Ponerles aretes a las bebés de unos pocos meses de vida es casi una tradición, sin embargo, también genera controversia. Por ello, en los siguientes párrafos te diremos todo lo que debes considerar antes de ponerle aretes a tu bebé.

No es lo mismo ponerle aretes a una niña grande que a una bebé, por lo que es necesario tomar en cuenta cosas como los métodos para perforar la oreja, los tipos de arete y la edad de la pequeña. 


(Foto: Pixabay) 

Lo que debes tener en cuenta antes de ponerle aretes a tu bebé

Carla Quintana, matrona y especialista en la colocación de aretes en recién nacidos y bebés, sugiere los factores que todo padre debe tomar en cuenta antes de ponerle aretes al bebé:  

1. Métodos

Perforar con el propio pendiente. Este método es muy antiguo y de hecho, los aretes podían ponerlos las propias enfermeras o matronas en los hospitales. Pero no es muy higiénico y es impreciso, pues el agujero se hace a pulso y sin considerar la anatomía de la orejita.

Perforar con una pistola. Es el método más utilizado actualmente, consiste en emplear una pistola que perfora el lóbulo de la oreja mediante una aguja que se inserta a presión. La desventaja es que también es impreciso, porque la pistola es muy grande para una oreja muy pequeña. Además, hace un ruido fuerte que asusta a la pequeña.

Perforar con una aguja. El principal inconveniente de este método para poner aretes a bebés es que requiere tiempo para poner el arete y ajustarlo correctamente, pues consiste en que al perforar el lóbulo, un tubito se queda dentro y el pendiente se introduce y desliza a través del mismo.

(Foto: Pixabay) 

Perforar a presión. Con este método, se perfora el lóbulo del bebé mediante un aparato a presión y sin motor, como una engrapadora. Tiene muchas ventajas, como ser pequeño, adaptarse a la orejita de la bebé y dar mejor precisión. 

2. Edad de la bebé

Existen muchos mitos acerca de la mejor edad para perforar las orejas de una bebé, pues se cree que debe ser al menos a los tres meses para que se pongan los aretes con mayor precisión, mientras que otros aseguran que se debe esperar a que tenga más edad.

Lo ideal, según recomienda el portal Bebés y más, es hacerlo en las primeras semanas o incluso días de vida.

Esto se debe a que el lóbulo de la oreja es más fino y fácil de atravesar en esa etapa, pues con el tiempo, la zona se va endureciendo. Además, la bebé se mueve menos y es fácil perforar sin incomodarla demasiado.

No obstante, Quintana puntualiza que tampoco es una ley que deba hacerse en este momento, lo importante es que los padres estén convencidos con la decisión. En realidad, los aretes pueden ponerse en cualquier momento.

3. Material de los aretes

Antes de perforar las orejas de tu bebé también debes considerar la calidad de los aretes que le vas a poner. Se deben utilizar aretes hipoalergénicos de acero quirúrgicos, pues evitan reacciones alérgicas en la delicada piel de la bebé y favorecen una cicatrización rápida.

(Foto: Pinterest) 

Los aretes de oro o plata pueden causar alergias y facilitar el desarrollo de infecciones en la zona. Además, cierran con un sistema de rosca que no queda bien apretado y se afloja con el baño o el roce de la ropa.

Opta por aretes hipoalergénicos con cierre de seguridad a presión que evita que el arete salga accidentamente.

4. Prioriza el bienestar de tu bebé

La prioridad al ponerle aretes a tu bebé siempre debe ser su bienestar, así que procura que esté relajada y tranquila.

Recuerda que tú debes adaptarte a sus necesidades y no al revés. Evita inmovilizarse la cabeza o causarle tensión. En el proceso la bebé siempre debe estar cómoda, confiada y tranquila. Acude siempre con profesionales especializados en el tema. 

(Foto: Pixabay) 

Ahora que ya sabes todo lo que debes tomar en cuenta al ponerle aretes a tu bebé, puedes tomar una mejor decisión en la que tu pequeña esté en calma y sin estrés.

(Con información de Bebés y más)

https://www.sumedico.com/trivias/sabes-cual-es-la-importancia-de-interactuar-con-tu-bebe-en-sus-primeros-anos/341414