Nadie dijo que ser padre fuera una tarea fácil, no existe un manual que indique cómo ser el mejor y es normal que durante el tiempo de crianza exista estrés y por momentos frustración, es por eso que te diremos cómo aliviar el agotamiento parental.

Se denomina burnout o agotamiento parental al cansancio físico, mental y emocional que las madres y padres pueden sentir por el estrés crónico que significa la crianza de sus hijos.

Aunque el término comenzó a utilizarse en la década de los 80 's, para referirse al estrés que representaba para los padres criar a hijos con enfermedades crónicas o letales. Con el tiempo, esta definición se extendió para definir el estrés prolongado que sufren los padres al intentar cumplir con los ideales o expectativas de la crianza “perfecta”, en paralelo con sus desarrollos laborales o actividades personales.

Para aprender más de...Dolor de cabeza: tipos, síntomas y soluciones

Dolor de cabeza por tensión:
Es el tipo más común. El dolor se presenta en ambos lados de la cabeza y se siente como si algo apretara o fuera presionado hacia la cabeza, cara o cuello. Este dolor de cabeza provoca sensibilidad a la luz y el sonido y es causado por malas posturas que tensan el cuello y la cabeza así como por estrés, ansiedad, cansancio y un mal descanso.
Tratamiento:
Si el dolor de cabeza no es causado por alguna enfermedad, se recomienda un baño con agua caliente, aplicar paños calientes en la parte trasera del cuello, hacer meditación o alguna actividad de relajación. Medicamentos como ibuprofeno y paracetamol también son un remedio.
Migraña:
Se presenta como un dolor punzante que se acumula en un lado de la cabeza. Llega a ser intenso el dolor y hablar o caminar puede empeorarlo. Se pueden experimentar zumbidos en los oídos, ver luces parpadeantes o tener puntos ciegos. Es causada por cambios hormonales, estrés, cansancio, ansiedad, olores fuertes, tabaco, vino, chocolate, quesos añejos y otros alimentos.
Tratamiento:
Lo mejor y más sencillo es descansar con los ojos cerrados en un cuarto oscuro y con un paño frío sobre la frente. Bebe muchos líquidos y trata de identificar en cada episodio qué te desencadena la migraña. El doctor te puede recetar algunos medicamentos específicos para este tipo de dolor de cabeza.
Cefalea en racimos:
Son espontáneos y muy dolorosos, solo en un lado de la cabeza y atrás del ojo. El dolor puede durar hasta 3 horas y hay sensibilidad a la luz, el sonido y el olor, también se pueden ver luces parpadeantes y náuseas. Pueden ser causados por sueño irregular, alcohol, tabaco, genes y traumas en la cabeza.

6- Tratamiento:
Hay distintos tratamientos médicos para este tipo de dolor: terapia en la que se respira oxígeno puro para que fluya menos sangre al cerebro; medicinas triptantes para estrechar los vasos sanguíneos o dispositivos de estimulación nerviosa en los casos más graves.
Dolores de cabeza sinusales:
Este dolor de cabeza causa dolor en la cara, congestión nasal, ojos llorosos, síntomas que empeoran cuando te inclinas para adelante. Es causada por infecciones de sinusitis, que también provocan moco espeso amarillento, pérdida del olfato y fiebre. La sinusitis se cura sola en una semana y si no, serán necesarios antibióticos.

¿Cómo aliviar el agotamiento parental?

Un factor que ha profundizado este fenómeno es la pandemia por covid-19, específicamente por el confinamiento para controlar los contagios. Bajo estas circunstancias, muchas familias tuvieron que convivir en casa mientras realizaban sus trabajos, asistían a clases virtuales o realizaban sus actividades cotidianas.

Estudios previos sobre el agotamiento parental han concluido que las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrirlo que los hombres, consecuencia del rol que las mujeres han asumido tradicionalmente como cuidadoras de los hijos en la familia, y que la pandemia ha empeorado.

Si bien el agotamiento parental no es un problema menor, los profesionales de la salud señalan que es una afección temporal. Para sobrellevarlo de buena manera y evitar que afecte la rutina se pueden incorporar distintos hábitos:

Alimentarse correctamente

Cuando estamos estresados el cuerpo consume más rápido vitaminas, proteínas y minerales. Esto puede causar una disminución de las defensas y la pérdida de nutrientes esenciales.

(Foto: Especial)

Habla con los más pequeños

Muchas veces se subestima a los niños, pero razonar con ellos es una buena forma de afrontar el agotamiento parental. Explicarles cómo te sientes, y qué se puede hacer para que el ambiente en casa sea más agradable, en muchos casos puede ser una solución.

Realiza actividad física

Puede parecer absurdo que se recomiende la actividad física cuando te encuentras agotado o cansado, pero lo cierto es que el ejercicio es una excelente opción para disminuir los niveles de cortisol e incluso aumentar la energía.

Existe evidencia científica que indica que cuando realizamos deportes se estimula la liberación de una hormona llamada endorfina, que posee efectos relajantes.

(Foto: Especial)

Duerme bien

Dormir bien es fundamental para aliviar el estrés, debido a que en este estado el cuerpo se recupera de los esfuerzos realizados durante el día y los niveles de cortisol disminuyen.

Dormir bien puede ser una tarea muy difícil si en casa hay niños pequeños o recién nacidos. Por ello, los expertos recomiendan recurrir a las siestas rápidas (de 20 a 25 minutos). Estas son ideales para aliviar el estrés, reponer energías y mejorar la concentración y el estado de ánimo.

Es fundamental que sepas cómo aliviar el estrés parental y seguir los consejos antes dados, pero si tienes un problema mayor o te cuesta demasiado sobrellevar la situación, lo mejor es acudir con un especialista.

Sigue leyendo: Cifra récord de hospitalizaciones infantiles por ómicron en EU

(Con información de: BBC, El País y TV Vicentes)