Como padres de familia y no precisamente primerizos, seguramente por la noche te has enfrentando a un episodio en donde tu hijo o hijos no paran de toser y como resultado nadie puede dormir.

A veces ellos, consiguen dormir por ratos, pero tu como madre y padre, claro que no logras conciliar el sueño por la preocupación.

Tanto mamás como papás se han cuestionado si realmente hay algo milagroso para eliminar la tos nocturna en los pequeños. 

¿Qué es la tos en niños?

Por si no lo sabias la tos es un mecanismo de defensa que permite movilizar las secreciones respiratorias. Evita que sustancias no deseadas o mejor dicho cuerpos extraños lleguen al sistema respiratorio.

El toser es una reacción natural que presenta el organismo, otro ejemplo sería, toser para tratar de vencer un broncoespasmo, estrechamiento de los bronquios, que dificulta la salida o la entrada de aire.

La mayoría de los niños que presentan tos la tendrán debido a un problema agudo, pero, en algunos casos, la tos persiste más de tres semanas y hablamos de tos crónica.

¿Por qué tose una niña o un niño?

Lo más frecuente es una tos aguda por infección de vías aéreas superiores, es decir, un catarro o resfriado.

Con mucha menos frecuencia, la tos puede deberse a una infección de vías aéreas inferiores provocando la neumonía o la bronquiolitis, a un broncoespasmo o crisis asmática, a una aspiración de cuerpo extraño o a una alergia.

También se puede toser por reflujo gastroesofágico o por irritantes como el humo del tabaco.

Las niñas y los niños pequeños pueden tener entre ocho y diez catarros al año, por lo que a veces estos episodios de tos pueden superponerse y durar más.

Foto: Freepik

¿Por qué mi hijo tose más en la noche?

Existen diversas razones que hacen que una niña o un niño tosa con mayor frecuencia durante la noche y esto se debe por la simple posición en la que esta acostado o recostado. Aquí el flujo nasal gotea hacia atrás, nombrado goteo post nasal, y desencadena la tos para proteger a las vías respiratorias.

Además, al tener la nariz taponada o tapada la respiración la ejercemos por la boca, así se nos irrita más la garganta y tosemos por la resequedad presentada. Por otro lado, la respiración cambia cuando estamos acostados y esto puede acentuar la tos.

Otro factor que también influye es el silencio de la noche, en el que todo se oye más y solamente pensamos en poder dormir por la tos del pequeño. 

Además, existen patologías como la laringitis o el asma en las que característicamente se hace presente y más por la noche la tos.

¿Qué se puede hacer para poder parar la tos nocturna que no cesa?

Para poder frenar la tos en niños es importante que sepamos cuál es la causa.

  • Broncoespasmo o una crisis de asma. Si la tos es debida a esto, deberemos administrar un broncodilatador. Los broncodilatadores conocidos como agonistas beta-2 adrenérgicos actúan relajando el músculo liso bronquial y son medicamentos muy importantes en el tratamiento del asma bronquial. Pueden utilizarse tanto para los síntomas agudos de asma como en el tratamiento a largo plazo.
  • Neumonía. Si la tos es por este padecimiento, el médico podría recetar un antibiótico. Los antibióticos son medicamentos que combaten infecciones causadas por bacterias en los seres humanos, ya sea matando las bacterias o dificultando su crecimiento y multiplicación. 
  • Cuerpo extraño, tendremos que extraerlo. Acudir rápidamente a un especialista es lo recomendable, así ya haya sido extraído.

Foto: Freepik

  • Laringitis. Al presentarse inflamación de la laringe que ocasiona una tos seca por la noche, el tratamiento, si es necesario, será un antiinflamatorio corticoide. Los corticosteroides se utilizan para tratar la artritis reumatoide, la enfermedad intestinal inflamatoria, el asma, las alergias y muchas otras afecciones. Estos medicamentos también ayudan a suprimir el sistema inmunitario para prevenir el rechazo de órganos en los receptores de trasplantes.
  •  Alergia, un antihistamínico. En este caso todo siempre debe de prescribirlo el médico. El antihistamínico es un tipo de medicamento que bloquea la acción de la histamina, sustancia que puede causar fiebre, picazón, estornudos, mucosidad nasal y lagrimeo. Los antihistamínicos son utilizados para prevenir la fiebre en los pacientes que se someten a transfusiones de sangre y para el tratamiento de alergias, tos y resfriados.

¿Qué podemos hacer para poder parar la tos en caso de que sea por una infección respiratoria?

  • Medidas posturales. Funciona y a cualquier edad se puede llevar a cabo, al estar acostado los pulmones pueden ser ligeramente presionados por la simple postura y al encontrarse las fosas nasales obstruidas se recomienda incorporarnos para toser menos.
  • Debes poner a tu hija o hijo semi incorporado, colocando algo debajo del colchón tipo camilla. Recuerda, los pediatras recomiendan que hasta los dos años de edad no se recomienda que utilicen almohada los bebés para que se levante el tronco.
  • Lavados nasales. Funciona y a cualquier edad se puede llevar a cabo, hacer un buen lavado nasal, elimina la mucosa y la nariz goteará menos.
  • Beber agua también ayuda a limpiar las secreciones nasales.
  • Remedios caseros. Respecto a los remedios caseros, pocos han demostrado su eficacia. Sin embargo, sí hay estudios que avalan a la miel o la cebolla morada como remedio para la tos.

La Academia Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud sugieren:

  • La miel como posible tratamiento de la tos nocturna, una pequeña cantidad de miel de 2.5 a 5mililitros o una cucharada directamente o bien diluida en agua caliente, siempre en mayores de un año, los menores de un año no deben tomar miel por el riesgo de botulismo.

De acuerdo con información de la OMS, la ingesta de líquidos calientes sí podría mejorar los síntomas del catarro, así como la cebolla morada que, a diferencia de la cebolla blanca, es más dulce por lo que te permite agregarla en todas tus recetas favoritas, además ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes.

Entre las principales propiedades de la cebolla morada destaca su contenido en glucoquinina, una sustancia considerada la insulina vegetal. Su contenido en azufre tiene un efecto depurativo y su aceite esencial tiene propiedades bactericidas y fungicidas. Además de estos dos remedios caseros recomiendan aumentar la ingesta de líquidos.

Foto: Freepik

Desafortunadamente, no hay un medicamento que la pare inmediatamente la tos a tu hija o hijo y que todos en el núcleo familiar logren conciliar el sueño. Los antitusígenos, medicamentos que disminuyen o paran la tos, no han demostrado científicamente su eficacia y, por el contrario, tienen muchos efectos adversos.

Es por ello que los pediatras rara vez los prescriben. Además, muchos están contraindicados en los menores de dos años o incluso en la infancia.

(Con información de la Academia Americana de Pediatría y la Organización Mundial de la Salud)