¿Qué harías si el bebé que tanto esperas no llega con vida? Esta es la realidad de las mujeres que viven pérdida gestacional, un evento triste que debe ser visibilizado y atendido por un equipo multidisciplinario.

Se estima que en México mueren 44 recién nacidos cada día por diferentes causas y se registran muchos más casos de muerte fetal y perinatal.

¿Se puede hacer algo contra la pérdida gestacional? ¿Qué sugieren los especialistas?

Pérdida gestacional debería ser visibilizado y las mujeres deben recibir un trato adecuado

Por más que el entorno diga que comprende la situación y que entiende el dolor de una pérdida gestacional, lo cierto es que si la gente no perdió a sus pequeños de esta manera, no va a comprender el dolor que siente la madre y el padre del bebé que no llegó con vida.

Recientemente, se planteó en el Senado una iniciativa llamada “Ley Cunas Vacías", que busca, entre otras cosas, los siguientes puntos para las personas que sufren pérdida gestacional:

  • garantizar un trato digno a las mujeres y familiares que sufren una pérdida gestacional o perinatal
  • que las mujeres que padezcan pérdida gestacional tengan derecho a estar acompañadas por familiares o personas de confianza
  • brindar orientación para no inhibir la lactancia y promover la donación de leche
  • que los padres que hayan tenido pérdida gestacional tengan permiso para que se les otorguen Días de Duelo con goce de sueldo
  • que las mujeres trabajadoras que hayan sufrido una pérdida gestacional puedan tener el mismo tiempo de descanso que se le da a los embarazos ordinarios

Dicen que ningún padre debería sepultar a su hijo y, al tratarse de una etapa difícil para familias enteras, se debe concientizar y visibilizar la manera de atender la pérdida gestacional.

La pérdida de un hijo en cualquier etapa de la gestación trae consecuencias psicológicas para las mujeres y familiares cercanos, y a nivel mundial todavía no se cuenta con los programas ni políticas suficientes para abordar el tema y evitar que se vulneren los derechos de las familias que sufren el evento.

Esto se debe, particularmente, a que el tema de las pérdidas gestacionales continua siendo considerado un tema tabú.

¿A qué se le llama pérdida temprana del embarazo?

The American College of Obstetricians and Gynecologists informa que cerca de la mitad de los abortos espontáneos tempranos se presenta cuando el embrión no se desarrolla como debería.

“A menudo, esto se debe a un número anormal de cromosomas. Los cromosomas se encuentran en cada célula del cuerpo y cargan consigo los planos de cómo se desarrollan y funciona la gente”, abunda este colegio norteamericano.

Esta institución señala que durante la fertilización, al momento en el que se unen el óvulo y el espermatozoide, se vinculan dos juegos de cromosomas.

Si uno de estos óvulos o espermatozoides presenta más o menos cromosomas de lo acostumbrado, el embrión también va a tener un número anormal y esto puede llevar a que haya un aborto espontáneo.

Mayo Clinic agrega que se le llama aborto espontáneo a la pérdida espontánea de un embarazo antes de la semana 20.

La Clínica Mayo resalta que se sabe que cerca del 10 al 20% de los embarazos terminan en aborto espontáneo, pero es probable que la cifra real sea todavía más grande porque muchos abortos espontáneos se dan muy temprano en un embarazo, incluso antes de que se sepa que se tiene un embarazo.

Un día para visibilizar el problema en todo el mundo

El 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Concientización y Conmemoración de las Pérdidas Gestacionales y de la Infancia Temprana, una fecha proclamada en 1988 por el entonces presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, a raíz de la petición de un grupo de padres en duelo al gobierno federal de dicha nación.

No se trata de una fecha local. Se calcula que alrededor de todo el planeta, millones de personas y familias se reúnen cada 15 de octubre para generar conciencia y visibilidad sobre la pérdida gestacional y, con la llamada “Ola de Luz”, a las 7 pm en cada nación, las familias se reunen para honrar a los pequeños no nacidos.

Se tiene un Plan de Acción para Todos los Recién Nacidos que busca que para el 2030 los países lleguen a una cifra de solo 12 muertes prenatales por cada 1,000 nacimientos.

Para 2019, 128 naciones desarrollados habían casi logrado el objetivo, pero el problema de la pérdida gestacional sigue existiendo en lugares subdesarrollados y de medianos ingresos.

De acuerdo con el Instituto IRMA, una organización dedicada al acompañamiento terapéutico y la atención psicológica especializada en pérdidas gestacionales, cada 16 segundos se da una muerte prenatal en el mundo y la mayoría ocurren en el parto.

Esto podría prevenirse con una excelente atención obstétrica y de urgencia cuando se requiera, detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(Con información del Instituto IRMA)