MICROBIOMA

Microbioma de la madre no influye en el bebé como se creía: estudio

Durante años ha prevalecido la idea de que el modo de nacimiento y la exposición de los recién nacidos al microbioma vaginal materno durante al parto influyen al desarrollo de enfermedades, estudio lo desmiente

Si darás a luz por cesárea, tal vez debas tomar esto en cuenta
Si darás a luz por cesárea, tal vez debas tomar esto en cuentaCréditos: Canva
Escrito en SOY MAMÁ el

Microbioma vaginal no tiene relación en el microbioma intestinal de los recién nacidos, por lo cual, el desarrollo o no de enfermedades puede relacionarse con los antibióticos y el entorno que rodea a los bebés así lo sostiene un estudio realizado.

Cuando los bebés nacen su intestino es casi estéril, sin embargo, en poco tiempo cambia a ser un lugar de billones células microbianas a lo largo de su desarrollo. Este proceso ha sido vinculado con resultados negativos en la salud, incluyendo el asma y la obesidad.

“Demostramos que la composición del microbioma vaginal maternal no influye sustancialmente en el microbioma de las heces del bebé en los primeros años de la vida”, menciona Deborah Money, catedrática de la Obstetricia Ginecología de la UBC, según Infosalus.

El estudio está publicado en la revista “Frontiers in Cellular and Infection Microbiology”. El proyecto es parte del Proyecto de Legado del Microbioma Materno en colaboración entre investigadores de la University of British Canadá, la Universidad de Saskatchewan y el Instituto de Investigación sobre la Salud de la Mujer de BC.

¿Qué es la microbioma vaginal y el microbioma neonatal?

El microbioma, de acuerdo con el National Human Genome Research Institute es la comunidad de microorganismos, como los hongos, bacterias y virus desarrollados en un entorno particular. Tienden a ser dinámicos, por lo cual pueden modificarse ante diversos factores ambientales, al igual pueden estar presentes en la piel o el tacto gastrointestinal.

Créditos: Canva

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América cuatro de cada diez partos son por cesárea, superando el ideal de uno de cada diez, aconsejado por diversos profesionales de la salud. La OPS informa que la cesárea debería ser necesaria cuando el parto vaginal represente un riesgo para la madre o el bebé. Redacción médica refiere que estos pueden ser porque:

  • El parto es demasiado lento
  • Existen problema con el cordón umbilical
  • Existe una hemorragia vaginal
  • Mala posición del bebé
  • Bebé presenta un riesgo elevado de sangrado
  • Prematuridad

Ante la idea de que la cesárea puede afectar en el desarrollo de la salud del bebé, la siembra vaginal ha sido puesta en práctica. Esta consiste en exponer a los recién nacidos a fluidos vaginales después del nacimiento. Previsora General destaca que no existe evidencia científica certificada sobre los beneficios del microparto, nombre por el cual también es conocido, sin embargo, detalla las ventajas esperadas son:

  • Reducción del riesgo de enfermedades, así como protección
  • Disminución de trastornos inmunitarios, trastornos metabólicos
  • Fomenta el desarrollo del sistema inmunitario
  • Previsora advierte que esta práctica puede transferir enfermedades de transmisión sexual a los neonatos, como clamidia, gonorrea o herpes. Al igual infecciones peligrosas.

¿Qué información revela el estudio sobre la microbiota vaginal y microbiota neonatal?

Este estudio nuevo fue realizado con más de 600 mejores canadienses, las cuales contemplaban dar a luz por parto vaginal o cesárea. Hasta el momento, es el estudio con mayores estudios de cohortes. El equipo de investigación realizó un estudio cohorte de estudios vaginales maternos antes del parto y recolectó muestras infantiles a los diez días y tres meses de vida.

Créditos: Canva

Al igual, definieron los perfiles de microbioma vaginal y fecal, evaluando la composición y diversas variables clínicas. Bajo esto descubrieron que independientemente del modo de parto y la exposición al microbioma materno, la composición del microbioma vaginal de las madres no predice la composición del microbioma fecal en los bebés durante los diez días o tres meses después de nacer.

“Las diferencias encontradas entre la composición del microbioma de las heces de los lactantes según el modo de parto en los primeros años de vida pueden estar influidas por la exposición de antibióticos al momento del nacimiento”, Deborah Money.

Un estudio menor publicado en la Revista del Cuerpo Médico Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo reveló que los cambios en la microbioma intestinal en recién nacidos en Perú podrían deberse a la hospitalización, los antibióticos, la nutrición post natal, entre otros factores.

(Con información de National Human Genome Research Institute, Organización Panamericana de la Salud, Redacción Médica, Infosalus)