Sofía, de 26 años, vivirá su primera Navidad con 4 meses de embarazo y explica que si bien es muy emocionante el hecho de estar embarazada en Navidad, también pueden surgir muchos otros sentimientos, como la preocupación y el miedo.

“Me ilusiona mucho poder compartir este momento con mi familia y mi pareja, que va a ser inolvidable, pero también me preocupa hacer algo que pueda hacerle daño al bebé, porque usualmente no te explican cómo se debe actuar en estas fechas”.

Sofía cuenta que esta preocupación incluso se transmite y se vive en sus familiares más cercanos, y no duda que le ocurra a muchas mujeres que vivirán una primera vez embarazadas durante Navidad.

(foto: freepik)

En la cena navideña sí se deben evitar ciertos alimentos

Para Sofía, la mayor confusión radica en el tema de qué sí y qué no puede comer, pues ella misma se considera una ferviente fan de los platillos típicos navideños, pero desconoce si le será posible comer como acostumbra o si debe haber cambios.

La experta en Nutrición para el Desarrollo Infantil y Experta en Salud Global, Diana Ancona, explica que durante estas fechas, lo más importante a la hora de la cena y las comidas de la temporada navideña es:

  • Cuidar la alimentación, ya que puede ser una temporada que se caracteriza por estar llena de muchas comidas y platillos, que no siempre se recomiendan en el embarazo.
  • Optar por consumir platillos hechos en casa y no comprados, ya que así se pueden reducir los riesgos de tener infecciones gastrointestinales;
  • Lo mismo puede ocurrir con ensaladas, por lo que es mejor no comerlas.
  • Se tienen que evitar los platos que contengan alimentos crudos o que contengan mariscos, fundamentalmente el atún blanco, pues estos están poco indicados en las embarazadas debido a que pueden contener mercurio u otros contaminantes que podrían afectar al bebé.


(foto: Diana Ancona Wellness)

Y aunque hay prohibiciones, también hay alimentos aconsejables

Para Ancona, no todo es prohibición en estas fechas e indica que existen alimentos de los cuales las embarazadas sí pueden disfrutar, aunque entiende que esto puede implicar ciertos cambios o hacer las cosas diferentes a lo tradicional.

Para la experta, existen recomendaciones básicas a la hora de elegir los alimentos para los platillos navideños, y que deben ser seguidos por las embarazadas en esta Navidad:

  • Los productos que se coman deben estar siempre bien cocidos para evitarse problemas.
  • Si se comen quesos o productos similares, no elegir los que sean frescos o no pasteurizados.
  • Se tiene que comer muchas frutas y verduras, preferentemente de hoja verde, ya que son las más adecuadas por su aporte nutricional.
  • Hay que cuidar que en la dieta y procurar alimentos en los platillos que aporten suficiente hierro y calcio, además de otros nutrientes, ya que son indispensables en el embarazo.
  • Si se disfruta de comer pescado para la cena, los mejores son el salmón y el bacalao, incluso las sardinas, pero siempre se procure una adecuada preparación.

(foto: unsplash)

“He escuchado muchas veces que no pasa nada si te tomas un traguito o una copita, principalmente para brindar, incluso mis amigas me han dicho que es posible, pero aún me surgen dudas”

Sofía expresa que una de sus mayores dudas gira entorno al tema del alcohol, principalmente a la hora del brindis que, según detalla, se trata de un momento importante de la celebración familiar, y del cual no quiere ser excluida.

La experta en salud global comenta que por ningún motivo las embarazadas deben de ingerir alcohol, puesto que si bien algunas personas consideran que por un traguito o una copa no sucede nada, no está comprobado que así sea.

Ella sugiere que, en caso de querer brindar con la familia, se opte por las opciones que no contengan alcohol y que puedan encontrarse en el mercado, como los espumosos; esto ayudará a que las embarazadas no se sientan ajenas a la convivencia, pero mantendrán seguridad en relación a su bebé.

“En cuanto a bebidas, tampoco se recomienda que tomen mucho café, por más cansadas que se sientan, ni tés o bebidas herbales que no conozcamos, ya que no sabemos qué efectos pueden tener en nuestro embarazo”, asegura la especialista.


También informó que es muy importante que las mujeres embarazadas ingieran suficientes líquidos y se mantengan bien hidratadas.

(foto: freepik)

Se debe tener mucho cuidado con los desvelos y los carbohidratos

Para la experta en salud global, es muy importante que las embarazadas tengan en cuenta que es sumamente necesario el descanso, tanto físico como mental, pues una embarazada agotada puede sentirse muy incómoda y podría no disfrutar de la festividad como se debe.

Las embarazadas deben evitar desvelarse lo más posible, ya que hacerlo no solo incrementa su necesidad de cafeína (que obviamente está prohibida), también puede abrir el deseo y el impulso de tener “atracones” de comida, que están sumamente contraindicados.

“Es muy importante que las embarazadas no consuman demasiados carbohidratos, hay que cuidar su ingesta, ya que estos pueden aumentar los riesgos de diabetes gestacional”, agregó.


En general, informa la experta, las embarazadas pueden celebrar estas fechas sin ningún inconveniente, solo es necesario que realicen algunos ajustes a sus dietas y a sus planes, pues tienen que tener particular cuidado para no dañar la salud del bebé u ocasionar problemas como partos prematuros.

Lo más importante también es contar siempre con el apoyo y la consejería de especialistas, como el ginecólogo encargado del embarazo, ya que puede dar las recomendaciones más adecuadas para cada caso.

(foto: Diana Ancona Wellness)