La pandemia por covid-19 provocó, entre muchas cosas, el cierre de las escuelas, lo que a dos años de la pandemia ha provocado un impacto negativo en las destrezas cognitivas y motrices de los niños en edad preescolar, según un estudio difundido este miércoles por la Universidad de la República, en Uruguay.

El análisis, distribuido por la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil, muestra los efectos dañinos de la pandemia de covid-19 en los niños más jóvenes. Alejandro Vázquez, codirector del Centro Interdisciplinario de Cognición para Educación y Aprendizaje expresó que la lectura y las matemáticas representan logros académicos importantes que pudieron ser difíciles de compensar en la casa por requerir una enseñanza experimentada. 

Las pérdidas de destreza fueron afectadas de distinta forma, sin embargo, los mayores déficit se dieron en las destrezas motrices, el lenguaje y las matemáticas, afirmó Alejandro Vázquez. 

(Foto: Unsplash)

Niños presentan deficiencias en habilidades cognitivas y motrices por pandemia

En la investigación se compararon dos grupos de niños uruguayos de 4 a 6 años de edad. Uno de los grupos con 34 mil 555 niños había asistido a clases preescolares entre 2018 y 2019, antes de la pandemia, y el otro incluyó 30 mil 158 menores que asistieron al preescolar durante 2019 y 2020. En el estudio, los niños fueron evaluados por maestros dos veces en las aulas de 4 años de edad, y una vez al final del curso de 5 años. 

Además del impacto negativo en las destrezas cognitivas y motrices, los niños de 5 años mostraron un cambio en sus actitudes hacia el aprendizaje, señaló la investigación. Asimismo, la obligación de permanecer en casa provocó una disminución drástica en la actividad física de los infantes, lo cual da razón del desarrollo insuficiente de las destrezas motrices

También se encontró que las deficiencias eran más notorias en niños de escuelas menos o poco privilegiadas. De igual forma, los niños de 4 años que antes del experimento ya mostraban dificultades académicas, presentaron una pérdida mayor en el desarrollo durante la pandemia

Los investigadores agregaron que “las destrezas cognitivas durante la transición del preescolar a la escuela primaria son indicadores de los logros académicos más adelante.” Sin embargo, concluyen, los resultados pueden servir para contribuir a cambios en las políticas públicas, enfocándose en intervenciones a los niños en mayor riesgo. 

(Foto: Elizabeth Ruiz/Cuartoscuro)

En 2020, 5.2 millones de estudiantes abandonaron la escuela en México

Por su parte la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación de México, realizó un documento sobre el impacto de la pandemia en niños y niñas y encontró que el confinamiento, las restricciones a la movilidad, la suspensión de clases y otros factores han provocado afectaciones graves en la población infantil.

Entre las que menciona se encuentran:

  • Afectaciones en las etapas de desarrollo y salud mental por falta de convivencia comunitaria y por segregación social
  • Afectación en su proyecto de vida por la deserción escolar y por el incremento de la desigualdad.
  • Vulnerabilidad ante la violencia familiar, el incremento en homicidios y embarazos en menores de edad

Además se menciona que 5.2 millones de estudiantes no se inscribieron en el ciclo escolar 2020-2021, por causas relacionadas con covid o por falta de recursos y 3 millones de éstos, son niños y niñas.

En el ciclo escolar 2020-2021 estuvieron matriculados en el sistema escolarizado 35.6 millones de niñas, niños y jóvenes en los distintos tipos, niveles y servicios educativos. Pero la matrícula de educación básica se redujo 2.6%; educación media superior 3.1% y educación superior 0.8%.

(Foto: Elizabeth Ruiz/Cuartoscuro)

Menos educación, más violencia 

El aumento en la violencia familiar alcanzó máximos históricos durante la pandemia pues de marzo a junio de 2021, se registraron máximos históricos. Durante el primer semestre de 2021, se registraron 129 mil 20 carpetas de investigación por violencia familiar, lo que representa un aumento del 24% respecto al mismo periodo del año anterior revirtiendo la tendencia descendente en el delito.

En 2020, el 75.78% de las lesiones ocurrieron en el hogar. En el 73.29% de los casos, la persona responsable tenía algún parentesco con la víctima. El 81.6% de las víctimas fueron niñas y adolescentes mujeres.

La subsecretaria menciona algunas acciones para revertir tal impacto negativo, entre las que destacan abrir los espacios de convivencia y educativos, el regreso a clases  y abrir los espacios públicos, bibliotecas y museos.

Sigue leyendo: 

Con información de: EFE y Secretaría de Gobernación