La Organización Mundial de la Salud ha recomendado en una de sus nuevas guías que, en el caso de que nazca un bebé prematuro, se debe iniciar inmediatamente el contacto de piel con piel siempre que sea posible, antes de llevarlo a una incubadora.

(foto: freepik)

¿Cuándo se habla de un bebé prematuro?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que se considera prematuro a cualquier bebé que haya nacido vivo, pero que naciera antes de que se cumplieran 37 semanas de embarazo.

Al nacer estos bebés, que lo hacen antes de que el embarazo llegara a término (a las 39 semanas), suelen requerir de muchos cuidados especiales que le permitan sobrevivir, pues puede ser que no todos sus órganos o funciones vitales estén desarrolladas.

Por lo regular, para darles estos cuidados especiales y procurar su desarrollo, los bebés prematuros son llevados a una incubadora, que es un equipo médico que les ofrece temperatura y condiciones adaptadas a sus necesidades, como:

  • Temperatura (ya que es vital mantener cierto calor para su supervivencia).
  • Oxígeno.
  • Humedad.

(foto: freepik)

La OMS propone que luego de su nacimiento exista “piel con piel”

Si bien el llevar a los niños a la incubadora, donde permanecían durante semanas e incluso meses, era la primera acción a realizar para el cuidado de los bebés prematuros, la OMS ha dicho que antes es necesario hacer un contacto de piel con piel entre madre y bebé.

Este método es llamado método canguro, o cuidado materno canguro (KMC, por sus siglas en inglés), y ha sido indicado por la OMS en su nueva guía de Recomendaciones para el cuidado de los bebés prematuros o nacidos con bajo peso.

La OMS propone que el método canguro, que debe iniciarse inmediatamente después del parto, consiste en mantener un contacto de piel a piel entre la madre o un cuidador y el bebé, que además debe ser:

  • Continuo y prolongado.
  • Inmediato (dentro de las primeras 24 horas de vida).
  • Acompañado de lactancia materna.

(foto: unsplash)

El método canguro servirá como método preventivo

Para la OMS, el método de piel con piel puede funcionar dentro de los cuidados preventivos iniciales para los niños prematuros o que hayan nacido con bajo peso, ya que según informan contribuye a reducir riesgos de:

  • Muerte.
  • Baja de temperatura (hipotermia).
  • Infecciones.
  • Largos períodos en el hospital.

Si bien cualquier miembro de la familia puede realizar el método canguro, lo más recomendable es que sea la madre quien lo realice, ya que además puede beneficiar la lactancia.

(foto: freepik)

Para este método, se deben tener consideraciones

La Organización Mundial de la Salud remarca que para realizar el método canguro o el contacto piel con piel, es necesario tener en cuenta diferentes factores y consideraciones, entre ellos el estado del bebé:

  • De manera ideal, debe iniciarse inmediatamente, ya sea después del nacimiento o de una estabilización si es necesaria.
  • El contacto piel con piel no puede realizarse si el bebé no se encuentra estable (si está en shock, no respira o necesita ventilación mecánica).
  • Todo el tiempo se debe valorar la condición del bebé, incluyendo su ritmo cardíaco, respiración, color, temperatura y niveles de oxígeno.
  • El bebé debe mantenerse firmemente asegurado en el pecho de la madre, pero manteniendo la vía aérea libre
  • En casa se puede hacer el contacto piel con piel, siempre y cuando el niño no tenga signos de alerta.

(Con información de: Organización Mundial de la Salud.)