La dermatitis atópica suele ser frecuente en niños pequeños, y además puede ser más complicado controlarla. Sin embargo, existe una serie de consejos que serían útiles para tratar la dermatitis atópica, principalmente en los bebés y niños pequeños.

(foto: freepik)

La dermatitis atópica en pequeños

Los niños y los bebés (de entre 2 y 6 meses), suelen ser los más afectados por la dermatitis atópica, ya que es en ellos en quienes se presenta de forma más común, informa Medline Plus, y suele ser más complicado controlarlo.

Esta enfermedad es considerada un trastorno de la piel, que no tiene cura y puede ser de larga duración (es decir, es crónica), provocado por una respuesta hipersensible ante un detonante, similar a una alergia.

La dermatitis atópica suele caracterizarse por síntomas como:

  • Erupciones en la piel 
  • Comezón
  • Descamación 

(foto: freepik)

5 consejos para cuidar la dermatitis atópica

La dermatitis atópica no tiene ningún tipo de cura específica, ya que se trata de un padecimiento crónico, pero se ha visto que esta puede ir mejorando o desapareciendo conforme el niño va creciendo.

A pesar de esto, existen una serie de acciones que, si bien no pueden curar la enfermedad, sí tienen la capacidad de brindar alivio, e incluso prevenir brotes o complicaciones de la dermatitis atópica, principalmente en los niños pequeños, en quienes puede ser difícil controlar.

  1. No bañar al niño todos los días: esto podría resecar su piel y aumentar el riesgo de que la piel se inflame. Lo recomendable es bañarlo de 2 a 3 veces a la semana.
  2. Cuidar y evitar los detonantes: es necesario evitar exponer al niño a las cosas que causan los episodios de dermatitis, como falta de humedad o temperatura excesiva.
  3. Evitar el rascado: rascarse puede generar lesiones que aumentan los riesgos de infección.
  4. Seleccionar correctamente el jabón: se ha visto que los jabones que tienen un pH un poco ácido son útiles para proteger la piel y la grasa que la cubre; es necesario también seleccionar productos que no tengan agentes que puedan irritar.
  5. Evitar el frotar de la piel: lo más necesario es evitar lesionar la piel, por lo que frotarla al secarla, al ducharlo, o incluso con alguna prenda de ropa (hecha de lana, por ejemplo), podría desencadenar un brote.

(foto: freepik)

¿Puede haber complicaciones por la dermatitis atópica?

Stanford Medicine responde que sí, es posible que una dermatitis atópica que no se trate o atienda de manera correcta, puede tener diferentes complicaciones para aquellos que padecen de esta.

Las complicaciones más frecuentes por una dermatitis atópica son:

  • Engrosamiento de la piel.
  • Infección de la piel, principalmente bacteriana (debido a las lesiones que causa rascarse).
  • Inflamación de la piel.

Además de estas, también se ha visto que existe otro tipo de complicaciones, como que la piel se vuelva más fina y frágil como consecuencia del uso de cremas con esteroides; en otros casos, pueden presentarse problemas para descansar y dormir bien debido a la picazón.

(Con información de: Bebés y Más, Asociación Española de Pediatría, Stanford Childrens Health, Medline Plus.)