Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 datos que no sabías del trasplante de médula ósea

¿Sabías que puede beneficiar a las personas que tienen Leucemia, Adrenoleucodistrofia, Anemia o Linfoma de Hodgkin?

ADRIÁN AGUIRREFeb 25, 2020 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Foto en portada: commons.wikimedia.org

Lo + leído

Si bien un trasplante de médula ósea presenta numerosos riesgos y algunas personas incluso pueden requerir tratamiento u hospitalización, esta operación presenta una solución y beneficios para muchos padecimientos, incluso algunos relacionados con el cáncer.

Un trasplante de médula ósea es un procedimiento médico realizado para reemplazar la médula ósea (tejido graso esponjoso que se encuentra dentro de los huesos) que ha sido dañada o destruida por alguna enfermedad y aquí te dejamos 5 datos que quizá no sabías sobre esta operación:

1) Importante: La médula ósea crea los glóbulos rojos (son los que transportan oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo), glóbulos blancos (combaten infecciones) y plaquetas (responsables de la formación de coágulos), por lo que este tipo de operación ayuda al cuerpo a producir suficientes glóbulos o plaquetas para evitar infecciones u otros padecimientos.

2) Requiere preparación: Antes del trasplante, se puede administrar quimioterapia, radiación o ambas. Esto se puede realizar de dos maneras: Tratamiento ablativo (se administran altas dosis de quimioterapia, radiación o ambas para eliminar las células cancerosas. Mata toda la médula ósea sana que queda y permite que crezcan nuevas células madre en la médula ósea) o Tratamiento de intensidad reducida (Se administran dosis más bajas de quimioterapia y radiación antes de un trasplante. Permite que las personas mayores y con otros problemas de salud tengan este procedimiento).


Foto: es.m.wikipedia.org


Puedes leer: Usan viagra para facilitar trasplantes de médula ósea

3) Ayuda al tratamiento de varias enfermedades: Los trasplantes de médula ósea pueden beneficiar a personas con una variedad de enfermedades cancerosas y no cancerosas que incluyen: Leucemia aguda, Adrenoleucodistrofia, Anemia aplásica, Síndromes de falla de médula ósea, Leucemia crónica, Hemoglonobinopatías, Linfoma de Hodgkin, Deficiencias inmunes, Errores innatos en el metabolismo, Mieloma múltiple, Síndromes mielodisplásicos, Neuroblastoma, Linfoma no Hodgkin, Trastornos de células plasmáticas, Síndrome de POEMS y Amiloidosis primaria.

4) Variedad: Hay tres tipos de trasplante de médula ósea

A) Trasplante alogénico: el donante es un familiar cercano, como un padre o un hermano

B) Trasplante autólogo: el médico toma células madre de sangre sanas de la persona que está siendo tratada y las reemplazará más tarde, después de eliminar las células dañadas.

C) Trasplante de cordón umbilical: los médicos usan células madre inmaduras del cordón umbilical después del nacimiento de un bebé. A diferencia de las células madre de un donante adulto, las células madre del cordón umbilical no necesitan tener una compatibilidad genética tan cercana.


Foto: pixabay.com


También te puede interesar: Realidad virtual 5G: la nueva forma de salvar vidas en quirófanos

5) Puede tener complicaciones: De acuerdo con Mayo Clinic, algunas personas experimentan problemas mínimos con un trasplante de médula ósea, mientras que otras pueden tener complicaciones graves que requieren tratamiento u hospitalización, y a veces, las complicaciones son potencialmente mortales.

“Sus riesgos particulares dependen de muchos factores, incluida la enfermedad o afección que lo llevó a necesitar un trasplante, el tipo de trasplante y su edad y estado general de salud.

Las posibles complicaciones de un trasplante de médula ósea incluyen: Enfermedad de injerto contra huésped (solo trasplante alogénico), falla de células madre (injerto), daño a los órganos, infecciones, cataratas, esterilidad, nuevos cánceres, muerte”, señala dicha clínica.

Es importante que sepas que antes de tu trasplante deberás someterte a varias pruebas para descubrir qué tipo de células de médula ósea necesitas y que los trasplantes demoran hasta una semana.


Con información de medlineplus.gov, healthline.com, mayoclinic.org, medicalnewstoday.com

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda