Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Genitales del bebé ¿cuál es la forma de limpiarlos y cuidarlos?

Los genitales del bebé requieren de cuidados muy específicos, pues es una zona delicada y susceptible a infecciones

SUSANA CARRASCOEne 25, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.
La higiene es fundamental para cuidar los genitales del bebé. Foto: PEXELS

Lo + leído

Cuidar la higiene íntima del bebé es fundamental para evitar problemas de salud en el pequeño, sin embargo, pocas veces se habla de los genitales del bebé ¿cómo limpiarlos y cuidarlos? Va más allá de saber cambiar un pañal correctamente, a continuación, te damos una guía.

(Foto: Pexels) 

Una de las primeras dudas que surgen al tener un recién nacido en casa tiene que ver con el cuidado de la zona íntima del bebé, pues es muy delicada y requiere atención especial, sobre todo porque hay un contacto excesivo con el pañal, la orina y las heces.

¿Cómo limpiar y cuidar los genitales del bebé?

Lo primero que debemos tomar en cuenta al limpiar los genitales del bebé es el sexo del pequeño, pues no es lo mismo limpiar la zona íntima de los niños que de las niñas.

Cuidados para las niñas

En el caso de las niñas, es importante limpiar de delante hacia atrás, es decir de la vulva hacia el ano. Así evitaremos que los restos de heces lleguen hasta la vulva y se desarrollen infecciones.

De acuerdo con Bebés y más, en las primeras semanas de vida, las bebés suelen tener restos de algo llamado vérnix caseoso, una especie de ungüento blanquecino entre los pliegues de los labios vaginales.

No es necesario retirarlo, ya que poco a poco desaparece y no causa ningún daño. También es común que las bebés tengan mucho flujo vaginal, incluso un poco de sangrado debido al paso de hormonas de la madre, pero es normal, no hay nada de qué asustarse.

(Foto: Pexels) 

El uso excesivo de toallitas húmedas no es recomendable, ya que favorece la irritación del área del pañal. Lo mejor es cuidar la higiene de los genitales del bebé con cambios de pañal, limpieza adecuada y baños con agua tibia y jabones suaves.

Cuidados para los niños

En el caso de los niños, se recomienda no quitar por completo el pañal cuando se haga el cambio, ya que muchas veces puede orinar antes de retirarlo.

Para la limpieza de los genitales del bebé, hay que mover el pene y los testículos hacia arriba, de manera que podamos remover toda la suciedad de la zona, incluyendo el escroto, los glúteos y los muslos.

Está totalmente desaconsejado retraer forzadamente el prepucio, ya que la fimosis o el estrechamiento de la abertura del prepucio o la piel que recubre el glande del pene es completamente normal.

Además, en el momento del nacimiento, el glande y el prepucio aparecen pegados por un tejido fibroso fino llamado adherencias balano-prepuciales, que hace que sea difícil retraer la piel del prepucio y dejar descubierto el glande.

(Foto: Pexels) 

La fimosis irá desapareciendo conforme el bebé vaya creciendo y no es necesario forzar la piel, solo hay que limpiar bien la zona.

Es importante no tratar de retirar las secreciones de color blanco que se acumulan entre el glande y el prepucio. Se debe limitar la higiene a los pliegues inguinales, los glúteos, la zona perineal separando bien los testículos y la parte externa del pene.

Otros cuidados para los genitales del bebé en ambos sexos

En ambos casos es fundamental que pongamos atención a la limpieza de los glúteos y músculos, pues en esa zona también puede acumularse suciedad.

Las toallitas húmedas deben limitarse, pues las sustancias químicas que contienen pueden degradar la capa superior de la piel del bebé, generando irritaciones o dermatitis. 

Asimismo, es importante secar bien los genitales del bebé y los glúteos antes de colocar un nuevo pañal para no favorecer irritaciones o hasta infecciones.

(Foto: Pexels) 

Lo ideal es dejar unos minutos sin pañal al bebé para permitir que se ventile la piel del pequeñito. También es ideal aplicar una crema de barrera para evitar que el contacto de la piel del bebé con la humedad del pañal favorezca problemas como la dermatitis del pañal.

Ya lo sabes, los genitales del bebé requieren de un cuidado muy especial para evitar irritación o hasta infecciones graves, tómalo en cuenta. 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda