Pocos padres lo saben, pero los besos son esenciales en el desarrollo emocional de los niños, especialmente aquellos que se dan previos a la hora de dormir. Si quieres saber más, te decimos por qué es tan importante dar un beso de buenas noches a los niños.

Los besos son una forma de mostrar afecto, protección, consuelo y conexión y hay muchas razones para volverlos una prioridad al acostar a los pequeños.

(Foto: Pexels) 

Dar un beso es un gesto sencillo pero que muchas veces dejamos olvidado a pesar del significado emocional que tiene. Así que, si ya dejaste de apapachar a tus hijos con besos o peor, solo le dices buenas noches, esta información te interesa.

Dar un beso de buenas noches a los niños

Los besos de mamá y papá son muy significativos en los niños, pues son el mejor consuelo y causan confort casi de manera inmediata. También favorecen el bienestar cuando las cosas no van bien, especialmente si hay tristeza y frustración.

Por ello, es importante que los niños no se vayan a la cama sin su beso de buenas noches, pues es una de las mejores formas de conectar con ellos tras un día largo de trabajo, al mismo tiempo que brinda amparo, refugio y calma en los pequeños.

(Foto: Pexels) 

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo sobrellevar la crisis de los 7 años en niños

Cuando un niño duerme después de un beso de buenas noches de sus padres tiene muchos beneficios, como:

-Fortalecer la autoestima y confianza

-Sentirse querido e importante

-Sensaciones placenteras y de bienestar

-Facilidad para conciliar el sueño

-Mejor descanso 

Beneficios del beso de buenas noches perduran hasta la edad adulta 

Eso no es todo, un estudio publicado en el Journal of Epidemiology & Community Health llegó a la conclusión de que las personas que habían disfrutado de más afecto de sus padres en la infancia, tenían niveles más bajos de angustia y ansiedad en la etapa adulta.

Claro, el beso de buenas noches debe estar acompañado de otras muestras de afecto como un ‘te quiero’, que es otro de los indispensables para la autoestima y el correcto desarrollo de los niños

(Foto: Pinterest) 

De ser posible, se debe aprovechar el momento del beso de buenas noches para tener tiempo de calidad juntos, así que se recomienda utilizar esta rutina para leer un cuento con el pequeño, establecer una conversación para saber cómo le fue en su día día o simplemente recordarle que estás  ahí para ayudarle en cualquier problema que pueda tener.

En definitiva, no hay mejor forma de terminar el día que con un beso de buenas noches, ya que hay muchas ventajas en la salud y también a nivel emocional, principalmente una conexión más profunda, tranquilidad y confianza.

SIGUE LEYENDO: 5 señales de que un niño necesita más amor 

(Con información de Bebés y más, Ser Padres)