Si te encuentras adentrándote en el mundo del embarazo es necesario precisar que debes proporciónale a tu hijo los nutrientes requeridos a través de vitaminas prenatales para su sana formación y correcto desarrollo de tu bebé.

En la etapa prenatal, las vitaminas aportan valiosos nutrientes para un embarazo saludable. Ginecólogos y médicos especialistas recomiendan a las embarazadas consumir las vitaminas y los minerales esenciales en la gestación como el ácido fólico y el hierro.

¿Las vitaminas prenatales son de gran ayuda para los hijos y sus mamás?

Los avances de la medicina han demostrado el impacto que tienen los nutrientes durante la gestación. El adquirir vitaminas prenatales es un gran aliado para proteger al máximo la salud e integridad tanto de las madres como de sus hijos.

Por ejemplo, el ácido fólico durante el embarazo ayuda a prevenir los defectos del tubo neuronal. Algo de gran importancia, debido a que tiene grandes beneficios en el desarrollo cognitivo infantil, haciendo que los pequeños de madres tratadas tengan mejores puntuaciones que los compañeros de su edad.

Por otra parte, la anemia es uno de los problemas más frecuentes entre las embarazadas y se ha demostrado que el consumo diario de suplementos de hierro aumentan las reservas de este mineral, el cual ayuda a prevenir la anemia en las futuras madres.

El padecimiento de la anemia está ligado principalmente con las deficiencias nutricionales y la falta de hierro en las mujeres.

Foto: Canva

¿Cómo elegir las mejores vitaminas prenatales?

Existe una gran variedad de vitaminas prenatales, que cada una de ellas son benéficas para el organismo. Para elegir la mejor alternativa para la salud de la madre y de su bebé se debe de prestar atención en:

  • Multivitamínicos de calidad

Buscar a detalle es una de las mejores opciones debido a que está demostrado que la suplementación con ácido fólico y hierro trae grandes beneficios durante la gestación.

Además de estos minerales, busca las alternativas que se complementen con un compuesto multi nutriente que contenga entre sus ingredientes:

  • Calcio.
  • Zinc.
  • Yodo.
  • Vitamina D.
  • Vitamina C.
  • Vitamina A.
  • Vitamina E.
  • Vitaminas B.

Antes de tomar la decisión de comenzar a consumir un suplemento prenatal es indispensable consultar la opinión de tu médico familiar. Cuando se exceden las dosis de algunas vitaminas pueden originarse problemas secundarios. Por ejemplo, durante el embarazo una ingesta desmedida de vitamina A puede causar daños intelectuales a los bebés.

  • Complementa tus deficiencias

En la cuestión alimentaria durante todo el embarazo es indispensable que las madres sigan las recomendaciones nutricionales de sus médicos para que su bebé pueda beneficiarse de todas las vitaminas y minerales que requiere para su sano crecimiento.

Es fundamental consumir ácidos grasos Omega 3, una clase de grasa poliinsaturada que se puede encontrar de forma natural en gran variedad de pescados y mariscos.

La Fundación Española del Corazón, FEC, asegura que su consumo contribuye a mantener los niveles normales de colesterol y es crucial para el fortalecimiento de las neuronas y la salud cerebrovascular del bebé.

  • Revisa los ingredientes y las dosis

La cantidad de vitaminas y minerales que necesita cada embarazada depende de varios factores a los cuales hay que prestar atención.

Las embarazadas veganas tienen más riesgo de tener una deficiencia de vitamina B12. Debido a que se encuentra en la carne y otros productos de origen animal.

Es crucial consultar cuáles son las cantidades diarias recomendadas de nutrientes para las mujeres en gestación. Ginecólogos y médicos especialistas sugieren que la ingesta debe de ser:

  • Calcio. 1000 miligramos.
  • Hierro. 27 miligramos.
  • Ácido fólico. 600 microgramos, 0.6 mcg. Esta cantidad puede aumentar si se cuenta con riesgos de sufrir defectos del tubo neural por historial familiar.

Foto: Canva

  • Elige el que mejor funcione para ti

Al comprar las mejores vitaminas prenatales es importante elegir aquellas opciones que cumplan con los requerimientos de cada mamá y tengan una presentación que facilite su consumo.

Procura encontrar las dosis correctas en un suplemento que sea agradable de consumir para que se vuelva un hábito fácil de realizar.

¿Las vitaminas prenatales ayudan a cuidar la salud de las madres y sus hijos?

Durante tus primeros controles no pierdas la oportunidad de preguntarle a tu médico de cabecera para que te recomiende una buena opción.

Las vitaminas prenatales pueden llegar a causar estreñimiento en muchos casos. Para prevenir este padecimiento procura mantenerte hidratada y beber mucho líquido a lo largo del día.

Sabemos que todas y cada una de las mujeres que se encuentran en gestación desean brindarles a sus pequeños todo lo necesario para cuidar de su salud y consumir las vitaminas prenatales como sus requerimientos nutricionales.

Incluye más fibra en tu alimentación y realiza actividad física. De esta manera podrás beneficiarte de todas las ventajas de las vitaminas.

(Con información de Hospital de la Mujer, Clínica de la Mujer y Secretaría de Salud)