Aunque las pruebas de embarazo suelen ser muy confiables y tener pocos fallos, la realidad es que esta precisión y la ausencia de errores puede variar dependiendo del cuándo se realiza, por lo que es necesario saber cuándo es el mejor momento para hacerlo.

(foto: freepik)

El momento ideal es con el avance del óvulo

Los médicos explican que la función de las pruebas de embarazo, y el medio por el cual se sabe si una mujer está embarazada o no, es la medición de la concentración de una hormona conocida como gonadotropina coriónica humana (GCH), la hormona del embarazo.

Esta hormona, explica NACE, solo puede ser detectada en la orina después de la fecundación, pues es la implantación del óvulo fecundado en el útero, lo que hará que los niveles de la hormona del embarazo comienzan a aumentar.


El óvulo fecundado (es decir, el óvulo que ha sido alcanzado por un espermatozoide), suele tener una implantación tras aproximadamente 7-10 días, y es tras este momento en que la gonadotropina coriónica humana suele ir aumentando cada 48 horas.

Así pues, Reproducción Asistida indica que el mejor momento para realizar una prueba de embarazo es aproximadamente tras dos semanas luego de la concepción (es decir, luego de haber tenido relaciones sexuales sin protección), tiempo al que se le considera ideal para obtener un resultado fiable.

News Health, de los Institutos Nacionales de Salud, agrega que la prueba de embarazo puede realizarse desde las dos primeras semanas, hasta los 21 días después de haber tenido intimidad sin protección.

(foto: freepik)

 ¿La hora también influye?

Si bien todavía se considera un tema de debate, los expertos consideran que para tomar una prueba de embarazo casera que de resultados que sí sean verídicos, lo mejor es hacerlo por la mañana, y no por la noche.

Esto se debe, explica Flo Health, a que la orina matutina (principalmente la primera) contiene los niveles más concentrados de la hormona del embarazo.

La orina durante el resto del día, o beber demasiada agua a primera hora por la mañana, podría afectar los resultados de la prueba, ya que una orina diluida podría alterar los niveles de concentración. 

(foto: freepik)

Tomar una prueba con relación a la menstruación

Planned Parenthood informa que la ausencia de menstruación también puede funcionar como una guía para realizar una prueba de embarazo que pueda dar resultados confiables, incluso si no recuerdas el tiempo transcurrido desde la fecundación.

Desde el primer día en que existe un retraso de la menstruación, es posible realizar una prueba de embarazo, y los resultados pueden ser igualmente fiables. Eso sí, NACE informa que la máxima fiabilidad se obtiene tras 10 días de retraso de la menstruación.

En caso de que se obtuviera un resultado negativo, pero se tienen ciclos menstruales irregulares, o existe todavía la sospecha de un embarazo, lo ideal es repetir la prueba una semana después.

(Con información de: News Health NIH, Planned Parenthood, NACE non-invasive prenatal test, Flo, Reproducción Asistida, Ohio State University.)