Se acerca uno de los fines de semana más esperados del año con el Buen Fin, que será del 18 al 21 de noviembre, en el que miles de mexicanos aprovechan los descuentos para adquirir diversos productos.

Los electrodomésticos son uno de los productos más solicitados ese fin de semana, entre esos, la lavadora es uno de los productos que siempre son necesarios para el hogar. Pero son tantos los modelos que hay que no siempre es fácil hacer una buena elección.

¿Qué tal si no cabe en tu casa? ¿Qué tal si gasta mucha agua? Hacer una compra de este tipo requiere que planees con anticipación tu compra para no arrepentirte después. No te preocupes, te contamos todo lo que debes saber antes de comprar una lavadora.

¿Cómo elegir la mejor lavadora para tu hogar en este Buen Fin

Elegir un electrodoméstico no es fácil ya que ningún hogar comparte los mismos requisitos de lavado. Para quien una lavadora grande puede ser lo ideal, para otra significa ocupar un gran espacio de su hogar.

(Foto: Pixabay)

Estas son 5 cosas que debes tomar en cuenta para elegir la lavadora ideal este Buen Fin:

1. Capacidad y tamaño

Lo primero que debes tomar en cuenta es el tamaño que quieres que tenga tu lavadora. Debes saber que su capacidad se mide en kilogramos y lo ideal es basarse en la cantidad de ropa que quieres lavar y eso dependerá de cuántos integrantes tengas en la familia.

Obviamente entre mayor es la carga, más sube el costo, por lo que, si solo eres tú y tú pareja, no tiene caso que gaste en una lavadora muy grande. La capacidad de carga es el peso que puede soportar la lavadora al momento de comenzar el ciclo de lavado.

  • 1-2 personas: 5 a 6 kg
  • 2-3 personas: 6.5 a 7 kg
  • 4-5 miembros: 8 kg
  • Más de 5 personas: 8.5 a 9 kg

Para esto también debes de considerar el tamaño que dispones en tu hogar para una lavadora y el tamaño de su puerta. Para ello, decide en qué lugar la vas a colocar y toma las medidas con una cinta métrica, recuerda abrir la compuerta de la lavadora y también medirla así.

2. Tipo de operación

De acuerdo con el tipo de operación que realiza, hay dos tipos de lavadora: la automática y la semiautomática. Esta última requiere de una mayor intervención manual de la persona, mientras que la otra casi casi solo implica tocar un botón y olvidarte del lavado.

Las lavadoras semiautomáticas tienen dos tinas, una para lavar y una para secar. El tanque se debe llenar manualmente y luego se debe agregar el detergente en la tina. Después de completar el proceso de lavado se debe cambiar la ropa a la tina de secado. La persona debe estar atenta en todo momento.

Las lavadoras automáticas son las más modernas y facilitan el lavado de modo que se puedan realizar otras actividades sin estar tan al pendiente de la lavadora. Para usarla solo necesita presionar el botón de inicio y configurar el tipo de lavado y la tela. Después de eso, solo debes esperar a que termine su ciclo y eso sí, colgar y doblar la ropa te toca a ti.

3. Lavadora de carga frontal vs Lavadora de carga superior

Las lavadoras automáticas se clasifican en carga superior o carga frontal. En la primera, la ropa se carga desde arriba y la tina está colocada verticalmente. En la carga frontal, la compuerta se abre de forma horizontal y desde ahí pones la ropa.

Si tienes un espacio pequeño, se recomienda comprar una lavadora de carga superior porque son compactas y de pequeño tamaño y aunque son más altas que las de carga frontal, son más estrechas, además son más rápidas y, por último, son mucho más baratas.

Gracias a que no tienes que agacharte para cargar o descargar la ropa, también son ergonómicamente amigables e ideales para personas mayores.

Si tienes un espacio amplio y muchos miembros de la familia, deberías comprar una lavadora de carga frontal. Son más eficientes en el uso de agua pues utilizan en promedio 405 menos de agua que las de carga superior. Son mucho más suaves y pueden lavar la ropa delicada con mucha facilidad.

Normalmente estas vienen con una amplia gama de funciones y brindan un ciclo de lavado mejor que las de carga superior, pues como esas están de forma vertical no lavan tan bien la ropa pesada porque no se puede sumergir por completo.

(Foto: Pixabay)

4. Programas de lavado

Otro factor a considerar son los programas de lavado que te ofrece cada lavadora. Algunas ofrecen eliminar los olores de la ropa húmeda, agua caliente, desinfección, esterilización, lavado para ropa de algodón, para ropa de seda, lavado en seco. Esto va a depender enteramente de ti y de cuáles sean tus hábitos de lavado y del clima en el que vivas.

Si viven en un lugar cerrado donde no da el sol, quizá prefieras una lavadora que te seque la ropa por completo. Si tienes bebés en casa o utilizas ropa que necesita una limpieza profunda, puedes optar por las que te dan las opciones de esterilizar. 

5. Otros factores a considerar

  • Ahorro de agua y energía
  • Material: las de acero inoxidable duran más
  • Presupuesto: las más baratas son las que tendrán menos funciones

SIGUE LEYENDO:

(Con información de top10gear)