¿Entras a la cocina y tus platos despiden un olor desagradable? Algunos platos pueden tener una mal esencia, pero afortunadamente existen medidas para eliminar el olor a huevo en los platos.

Si tienes este problema en tu cocina, sigue leyendo. Si no lo presentas, aquí te decimos cómo prevenirlo.

Olor a huevo en los platos: ¿Qué puedo hacer?

Muchas cosas tienen que ver con el olor a huevo en los platos y no necesariamente significa que estén mal lavados. ¿Has pensado que la esponja puede ser la culpable? ¿Se te ocurre que el líquido que usas tiene algo que ver? Sigue leyendo.

Estas son 4 medidas que puedes tomar para eliminar el olor a huevo en los platos:

1) Deja remojando tus trastes en vinagre: este líquido es un buen aliado para quitar el olor a huevo en los platos. Con que dejes remojando tus platos toda la noche en agua con vinagre podrás ver una mejora.

2) Usa bicarbonato: mete tus platos en una tina con agua y dos cucharadas de bicarbonato, después lava los trastes como normalmente lo haces. Vas a ver que el olor a huevo en los platos se quita o reduce en buena medida

3) Desinfecta tus esponjas: si quieres quitar el olor a huevo en los platos, se recomienda desinfectar tu esponja con frecuencia. Ten en cuenta que acumulan bacterias, restos de comida y humedad.

4) Cuando termines de lavar, usa cloro: Puedes rociar un poquito en los trastes cuando termines de lavar. Después de que hayas hecho esto, enjuaga. Esto puede ayudar a quitar el olor a huevo en los platos.

(Con información de Radio Fórmula)