¿Acabas de tener a tu bebé? Es importante que conozcas los 5 cuidados de los pechos después del parto, ya que en esta etapa tus senos sufren cambios importantes, por lo que debes saber qué hacer para evitar molestias. 

La American Pregnancy Association señala que desde el comienzo de tu embarazo, debes esperar cambios en tus pechos, los cuales son totalmente normales. 

¿Cómo cambian los pechos después del parto?

Esta entidad de salud indica que hay una serie de cambios en los pechos relacionados con el embarazo y que perduran un tiempo después del parto, entre los que destacan:

  • Crecimiento 
  • Hipersensibilidad 
  • Oscurecimiento de los pezones y las areolas
  • Venas oscuras a lo largo del pecho 
  • Pezones que sobresalen más y areolas más grandes 

(Foto: pexels) 

5 cuidados de los pechos después del parto 

Para evitar molestias por los cambios en tus pechos después del parto, es importante que apliques los siguientes cuidados

  • Haz suaves masajes 

Para intentar estimular la circulación sanguínea, es importante hacer suaves masajes con movimientos circulares sobre tus pechos, lo que a su vez ayudará a renovar la capa más superficial de la piel y a que se vea más firme.

Si tienes oportunidad, además de los masajes diarios puedes hacer ejercicios como yoga y natación que favorecen el drenaje linfático y ayudan a tonificar los músculos de la zona.

  • Aplica leche materna en el pezón

Este truco que comparte el portal Eres mamá es muy efectivo para prevenir el dolor en los pezones que surge por la irritación que causa el contacto de la boca del bebé. 

(Foto: freepik) 

Aplicar un poco de leche también ayuda a lubricar y proteger la zona para evitar grietas o fisuras que empeoren las molestias. Si lo deseas, puedes aplicar cremas a base de caléndula o aceite de oliva para evitar el sangrado o la hipersensibilidad en la zona que impida la lactancia.

  • Mantén un peso corporal adecuado

Es fundamental controlar el peso con una alimentación variada y rica en frutas y verduras, así como cereales integrales, esto te hará sentir con más energía y con menos molestias en los pechos.

También incluye alimentos ricos en vitamina B y E, pues son nutrientes que ayudan a prevenir las arrugas en la zona y a mejorar la elasticidad de la piel.  

  • Elige un sostén correcto

No pueden usar cualquier sostén en esta etapa, ya que puedes tener más irritación u obstrucción de los conductos del pecho.

La recomendación es que sea un sostén hecho 100% de algodón, que brinde comodidad, con tirantes anchos que no se claven en los hombros ni en la espalda.

Busca uno con soporte bueno y evita aquellos que tengan varillas para que no te moleste.

  • Aplica compresas frías 

Puedes poner compresas frías o bolsas de hielo para disminuir el dolor en los pechos. Otro consejo es amamantar con frecuencia para evitar que la leche obstruya los conductos mamarios y empeore la molestia por congestión de los pechos. 

(Foto: pexels) 

Si notas otras molestias como fiebre, lo mejor es que acudas con el médico de inmediato para descartar infecciones.

Las hormonas que afectan la pigmentación de la piel y el aumento en el suministro de sangre en los pechos son la causa del cambio y el dolor en los pechos tras el parto, pero con estos cuidados es posible disminuirlos para pasar esta etapa sin tantas molestias. 

(Con información de American Pregnancy Association, Eres mamá) 

Para aprender más de...6 datos sobre los cambios en el cerebro durante el embarazo

No solo son cambios físicos:
El periodo que comprende el embarazo conlleva muchos cambios físicos y mentales en la madre. Sin embargo, se conoce muy poco sobre los últimos pues la mayoría de las investigaciones sobre el embarazo se centran en el desarrollo del feto. Esto es lo que se conoce.
Mejores sentidos para mejores vínculos:
Lo que se conoce del cerebro maternal es principalmente por estudios científicos en roedores. Por ejemplo, se ha observado que el sistema olfativo mejora con la producción de nuevas neuronas con el fin de formar un vínculo sólido entre ella y sus crías.
Crecimiento neuronal:
El hipocampo, que es un área del cerebro relacionada con la función de la memoria, tiene un crecimiento neuronal; estos cambios se manifiestan en el comportamiento, como por ejemplo: los roedores exhiben una mejora en la atención, la memoria y son mejores recolectoras y planeadoras. Además, son más audaces y atrevidas.
Los cambios son permanentes y acumulativos:
La mayoría de dichos cambios en el cerebro y el comportamiento persisten toda la vida. Asimismo, muchos de estos cambios son acumulativos, es decir, con cada embarazo surgen más cambios en el cerebro.
Protección contra amenazas:
Las mujeres embarazadas muestran una disminución de la regulación de la respuesta al estrés, se cree que esta disminución responde a un propósito adaptativo básico: la protección de la madre a su cría. De igual forma, las mujeres embarazadas pueden detectar con mayor facilidad que cualquier otra persona las amenazas latentes de su entorno.
El costo mental del embarazo:
Se cree que la reestructuración del cerebro maternal tiene un costo permanente. Una investigadora siguió de cerca a un grupo de 100 embarazadas y en la etapa postparto y se encontró una deterioro cognitivo a diferencia de las mujeres sin hijos. Por ejemplo, en la memoria verbal las embarazadas mostraron rendimientos bajos.