La comida para bebés hecha en casa también puede poner en riesgo la salud de los recién nacidos. De acuerdo con un informe realizado por la organización Healthy Babies Bright Futures, el hecho de hacer los alimentos del bebé en casa no lo exenta de contener metales tóxicos.

El objetivo del estudio fue ver si la comida para bebés casera era mejor que la que se compraba en tiendas… y se encontró que la contaminación existía independientemente del lugar en donde se hicieron.

Comida para bebés hecha en casa también es peligrosa: ¿Qué puedes hacer?

En palabras de los expertos, el 94% de la comida para bebés y las marcas caseras y comerciales se encontraban contaminados con 1 o más metales pesados tóxicos.

¿Tienen la culpa las mamás que las preparan? Los expertos resaltan que no, pues los niveles de metales tóxicos en la comida para bebés variaron de gran manera según el tipo de alimento, no quién los preparó.

Para encontrar estos resultados se probaron 288 alimentos, incluidas algunas comidas para bebé populares como papas, zanahorias, cereales y plátanos. También se examinaron más de 7000 pruebas de alimentos adicionales de otras investigaciones publicadas con anterioridad.

“No pudimos ver alguna evidencia que sugiera que los purés caseros y las marcas familiares son generalmente más seguros, con niveles inferiores de metales, que los alimentos para bebés que se pueden comprar en tiendas”, explicaron los expertos.

Algunos hallazgos sobre la comida para bebés fueron:

  • 4 comidas para bebé populares se encontraban tan contaminados con metales pesados que se recomendó evitarlos en su totalidad.
  • 14 alimentos poseían poca contaminación y podían ser dadas libremente a los recién nacidos
  • 22 tenían cantidades moderadas a relativamente altas de metales pesados, que se comen con poca frecuencia o en rotación con otros alimentos. Para algunas de estas comidas para bebé, la preparación fue importante: pelar y cocinar redujo el contenido de metales pesados.

Cuidado con estos alimentos

Si eres padre o madre de familia, pon atención a estos alimentos:

  • El 94% de todas las muestras de comida para bebés que fueron analizadas contenían cantidades detectables de metales pesados tóxicos: el 94 % adquiridos en tiendas y el 94 % de los purés hechos en casa y los alimentos de marca familiar.
  • Las tortas de arroz y el cereal de arroz crujiente se encuentran muy contaminados con arsénico. Tienen niveles más elevados de arsénico que cualquier otra comida probada. Los dos se destacan como comida para bebés que deben ser evitados por niños y adultos.
  • Las 10 comidas más contaminados que comen los recién nacidos (comenzando por el más elevados) son:
  1. tortas de arroz
  2. cereal de arroz crujiente
  3. hojaldres a base de arroz
  4. arroz integral
  5. galletas para la dentición y bizcochos a base de arroz
  6. arroz blanco
  7. pasas
  8. galletas saladas
  9. barra de granola con pasas
  10. cereal de avena