La niñez es la etapa de vida en la que se definen muchos aspectos de la personalidad de un adulto. Los niños son esponjas que están sumergidas en un mar lleno de estímulos que ellos convierten en pensamientos y conductas.

Cuando vemos al niño convertido e adolescente tratando de imitar la apariencia de un cantante o un youtuber, creemos que es momento de inculcar la aceptación de su apariencia, sin embargo, puede ser demasiado tarde.

Existen investigaciones que indican que la formación de la percepción corporal y aceptación social de ésta, se dan en los primeros años de vida. Cualquier comentario, positivo o negativo se acumula con un efecto potente.

¿Por qué no debemos decirle a los niños que son bonitos?

Las consecuencias de las críticas o elogios son creencias e inseguridades que difícilmente cambiarán en el futuro del niño. Los ideales corporales reflejan la experiencia de los niños.

(Foto: Freepik)

Un estudio puso en evidencia que niños entre 3 y 5 años asocian la obesidad con rasgos negativos como la torpeza o la antipatía. En niños mayores se observó que estos prejuicios eran más marcados, demostrando que estas ideas fueron aprendidas y reforzadas.

Las niñas reciben mayor influencia de las opiniones de su madre y los niños de su padre, sin embargo, no son los únicos que los afectan. Se sabe que los mensajes de los padres pueden contrarrestar los efectos del exterior.

Cuidado con las burlas

Las bromas pueden parecer inocentes pero sus efectos en los niños pueden ser graves. Un estudio arrojó que el 23% de los participantes fueron objeto de burla de sus padres por su apariencia y 12% por su sobrepeso.

También se observó que aquellos que recibieron burlas de sus padres, sentían insatisfacción corporal. Si la burla provenía de la madre, padecían depresión.

Estas bromas sobre el peso provocan trastornos de la imagen, alimenticios y un funcionamiento psicológico deficiente. Asimismo, se traducen en estereotipos sobre personas gordas y acosos relacionados con el peso.

(Foto:Freepik)

Cómo formar una imagen corporal positiva

Si un padre se preocupa por su imagen corporal, está enseñando a su hijo que la apariencia física es importante. Lo niños creen que su valor social depende de su imagen y los medios de comunicación refuerzan la idea.

Sigue estos consejos para evitar distorsionar la imagen corporal en un niño:

  • No hacer comentarios, positivos o negativos, sobre imagen corporal
  • Fomentar que los niños valoren sus talentos y habilidades por sobre cómo se ven
  • Trabajar en la propia autoestima y autopercepción porque las inseguridades se contagian a los hijos
  • Inculcar el ejercicio como una forma de autocuidado y bienestar, no para la pérdida de peso
  • No etiquetar alimentos como buenos o malos para no estigmatizar golosinas y crear culpa al comerlas
  • Limitar el uso de redes sociales a los niños

SIGUE LEYENDO:

(Con información de BBC)