Si alguna vez te has preguntado qué causa pubertad precoz, la respuesta puede estar en tus manos (literalmente).

Investigadores en Turquía encontraron que el tiempo excesivo frente a la pantalla del teléfono inteligente está relacionado con el inicio temprano de la pubertad. ¿Por qué? Aquí te lo decimos.

¿Cuáles son las causas de la pubertad precoz?: el teléfono puede ser una de ellas

Mayo Clinic define la pubertad precoz como el momento en el que el cuerpo del menor se empieza a convertir en el de un adulto demasiado pronto.

Los síntomas de la pubertad precoz, indica la Clínica Mayo, son los siguientes:

  • Olor corporal como el de un adulto
  • Primer periodo menstrual y crecimiento de los senos en las mujeres
  • Crecimiento del pene y los testículos en varones
  • Agrandamiento de vello facial
  • Aumento de la gravedad de la voz
  • Vello púbico o en axilas
  • Crecimiento acelerado
  • Acné

La investigación sobre el vinculo entre la luz azul de los smartphones y la pubertad precoz fue presentada durante la 60ª Reunión Anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica.

En el estudio se vio que las ratas expuestas a luz azul tuvieron un inicio más temprano en su pubertad, niveles reducidos de melatonina, niveles altos de hormonas reproductivas y alteraciones físicas en ovarios.

Se sabe que estar mucho tiempo expuestos a la luz azul emitida por los aparatos electrónicos (como celulares, computadoras o tablets), puede afectarnos de forma importante, y alterar más de una función en nuestro organismo.

Una de estas son los daños en la piel, ya que puede impactar de manera directa en el colágeno y la elastina, que son dos componentes muy importantes para mantener la firmeza y elasticidad en nuestras caras.

“Encontramos que la exposición a la luz azul que es suficiente para alterar los niveles de melatonina, también puede repercutir en los niveles de hormonas reproductivas y provocar pubertad precoz en nuestro modelo de roedor. Además, cuanto más larga es la exposición, más temprano es el inicio”, indicó la autora principal, Aylin Kilinç Ugurlu.