Caprichoso, malcriado y materialista son algunos de los adjetivos que se utilizan para describir al comportamiento de un infante, pero ¿Sabías que esto se puede derivar del Síndrome del Niño Hiperregalado? Este término es utilizado para referirse a las niñas y los niños que reciben regalos y juguetes en exceso.  

Los casos diagnosticados con el Síndrome del Niño Hiperregalado o Sobreregalado presentan la característica de que carecen de la atención de papá o mamá.

Los padres al estar presentes, pero a la vez ausentes en la debida atención de sus hijos, generan un sentimiento de culpabilidad, donde buscan suplantar las emociones de los pequeños y de ellos mismos con objetos materiales.

Foto: Canva

Niñez intolerante, adultez insatisfecha

Habitualmente si le damos todo o demasiadas cosas materiales a las niñas y los niños sin ningún esfuerzo, el día que no reciban todo lo que ellos esperan, se sentirán frustrados e insatisfechos.

Es aquí donde se hacen presentes los comportamientos inadecuados, que si bien al estar carentes de límites, a la larga repercuten en la vida adulta.

Un adulto al convivir con una niña o un niño se debe de centrar en su desarrollo social, conductual, psicológico, emocional y cognitivo. Los niños son receptores de formación e información.

¿Cómo contrarrestar el Síndrome del Niño Hiperregalado o Sobreregalado?

El aprendizaje como padre es de la mano con el aprendizaje de tu hijo. Muchos de los regalos o juguetes no son necesarios en esta etapa, porque la verdadera necesidad de tu pequeño radica en la compañía, el tiempo de calidad y no de cantidad que le dedicas.

El obsequio por muy costoso que sea jamás será recordado como el juego que tuvieron, si no como el juguete.

La capacidad de crear juntos, padre e hijo, desde dibujos, rompecabezas y platillos ligeros te permitirán conectar y conocer realmente la personalidad, creatividad y audacia que tu hijo posee, la cual será de mucha ayuda para su adultez.

Aquí puedes aplicar la regla de los cuatro regalos para evitar el Síndrome del Niño Hiperregalado o Sobreregalado, una de las mejores soluciones que proponen los pediatras, sociólogos y expertos.

¿Cuáles son los mejores regalos para los niños este Día de Reyes? 

  • Un regalo para leer, recuerda, vínculo afectivo entre el adulto y el niño.
  • Algo que pueda ponerse, zapatos, ropa o complementos que nutran su autenticidad y personalidad.
  • Algo que realmente necesite o sea de utilidad, caja de pinturas, una mochila. Incrementemos su creatividad.
  • Algo que realmente desee, negociar con la niña o el niño hará que la dinámica de espera y obtención sea valorada. Aquí se cumple la petición de cumpleaños, Navidad, Reyes y celebración de lo logrado por tu pequeño.

¿Qué consecuencias hay por dar exceso de regalos a niños? 

Sobreestimulación

La Universitat Oberta de Catalunya, UOC, presentó un estudio realizado por el sociólogo Francesc Núñez en donde detalla que los niños reciben demasiados estímulos en forma de regalos que a menudo no son capaces de asimilarlo y la situación los sobrepasa.

Los niños al ser bombardeados con cosas materiales son incapaces de prestarles la atención y el tiempo necesario, centrándose en un solo regalo y olvidando el resto o todos por completo.  

Foto: Canva

Falta de Ilusión

Esto ha sido explicado por la Ley del rendimiento decreciente, el sexto regalo no les hace la misma ilusión que el primero y así sucesivamente. El placer de recibir un regalo se transforma en una sensación de corta duración, derivando una emoción por tener el objeto que con disfrutarlo.

Foto: Canva

Intolerancia

Los sentimientos de frustración e insatisfacción se pueden hacer presentes cuando la niña o el niño recibe menos de la cantidad o el volumen al que están acostumbrados. Los niños reproducen todo lo que ven y escuchan, evita que a su corta edad reproduzcan el sistema consumista.

La conducta materialista de una niña o un niño es aprendida, evita normalizar este tipo de crianza. Los niños y las niñas que son educados en la excesiva abundancia presentan drásticas dificultades para ser agradecidos y valorar todo aquello que tienen.

Foto: Canva

(Con información de Universitat Oberta de Catalunya, bbmundo y El País)