un buen ginecólogo siempre te explicará los procedimientos que hará, lo que significan y por qué es necesario hacerlos. También debe consultarte antes de tocarte, de iniciar cualquier procedimiento, prueba o tratamiento. 

3. Tactos inapropiados 

Otra de las cosas que nunca debes permitir en una consulta ginecológica es que el médico haga tactos inapropiados que te incomoden o que te hagan sentir dolor. Como lo mencionamos, siempre debe explicarte por qué va a tocarte y si sientes molestias, tiene que parar cuando se lo pidas.

(Foto: Pinterest) 

4. Comentarios sexuales 

Si tu ginecólogo hace comentarios sexuales o provocativos, no tienes por qué quedarte a seguirlos escuchando. Tampoco tienes que permitir que juzgue tus prácticas sexuales o que te haga sentir mal en caso de tener alguna infección sexual. 

5. Te pide que te desnudes por completo

En una consulta ginecológica el médico puede revisar tu vulva, tu vagina y también tus senos en busca de indicios de cáncer de mama, sin embargo, cuando examina una zona, la otra debe estar cubierta por una bata médica.

(Foto: Pinterest) 

Pedir que te acuestes desnuda en la camilla de revisión no es para nada normal y tienes derecho a finalizar la consulta en ese momento.

Siempre escucha a tu intuición, si te sientes incómoda por la forma en que el ginecólogo toca tu cuerpo, por su actitud o incluso si percibes un abuso sexual, sal de inmediato y denuncia.

Tips para elegir un ginecólogo o ginecóloga 

La clave para que te sientas cómoda en una consulta ginecológica es que te pongas en manos de un experto que realmente te respete. Puedes tomar en cuenta estos consejos al elegir ginecólogo:

-Busca recomendaciones entre tus amigas.

-Revisa la cédula profesional del médico y la especialidad que tiene.

-Busca reseñas y asegúrate de que el consultorio tenga los permisos adecuados.  

(Foto: Pexels)

-Si es una persona seca, irrespetuosa y despectiva, sal de ahí. Siempre debes sentirte respetada y escuchada para externar tus dudas.

-Revisa que el consultorio esté bien equipado y que cuente con las medidas de higiene necesarias.

Otros aspectos que puedes tomar en cuenta para tu consulta ginecológica son los costos, la ubicación y el trato del personal en general. Recuerda que siempre debes sentirte cómoda y que tienes el derecho a cambiar de médico si así lo necesitas. 

SIGUE LEYENDO: 7 usos y beneficios del agua de rosas para la piel 

(Con información de Mayo Clinic y Salud180)

Para saber más de...Similitudes entre el pene y el clítoris que quizá no conocías

Pene:
Es un órgano sexual masculino que tiene una doble función. Por un lado, se utiliza para la micción y por otro lado, es necesario para la relación sexual. Se localiza por encima del escroto y está compuesto de un tejido esponjoso y vasos sanguíneos; el cuerpo del pene rodea a la uretra y está conectado al hueso púbico.
Clítoris:
Es el órgano sexual femenino que se encuentra en la parte superior de los labios vaginales y que se identifica como un botón cuya estructura se compone de partes como las raíces, los bulbos, el tronco y el glande. Es visible, aunque también se extiende varios centímetros bajo la piel. Se cree que su única función es el placer sexual.
(Foto: Lepticed7, Clitoris Anatomy Unlabelled, Modificada por Ara4, CC BY-SA 4.0)
Poseen la misma forma:
Cuando se analiza a profundidad los componentes de ambos órganos, es fácil detectar sus similitudes. Tienen la misma forma y comparten estructuras como el cuerpo cavernoso, el glande, las raíces y el cuerpo esponjoso.
El clítoris también se erecta:
Así como el pene, el clítoris también posee un tallo de forma cilíndrica compuesto por dos cuerpos cavernosos que se extienden hacia el hueco púbico, los cuales se llenan de sangre durante la excitación y provocan una erección en el pene y el clítoris.
El glande:
El botón o punta que se distingue y sobresale entre los labios vaginales y que está escondido bajo un capuchón es en realidad la cabeza del clítoris y se llama glande; al igual que en el pene cuya cabeza o punta en donde se ubica la uretra por donde sale la orina y la eyaculación.
Cuerpo esponjoso:
Tanto el pene como el clítoris tienen estructuras llamadas raíces, que son unas bandas delgadas de tejido eréctil y cuya dimensión va desde el tallo y a lo largo de los huesos del pubis.
Mismo origen:
Los dos órganos sexuales se forman a partir del mismo tubérculo genital durante el desarrollo embrionario en el útero materno. Es hasta la sexta o séptima semana del embarazo cuando los embriones adoptan sus cromosomas sexuales (XX o XY) y se comienzan a liberar las hormonas que van a desarrollar el clítoris o el pene.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda