El mes de octubre es considerado, al menos según informa la Secretaría de Salud Jalisco, como uno de los meses donde más se presentan piojos en niños, por lo que con el inicio de este mes, es importante saber qué hacer para quitarlos y prevenirlos.

(foto: freepik)

Los piojos: no son por falta de higiene

Uno de los mitos más comunes es que los piojos suelen darse en niños que carecen de higiene, sin embargo, se sabe que esto no es así: los piojos pueden adueñarse de la cabeza de cualquier niño o niña.

Los piojos son considerados parásitos que invaden la cabeza (aferrándose al cabello) de los humanos para poder sobrevivir, pues necesitan alimentarse constantemente de su sangre, y tienen preferencia por dos zonas del cuero cabelludo:

  • Detrás de las orejas.
  • La zona de la nuca.

Estos parásitos, contrario a la creencia popular, no saltan y tampoco vuelan, por lo que los contagios de piojos suelen darse por otras razones, como el contacto de cabeza con cabeza (que es lo más común), o el utilizar objetos que están contaminados y que se utilizan en la cabeza.

(foto: freepik)

Las mejores formas de eliminar los piojos

Aunque tener piojos (que médicamente se conoce como pediculosis) puede llegar a ser muy molesto, y en algunos casos puede dar lugar a infecciones de la piel.

El principal problema de la pediculosis es la molesta comezón que causa, que puede ocasionar un rascado tan intenso y constante que genere lesiones en el cuero cabelludo, fundamentalmente en niños, quienes suelen ser los más afectados.

Afortunadamente, deshacerse de los molestos piojos es posible, solo es necesario seguir una serie de pasos muy sencillos:

1. Utilizar un tratamiento específico.

Lo más eficaz para terminar con estos parásitos es utilizar los productos que están específicamente diseñados para ello (principalmente champús). 

Su función es matar a los piojos que se encuentren invadiendo el cabello, para lo que utilizan productos químicos específicos, que no son dañinos para la salud de los niños.

2. El peine especial será el mejor aliado.

También llamado liendrera, este peine es un paso que además de útil es sumamente vital para evitar que los piojos crezcan en cantidad y causen más problemas.

Hacerlo ayudará a acabar con la infestación, retirando piojos que hayan sobrevivido, así como las liendres, que son los huevecillos de donde nacerán nuevos piojos poco después.

Utilizar la liendrera de la forma correcta, romperá el ciclo de los piojos y evitará una reinfestación.

(foto: freepik)

3. Revisa y limpia muy bien la cabeza.

A los piojos les gusta particularmente la zona detrás de las orejas, así como la nuca, pues tienen la temperatura adecuada para que puedan reproducirse y colocar sus huevecillos.

Es necesario prestar especial atención a estas áreas de la cabeza al cepillar o aplicar el tratamiento, pero también después de este, para poder hacer una revisión y verificar que no quedaran rastros de piojos.

4. Lava la ropa de cama y objetos personales.

Cuando un niño tiene piojos, para evitar un nuevo contagio (ya sea al mismo niño o a otro integrante de la familia), es muy importante lavar con agua caliente toda la ropa de cama, así como los accesorios para cabello que se hayan utilizado y otros objetos personales, principalmente los que sean de tela.

5. Repite el tratamiento.

Expertos de salud, como Mayo Clinic, explican que aunque en el primer ciclo de limpieza (con el champú y la liendrera) fuese efectivo, es necesario repetir el tratamiento aproximadamente entre 7 y 9 días después.

Esto es con la intención de eliminar completamente a los piojos adultos que hayan podido crecer, y evitar que vuelvan a infestar el cabello.

(foto: freepik)

¿Qué hacer para evitar los piojos en los niños?

Si lo que quieres es evitar que tus niños tengan piojos, para así ahorrar la molestia y la incomodidad que puede ser padecerlos, los expertos indican que existen al menos cinco estrategias que podrían ayudar a evitar su aparición.

Es importante aclarar que no existe un método único y 100% efectivo para evitar los piojos, pero los tips que te ofrecemos a continuación podrían reducir las probabilidades de una infestación de piojos:

  • Revisa frecuentemente su cabeza, especialmente las áreas que más suelen gustarles.
  • Enseña a no compartir objetos que vayan en la cabeza, ya que esta es una de las vías principales para que se den los contagios.
  • Usa repelentes especialmente diseñados para evitarlos, que suelen encontrarse en farmacias; por otro lado, no hay evidencia científica de que los aceites naturales funcionen como repelentes.
  • No abuses de los productos pediculicidas, utilizarlos de forma constante (como método preventivo), podría disminuir su eficacia, por lo que es mejor usarlo solo en caso de que se vean piojos o liendres.
  • Recoger el cabello de quienes lo tengan largo ha demostrado ser una estrategia que puede ser bastante útil.

(Con información de: Cinfa Salud, El Español, Mayo Clinic, Secretaria de Salud Jalisco, Bebés y Más.)