De ser un periodo de plenitud y crecimiento en el ciclo de la vida de cada mujer, la menopausia se puede tornar en algo tormentoso y alarmante cuando se presenta a los veinte años de edad.

Cualquier forma de menopausia antes de los cuarenta años es denominada como Insuficiencia Ovárica Primaria, POI, por sus siglas en ingles.

Sus causas aún no son conocidas y las mujeres que sufren de este padecimiento, POI, pueden experimentar síntomas hasta que tengan cincuenta años. En Reino Unido una de cada cien mujeres se ve afectada por esta condición, también llamada menopausia prematura.

Foto: Canva

Además, por si no lo sabías, una forma temprana de aparecerse es cuando el climaterio, el cual es el encargado de establecer la transición de la vida reproductiva a la no reproductiva, se presenta de los 40 a los 45 años.  

Esto debido a que casi siempre la mayoría de las mujeres manifiesta los síntomas de la menopausia en un rango de los 48 a los 52 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas particulares de la menopausia?

Los síntomas presentes en la menopausia varían dependiendo del organismo, estos pueden presentarse o muy intensos o, por lo contrario, muy leves. Los más característicos y a los que cada mujer debe prestar atención son:   

  • Bochornos.
  • Sudoraciones nocturnas.
  • Cambios en la libido y el estado de ánimo.
  • Resequedad vaginal, cabello y piel.
  • Dolores articulares.
  • Infecciones en vías urinarias.

En el POI o la Insuficiencia Ovárica Primaria no está del todo claro el por qué los ovarios no funcionan en las mujeres afectadas. Lo cierto es que puede ser causado por condiciones autoinmunes, trastornos cromosómicos, cirugía en el útero o los ovarios.

Además de las consecuencias físicas como el no producir el suficiente estrógeno y progesterona, hormonas que rigen el ciclo menstrual, el impacto psicológico de dicho diagnóstico puede ser devastador. No todos los casos pueden recibir tabletas de Terapia de Reemplazo Hormonal, TRH.

Más allá de alteraciones hormonales

Se habla de menopausia cuando el periodo menstrual está ausente por más de doce meses consecutivos, aunque el desajuste hormonal que genera es mínimo en comparación con las alteraciones en el metabolismo de la glucosa, afectación hepática y osteoporosis.

Durante la menopausia se recomienda mantener una dieta baja en grasas saturadas y reducir los carbohidratos. Lo más importante es que las mujeres que están en este proceso realicen ejercicio cardiovascular y de fuerza muscular.

(Con información de la BBC, UNAM)