Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Son seguras las vacunas covid en el embarazo?

Las embarazadas que desarrollan síntomas de covid tienen más probabilidades de enfermarse gravemente y perder la vida en comparación con las no embarazadas.

ADRIÁN AGUIRREAbr 22, 2021 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Foto en portada: pixabay

Lo + leído

Las mujeres embarazadas no fueron incluidas en las primeras investigaciones sobre las vacunas covid, por lo que todavía no hay muchos datos sobre las vacunas covid en el embarazo. Sin embargo, no todo son malas noticias.

Un estudio preliminar acaba de analizar la aplicación de las vacunas covid en el embarazo y los resultados se muestran prometedores.

Puedes leer: Lo que las mujeres deben saber de las vacunas covid, según expertos

Vacunas covid en el embarazo: ¿Son seguras?

Cabe resaltar que los hallazgos de esta investigación realizada con vacunas de Pfizer y Moderna todavía son preliminares y cubren solamente las primeras 11 semanas del programa de vacunación en Estados Unidos. Sin embargo, el New York Times destaca que el estudio, que incluyó reportes personales de más de 35 mil personas que recibieron una de las vacunas durante o poco tiempo después del embarazo, es el más grande que se ha hecho hasta ahora en la seguridad de las vacunas covid en el embarazo.

Un factor a considerar es que el coronavirus representa un riesgo muy serio durante el embarazo y que las mujeres embarazadas que desarrollan síntomas de la enfermedad son más propensas a enfermarse de gravedad y fallecer en comparación con las no embarazadas que presentan síntomas.

Debido a esto, informa el NYT, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han recomendado que las vacunas covid estén disponibles para las embarazadas, aunque también se sugiere que consulten a su médico de confianza cuando se encuentren tomando la decisión de aplicarse la vacuna.

La investigación sobre las vacunas covid en el embarazo fue publicada el 21 de abril del 2021 en The New England Journal of Medicine y en ella se puede leer que del 14 de diciembre de 2020 al 28 de febrero del 2021, los autores usaron datos del sistema de vigilancia “V-Safe after vaccination health checker” que es el registro del programa “V-Safe” para las embarazadas y el Sistema de Reporte de Eventos Adversos de las vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés), para caracterizar la seguridad inicial de las vacunas covid de ARNm en personas embarazadas.

También te puede interesar: "1 de 4 mamás embarazadas es positiva, aunque no tenga síntomas"

Sus hallazgos preliminares no han encontrado evidencia de que las vacunas Pfizer/BioNTech o Moderna representen riesgos graves durante el embarazo. No obstante, los investigadores mencionan que es necesario hacer un seguimiento más grande, incluido el hecho de seguir a un gran número de mujeres vacunadas al inicio del embarazo para poder informar los resultados maternos, del lactante y del embarazo.

“Esta investigación sobre las vacunas covid en el embarazo es sumamente importante para las mujeres embarazadas. El hecho de que no se hayan presentado eventos intensos en las embarazadas durante el transcurso del estudio es algo muy reconfortante”, concluyó el doctor y especialista en medicina materno-fetal de la Universidad de Pensilvania, Michal Elovitz para el NYT.

(Con información del New York Times)

Para saber más de...5 cosas sorprendentes que le pasan a tu cuerpo durante el embarazo

El sistema inmune cambia:
El sistema inmune de una mujer embarazada se comporta de una manera extraña que los científicos aún no descifran por completo ya que después de la implantación del embrión en el útero, el sistema inmune en vez de atacarlo como a cualquier cuerpo extraño, no lo hace. Se cree que es porque hay células inmunes que protegen al feto de otras células inmunes.
El útero crece y se cierra:
Para proteger al feto, el cuerpo crea un tapón antibacteriano de moco en el cuello del útero que no permite la entrada de gérmenes y se mantiene cerrado hasta que el bebé nace. A medida que el embarazo progresa, dos hormonas, la progesterona y la relaxina, provocan el estiramiento de los músculos para que el útero crezca libremente sin causar daño.
Menor capacidad pulmonar:
El diafragma es empujado a medida que el útero crece, lo que provoca falta de aire en las mujeres. Sin embargo, la progesterona entra de nuevo al rescate y sustituye la función del diafragma para hacer respirar a la mujer y así, tanto ella como su feto obtienen el oxígeno suficiente aunque con menor capacidad pulmonar.
Doble cantidad de sangre:
Además de que los riñones comienzan a producir una hormona llamada eritropoyetina, que aumenta la producción de glóbulos rojos (sangre), también retienen más agua y sales para aumentar el volumen de la sangre al doble. Por su parte, el feto crea su propio suministro de sangre con los nutrientes que obtiene de la madre.
El corazón trabaja horas extra:
Con toda esa nueva cantidad de sangre, el corazón tiene que trabajar más para poder bombearla toda y enviarla al cuerpo de la madre y la placenta del feto. Por ello la frecuencia cardiaca aumenta, lo que provoca que muchas mujeres embarazadas sufran complicaciones en el embarazo y el parto relacionadas con el corazón y la presión arterial.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda