El autocuidado durante la maternidad y paternidad, dicen expertos en salud mental, es la mejor manera de evitar que esta etapa de la vida se transforme en algo caótico y agotador.

Además, procurar cuidar de ellos, ayuda a que los padres y madres no se descuiden, ni física, ni mentalmente, y no se desconecten de la persona que eran antes de tener hijos.

(foto: unsplash)

¿Por qué es importante que las madres y padres también cuiden de ellos?

La Fundación Ideas para la Infancia, de Chile, explica que el autocuidado parental es la misión de cuidarse a uno mismo, creando un espacio en el cual existe la posibilidad de crear un tiempo personal que es necesario para cuidar la salud, tanto física como mental, sin olvidar las obligaciones de padre o madre.

Esta estrategia de cuidarse, permite que los padres puedan reponer energías, cargar sus pilas y reconectarse, evitando, como explica Pyschology Today, un sentimiento de burnout o agotamiento por la paternidad, que puede llevar a:

  • Estrés.
  • Despersonalización.
  • Desgaste emocional.

El autocuidado en los padres, además, es útil para que los niños puedan ir aprendiendo lo que es cuidarse a sí mismos, procurando sus necesidades. Les enseña, además, a escuchar lo que su cuerpo o mente soliciten, y puede ser útil para que aprendan a entender que otros también tienen necesidades, explica Lane Kids.

Si los padres cuidan de ellos mismos, serán capaces de poder cuidar a sus hijos de la forma más óptima posible, ofreciendo lo necesario para el correcto desarrollo mental, emocional e intelectual del niño, ya que según explica First 5 California, podrás ser un padre o madre sano, feliz, presente y amoroso.

(foto: unsplash)

¿Qué hacer para cuidar de ti?

El Centro Clay para Mentes Jóvenes y Sanas, explica que para las madres y padres, es realmente importante cuidar de sí mismos, pues el trabajo parental puede ser estresante y abrumador.

Existen una serie de estrategias que son necesarias, y que pueden funcionar como herramientas primarias para poder promover y procurar el autocuidado de los padres.

1.Entiende tus necesidades.

Pregúntate qué tienes, qué podrías mejorar, o qué te hace falta.

Como explica Lane Kids, es necesario que te cuestiones sobre tus necesidades físicas, emocionales, y mentales, sin olvidarte de las sociales, las intelectuales y las espirituales

Pregúntate qué tan cansado te sientes como para realizar tus actividades individuales o para cuidar de tus hijos. Detente a cuestionarte si te encuentras irritable por lo que sucede, o si eres capaz de tolerar y entender, por ejemplo, las razones de un pequeño mal comportamiento de tu hijo. 


2. Fija prioridades. 

Considera tus prioridades y tus obligaciones, e intenta elegir algunas que tengan que ver solo contigo o tu pareja, o que consideren importantes para ustedes (de forma individual o en pareja). No te comprometas a actividades que te pueden hacer sentir mal, o como si no cumplieras nada.

(foto: unsplash)

3.Procura y organiza tu tiempo personal e individual.

Si bien puede parecer difícil debido a todas las obligaciones que puedas tener, recuerda que no puedes ayudar a otros si primero no te ayudas a ti. Si logras organizar tus tiempos, y encontrar aunque sea un rinconcito libre, que sea solo para ti, podrás ir viendo los cambios positivos.

Una forma de iniciar, si notas que te cuesta mucho trabajo, según indica First 5 California, es comenzar con algo pequeño, como dar un paseo de cinco minutos por la cuadra, o salir a comer algo rápido con una amistad o tu pareja. 

4. Es importante que pases tiempo con amigos o familia.

No es necesario que se reúnan todos los días, ni que conversen durante horas en una comida, a veces con charlar por texto o una llamada por unos minutos, podría ser suficiente para mantener un vínculo social externo a tu familia en casa, que ciertamente sería de ayuda.

5.Conscientete a ti misma/o.

Está bien si de forma ocasional te regalas a ti algún premio o recompensa por tu esfuerzo. Puede ser algo pequeño o algo más grande o elaborado: regálate algo, come algún postre o comida que te guste, sal de casa y mira una película…

(foto: unsplash)

6. Planea y haz cosas divertidas, mejor si es fuera de casa. 

Procura realizar una lista y selección de tareas o cosas que siempre tienes interés o ganas de probar, ya sea solo o en pareja, para que de esa manera puedas elaborar una agenda que te permita darte el espacio suficiente para llevar a cabo lo que sea que hayas planeado.

Si esas cosas son fuera de casa, sería mucho mejor, ya que salir de vez en cuando (aunque sea a caminar o conducir), podría ayudar a reducir el estrés y la carga emocional.

7. Acude a revisiones médicas.

Lo más importante es que no olvides que también debes cuidar tu salud física, por lo que se recomienda que al menos una vez al año acudas con un médico de atención primaria que pueda hacer una evaluación de tu estado de salud. 

(foto: unsplash)

Algunas ideas para satisfacer tus necesidades

El Program For Early Parent Support (PEPS), de Seattle, explica que para cuidar de ti mismo, siendo padre o madre, puedes realizar algunas actividades, que aunque sencillas, podrían resultar útiles.

Algunas de actividades, enfocadas en las necesidades físicas, emocionales, sociales, intelectuales y espirituales, son:

  • Hacer ejercicio, puede ser solo, en pareja o en familia.
  • Duerme cuanto puedas cuando tus niños tomen siestas.
  • Mantén contacto físico y muestras de afecto con tu pareja.
  • Comparte tiempo con amigos o familia .
  • Permítete llorar si lo necesitas.
  • Haz actividades que te gusten, pero tú solo (como leer o mirar una serie por internet).
  • Realiza actividades artísticas con tus hijos.

(foto: unsplash)

  • No aceptes responsabilidades que sean extras y puedan robarte más energía.
  • Lee el periódico o libros, escucha la radio o programas que te sean interesantes.
  • Intenta pasar tiempo a solo con tu pareja.
  • Escribe un diario para reflexionar.
  • Realiza trabajo voluntario en tu comunidad o únete a algún tipo de organización social.
  • Come bien: en cantidad y calidad, evita los azúcares.
  • Practica yoga.

(Con información de: First 5 California, Lane Kids, Fundación Ideas para la Infancia, The Clay Center for Young Healthy Minds, Psychology Today, Program For Early Parent Support.)