Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 claves para que tus hijos bajen de peso en la pandemia

1 de cada 3 niños mexicanos mayores a 5 años padecen obesidad.

INGRID SILVAJul 29, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Fotografía: Pixabay

Lo + leído

México se ubica en los primeros lugares con mayor obesidad infantil del mundo: uno de cada 20 niñas y niños menores a 5 años padecen la enfermedad además la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierte:

“1 de cada 3 niños mayores a 5 años padecen obesidad”.

Además de lo anterior hay otros problemas asociados con la obesidad como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, pie plano, desviación de columna, pérdida de agilidad, hipertensión arterial, dislipidemias, apnea del sueño, asma e hígado graso. Los National Institutes of Health además advierten:

“Los niños que tienen sobrepeso corren mayor riesgo de llegar a la edad adulta con exceso de peso. Las posibilidades de llegar a tener problemas de salud, como enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer, son más altas en los adultos que tienen exceso de peso”.

Te recomendamos: 7 beneficios del tamarindo para tu salud que debes conocer

5 claves para que tus hijos bajen de peso en la pandemia

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define al sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede perjudicar la salud:

“En 2016, según las estimaciones unos 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos. Si bien el sobrepeso y la obesidad se consideraban antes un problema propio de los países de ingresos altos, actualmente ambos trastornos aumentan en los países de ingresos bajos y medianos, en particular en los entornos urbanos”.

Algunas de las causas más frecuentes de la obesidad infantil son el factor hereditario, elevado consumo de alimentos altos en azúcar, grasas trans y sal, fácil disponibilidad y bajo costo de bebidas azucaradas y bajo nivel de actividad física, atribuido a pasar largas horas viendo televisión o jugando videojuegos.

Por lo anterior, información publicada por la UNAM sugiere las siguientes estrategias para el control de los menores durante la pandemia:

1. Elimina el consumo de bebidas azucaradas y prefiere agua natural.

2. Promover el consumo de frutas y verduras

3. Adaptar las porciones conforme la edad

4. No permitir que los niños menores a 2 años vean la televisión o pantallas, y niños mayores a 2 años solo limitar a menos de 2 horas

5. Platiquen acerca de la actividad física y sus beneficios para elegir pasatiempos activos.

¿Ventaja? Los niños aprenden rápido

Además de lo anterior, los NIH destacan una gran ventaja: “los niños aprenden rápido y a menudo imitan lo que ven” y brindan algunas orientaciones más:

- Hablen en familia sobre cómo tomar decisiones saludables sobre la comida, bebidas y actividades en la escuela, cuando están en la casa de un amigo, y en otros lugares fuera del hogar.

- Animar a toda la familia a formar hábitos saludables de alimentación, bebidas y actividad física. Así, todos se benefician y los niños no se sentirán diferentes porque tiene exceso de peso.

- Asegurar que los niños duerman lo suficiente. Mientras que la investigación sobre la relación entre el sueño y el peso continúa, algunos estudios relacionan el exceso de peso con no dormir lo suficiente en niños y adultos.

Los mejores alimentos para niños

Entre los alimentos nutritivos que puedes elegir para tus niños, se recomiendan los siguientes:

- Frutas, verduras y granos enteros como arroz integral

- Carnes magras (bajas en grasa), pollo y otras aves, mariscos, frijoles y guisantes (alverjas o chicharos), productos de soya y huevos, en lugar de carne con mucha grasa

- Leche y productos lácteos (de leche) sin grasa o bajos en grasa o sustitutos de la leche, como las bebidas de soya con calcio y vitamina D añadidos, en lugar de leche entera o crema

- “Smoothies” (batido frio de frutas o verduras frescas y yogur) de frutas y verduras hechos con yogur sin grasa o bajo en grasa en lugar de los batidos de leche o helado

- Agua, leche sin grasa o baja en grasa, en lugar de refrescos y otras bebidas con azúcar añadido.

También te sugerimos: Queso protege contra problemas de memoria asociados con la edad

Finalmente, es importante aclarar que no es necesario “poner a dieta” a un niño, por lo cual, es fundamental acudir con un especialista, como indican los NIH:

“Aunque muchos niños que todavía están creciendo en estatura no necesitan perder peso, es posible que deban disminuir la cantidad de peso que aumentan mientras siguen creciendo. No ponga a su hijo en una dieta para adelgazar a menos que el médico se lo indique”.

Con información de: Unicef, OMS y UNAM

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda