En agosto, 25 millones de estudiantes regresaron a clases bajo un entorno obesogénico, a pesar de los lineamientos establecidos sobre la venta de alimentos procesados en las escuelas, dijo Alejandro Calvillo, el director de El poder del Consumidor en la conferencia de prensa organizada por la misma asociación, la coalición ContraPESO y la Red por los Derechos de la Infancia en México.  

Actualmente 4 millones de niños y niñas en edad escolar tienen sobrepeso y obesidad. Las proyecciones recientes apuntan a que 1 de cada 2 niños va a desarrollar diabetes durante su vida si no cambian sus hábitos alimenticios, dijo Liliana Baena de El Poder del Consumidor.

Es por lo que dichas asociaciones hacen un llamado urgente al poder legislativo y al poder ejecutivo para reformar la Ley General de Educación y brindar a los niños entornos escolares saludables.

Cuida lo que comen tus hijos en la escuela; 1 de cada 2 tendrá diabetes 

Las cooperativas, comercios y máquinas expendedoras venden alimentos procesados que llevan a los niños a consumir 550 calorías durante la jornada escolar, lo que a su vez puede provocar el incremento de 5 kilos cada ciclo escolar.

(Foto: Pixabay)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ya hicieron un llamado al gobierno mexicano para prohibir la disponibilidad y publicidad de bebidas envasadas y productos empaquetados con alto contenido de sal, azúcar y grasa, así como cumplir con los lineamientos de venta y expendio de alimentos en escuelas.

Los lineamientos ya establecidos por la Secretaría de Educación Pública desde 2014 dictan entre otras cosas, que con excepción de los días viernes, solo está permitido vender frutas, verduras, leguminosas y agua simple. Los viernes solo se puede vender un alimento ultraprocesado.

7 de cada 10 escuelas venden frituras, comida rápida y dulces 

Esto aplica para todos los niveles de educación básica y es obligatorio para escuelas públicas y privadas. De incumplirse, genera una sanción de hasta cinco mil veces el salario mínimo. No obstante, según datos recabados por El Poder del Consumidor:

  • El 73% de las escuelas venden comida rápida
  • El 75% venden dulces
  • El 77% venden frituras
  • El 40% venden bebidas azucaradas
  • Asimismo, el 76% de las escuelas no tiene acceso a agua potable segura y gratuita

De igual forma, el 90% de las escuelas tiene puestos de comerciantes que venden comida chatarra antes y después del horario laboral, mismos que tampoco cumplen con los lineamientos establecidos.  Por esta razón, Liliana Baena consideró que el poder legislativo y ejecutivo han abandonado la regulación.

(Foto: Frrepik)

Para combatir la obesidad, se debe voltear a ver a las escuelas 

Por su parte, Doré Castillo, directora de la Coalición ContraPESO, advirtió que ningún esfuerzo por parte de las autoridades de disminuir el sobrepeso y la obesidad va a funcionar si no se atiende el problema de la venta de alimentos ultraprocesados en las escuelas.

Es por lo que hizo un llamado a que exista una reforma a la Ley General de Educación impulsada por el diputado Armando Contreras. Dicha legislación tiene que establecer la eliminación de la publicidad y venta de alimentos procesados en cualquier presentación y en cualquier tipo de establecimiento.

Asimismo, debe fomentar una alimentación saludable y sostenible que ponga en el centro la riqueza alimentaria de las regiones. También se pide que se de un seguimiento a las normas de etiquetado. “Cada dólar invertido en prevenir la obesidad puede generar un beneficio económico 6 meses mayor de acuerdo con la OPS”. 

SIGUE LEYENDO: