Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Tratar con sensibilidad al bebé la mejor forma de revertir el estrés

Un estudio investigó el efecto del cuidado materno en el impacto que tenía en los bebés el haber padecido estrés durante la gestación o ya nacido.

FERNANDO GUEVARADic 07, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
(Foto: Especial)

Lo + leído

No existe un manual para ser los mejores papás y los padres primerizos suelen tener muchas dudas en cómo deben tratar a su recién nacido, ahora una nueva investigación indica que tratarlos con sensibilidad es la mejor forma de revertir el estrés.

Los recién nacidos tienen la capacidad de generar una respuesta anticipada al estrés basado en las expectativas acerca de cómo sus padres les tratarán en un contexto determinado. Si bien situaciones estresantes en determinados momentos pueden ser beneficiosas para desarrollar estados de alerta y mecanismos de defensa, su recurrencia, a largo plazo, tendría efectos muy negativos en el desarrollo normal de los más pequeños.

Expertos en desarrollo infantil de Canadá realizaron un estudio que aseguraba que los menores de seis meses que se consideran privados del amor de su madre durante dos minutos aumentan sus niveles de cortisol, la hormona del estrés. Además, según comprobaron los investigadores de la Universidad de Toronto, los recién nacidos también se preocupan porque la situación pueda repetirse al día siguiente, lo que confirma que pueden recordar emociones no usuales.

Tratar con sensibilidad al bebé es la mejor forma de revertir el estrés

Un estudio publicado en la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry, investigó el efecto del cuidado materno en el impacto que tenía en los bebés el haber padecido estrés durante la gestación o ya nacido.

De acuerdo con los resultados de la investigación, en la cual participaron 94 madres con sus bebés, recibir un cuidado materno sensible tras el nacimiento, podría borrar en los recién nacidos algunos de los efectos negativos de haber experimentado estrés durante el embarazo.

Esta conclusión, es similar a la de otro estudio en el que los resultados mostraron que acariciar al recién nacido moderaba los efectos del estrés durante el embarazo.

(Foto: Especial)

El estrés de la mujer embarazada puede pasarse al bebé

Aunque todavía no se conocen los mecanismos por los cuales los estados de tensión maternales afectan al feto, se sabe que las hormonas de las respuestas de activación del estrés de la madre pasan al embrión a través de la placenta.

Diversas investigaciones han afirmado que los cambios en el ritmo cardiaco y la presión sanguínea provocados por el estrés durante el embarazo junto con la ansiedad crónica, se han relacionado con el ritmo cardíaco del feto. También se han asociado con un aumento del riesgo del bebé de desarrollar asma en la infancia.

Incluso un estudio reciente del King's College de Londres indica que las posibles consecuencias que podrían generar la ansiedad y la tensión vividas por la gestante son déficit de atención e hiperactividad.

Para saber más de...7 datos sobre el cerebro del bebé que quizá no conocías

El cerebro de un bebé:
Después del primer año de vida, el cerebro de un bebé ha duplicado su tamaño y para los cinco años, tendrá el 90% del volumen de un cerebro adulto pues los cerebros de los niños se desarrollan más rápido a esa edad que en cualquier otro momento de la vida. Además, pueden crear hasta un millón de conexiones neuronales por segundo.
Los primeros 2 años:
Para el correcto desarrollo de sus cerebros, es vital la conexión y el apego entre los padres e hijos. Si ésta es suficientemente buena, a los dos años el bebé habrá aprendido a formar relaciones de calidad; tener empatía y comprensión; saber divertirse y sentirse bien consigo mismo y tolerar límites, lo que significa que ya se le puede enseñar y educar.
Crea un impacto positivo en tu bebé:
La fundación Minderoo es una organización filantrópica que propone una iniciativa de cinco pasos para una infancia próspera. Plantean que para un desarrollo saludable se necesitan cinco cosas principales: conectar, hablar, jugar, un hogar saludable y una comunidad.
El desarrollo de tu bebé:
Para potenciar su desarrollo se proponen dos técnicas principales: La primera se llama “servir y devolver”: conecta, habla y juega con tus hijos. La segunda, “temprano y con frecuencia”: la cantidad de veces que debes hacer la primera técnica. Los primeros cinco años de vida del bebé son esenciales para su desarrollo físico y mental.
No es un juego de niños…
Jugar con tu bebé es una de las mejores cosas que puedes hacer por ellos porque construyes y fortaleces su relación, mejoras su salud mental y les enseñas habilidades vitales de la vida diaria como hacer amigos, presentar un examen, conseguir trabajo y hasta formar su propia familia algún día.
La ciencia detrás de los juegos.
Los juegos de imitación fomentan la empatía y la imaginación; los juegos de nombres ayudan a desarrollar el vocabulario y la atención e inclusive el juego de escondidas desarrolla la memoria y la confianza. La interacción y la relación positiva de los infantes con sus padres es primordial para formar a los adultos del futuro.
Bebés sin conexión ni apego:
Los infantes están programados para buscar conexiones significativas y el no recibirlas les genera un estado constante de estrés y confusión además les resulta difícil estar tranquilos porque no se sienten seguros y desarrollan problemas para confiar en las personas. Esos son solo algunos de los impactos negativos que el bebé va a tener que cargar de por vida.

¿Cómo evitar el estrés durante el embarazo?

No es fácil mantener un estado de relajación constante durante la gestación. La propia espera del parto puede causar ansiedad. Diferentes pruebas que se llevan a cabo durante el proceso, también provocan estados de nerviosismo en las mujeres.

Para mantenerte alejada del estrés durante el embarazo, es necesario en primer lugar encontrar lo que te lo provoca. También es fundamental mantener una dieta equilibrada, practicar ejercicio rutinario, evitar el alcohol y el tabaco, establecer comunicación con la familia, amigos y también descansar. Cuando sientas estrés consulta con tu médico y dile todo lo que te causa malestar.

Sigue leyendo: Consejos para relajar a tu bebé y duerma mejor

(Con información de: Bebés y más y Consumer)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda