La aparición de los dientes es un momento complicado tanto para los padres como para los infantes y uno de los métodos que se usan para aliviar las molestias son los collares de ámbar pero ¿es seguro hacerlo? Te lo decimos. 

Las molestias de este proceso natural del crecimiento del bebé son causa de irritabilidad y se torna difícil controlarlo.

El uso de los collares de ámbar parece inofensivo, pero lo cierto es que esto puede resultar riesgoso.

Es por esto que la creencia que se tiene en algunos lugares de América Latina y de España de colocarle este tipo de accesorios a los bebés ayudando a que sientan menos molestias durante el proceso de dentición ha sido objeto de estudio.

Foto: Canva

Ante eso, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, FDA, ha emitido una advertencia oficial y recomienda mejor evitarlos. Sabemos que como padres el afrontar la etapa de dentición no es tarea sencilla por eso te recomendamos lo que debes de hacer.

Collares de ámbar para los bebés ¿Qué son?

Elaborados con cuentas consecutivas de ámbar en un hilo flexible o caucho, estos accesorios son colocados en el cuello, pero también existen brazaletes del mismo tipo. Los artesanos de estos diseños defienden la postura que su uso disminuye el dolor provocado por el proceso de dentición en los bebés.

El collar de ámbar libera una sustancia que se absorbe por la piel del bebé gracias a su temperatura corporal, generando el efecto analgésico.  Pero hay quienes afirman que dicho efecto únicamente es posible al utilizar ámbar del Mar Báltico, debido a que este contiene ácido succínico, vinculado a efectos antiinflamatorios.

Esto es completamente falso, porque para que esto suceda, el ámbar del Mar Báltico tendría que llegar a una temperatura de doscientos grados centígrados para que excrete el ácido succínico, cosa que una persona no puede llegar a esos niveles de temperatura corporal.

Foto: pexels 

Beneficios o peligros de los collares de ámbar

Actualmente no hay ningún estudio o evidencia científica que respalde sus supuestos efectos benéficos, al contrario, las investigaciones realizadas han determinado riesgoso su uso y más si se trata de infantes.

El uso de collares de ámbar en bebés ha reportado casos de atragantamiento e incluso ahogamiento, los peligros más señalados por el personal de la salud son:

  • Asfixia. Al ser obstruida las vías respiratorias por una o unas cuentas de ámbar el bebé se encuentra en peligro de ahogarse. La boca y la nariz son áreas sumamente sensibles.
  • Estrangulamiento. El cuello del pequeño debe de estar libre, el movimiento es una dinámica natural de los bebés y si el collar se engancha en otro objeto o parte de su cuerpo puede aprisionar el cuello.
  • Infección. La presencia de bacterias se hace visible y se incrementa con estos artículos, poniendo en riesgo de infección la salud del menor.

¿Qué debes de hacer para abordar mejor el proceso de la dentición?

Al ser una etapa larga debido a que los dientes de leche terminan de salir hasta los dos años de edad, los síntomas pueden ser intensos, causar molestias e irritabilidad del bebé. Este proceso es normal y no implica ningún tipo de riesgo y debemos precisar que cada caso es diferente.

Lo importante aquí es no automedicar a tu bebé o elegir medios de alivio que pongan en riesgo su salud o hasta su propia vida como los collares de ámbar. Esta condición en su desarrollo y crecimiento es temporal y lo que debes de hacer en este proceso es lo siguiente:

  • El frío alivia. Puedes aplicar frío con una toalla congelada, ya sea que la muerda o con tu dedo deslices delicadamente.
  • Masaje. Un suave masaje en las encías, en forma de círculos y sin ejercer presión proporciona el alivio suficiente. Manos perfectamente limpias, uñas recortadas e inclusive se recomienda el uso de guantes.
  • Mordedores. Los clásicos juguetes para morder han subido de nivel y ya hay algunos hasta de uso quirúrgico. El bebé al morder estos materiales de gel comprimido o goma siente alivio en sus encías.
  •  Medicamento. En seguimiento con lo que te recomiende su pediatra, hay medicamentos para aliviar los intensos malestares. Aquí debes de prestar mucha atención porque son fármacos especiales.

 

Recomendaciones

No utilizar los collares de ámbar ni cualquier otro tipo de accesorio, alhaja o artículo que altere y ponga en riesgo a tu bebé. Recuerda, no hay ninguna evidencia científica con respecto a la eficacia de los collares de ámbar, pero sí de sus riegos y peligros.