Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Cólico del recién nacido y 7 consejos para tratarlo

Los llantos son comunes en el bebé, pero ¿qué pasa cuando son incontrolables? Conoce todo acerca del cólico del recién nacido

NEKANE CASTILLOMay 06, 2022 
Tiempo de lectura: 6 mins.
Uno de cada cinco niños llega a tener cólicos del lactante. (Foto: Unsplash)

Lo + leído

Es común que un bebé llore, pero ¿qué pasa cuando llora de forma inconsolable? Lo más probable es que se trate de una afección conocida como cólico del recién nacido o del lactante.

Los bebés, al carecer de la capacidad del habla, la única forma que tienen para avisar que algo les molesta o incomoda es llorar. Suelen hacerlo de forma ocasional, cuando tienen hambre, sueño, o sed, también cuando están en un sitio demasiado ruidoso.

Aproximadamente entre la segunda y la tercera semana de nacidos, algunos bebés pueden llegar a experimentar un problema llamado cólico del lactante, que puede extenderse hasta el cuarto mes de vida y después desaparecer por sí solo. No es una enfermedad que cause conflictos o complicaciones médicas, pero sí puede ser desgastante para los padres.

Se caracteriza por seguir una regla 3x3x3: Llora por 3 (o más) horas al día, durante 3 días, por al menos 3 semanas, y suele ser un llanto que prácticamente no logra calmarse.

Este problema no tiene una razón específica de ser, por lo que no existe una solución en concreto para resolverlo; sin embargo, existen una serie de consejos que puedes seguir para ayudarte durante estos momentos difíciles, sigue leyendo para conocerlos.

(Foto: Unsplash)

¿Qué causa el cólico en el recién nacido?

Los médicos aún no logran definir las causas exactas por las que puede darse, pues todos los casos son diferentes

Una de las teorías más aceptadas sugiere que el cólico del bebé podría ser causado porque el bebé se alimenta de manera demasiado rápida, lo que impide una correcta digestión y una inadaptación de su sistema digestivo aún no del todo desarrollado.

Otra teoría sugiere que puede tratarse de un reflujo esofágico temprano, e incluso se llega a pensar que podría tratarse de una infección temporal debido al desarrollo de la flora natural de su sistema.

¿Cómo ayudar con el cólico del bebé?

  1. Guarda la calma. Sabemos que puede ser frustrante que tu hijo llore de manera inconsolable, pero lo peor que puedes hacer es perder la calma. No te culpes, ni culpes al bebé por lo que sucede, ni pienses que es algo de mala suerte. Nemours Kids Health informa que al menos 40% de los bebés sufre de cólicos, o sea, casi la mitad de los recién nacidos.
  2. Cuida la dieta. Se ha visto que en casos donde la madre reduce su consumo de cafeína, lácteos, huevos y/o trigo, los bebés disminuyen los llantos y ayuda a aliviar la problemática.
  3. Cuida la postura del bebé al alimentarlo. La sugerencia es que coloques al bebé en una postura semi-incorporada, semi-sentada, sujetándole la cabeza con una mano, de esta manera impedirás que entre aire.
  4. Cuida la velocidad con que se alimenta. Una de las teorías de su origen sostiene a que el problema surge porque el bebé succiona demasiado rápido, llega a ingresar aire, y todo eso provoca que no pueda digerir la leche de manera adecuada. Para eso debes procurar que el bebé no pase hambre.
  5. Aumenta los eructos. Procura que el bebé eructe más veces entre comidas.
  6. Procura un ambiente tranquilo. Esto puede ser efectivo a la hora de comer, y también después de ella. Es importante brindarle al pequeño un sitio en que pueda alimentarse donde no se sienta estresado, ni demasiado estimulado por el entorno. Eso mismo podrá ayudarlo a relajarse en caso de sentir malestar.
  7. Bríndale sonido. Algunos bebés reaccionan de manera positiva a la música, logrando tranquilizarlos.

(Foto: Unsplash)

¿Cuándo preocuparse por el llanto de un recién nacido?

Como ya hemos dicho, el cólico del bebé es una situación que no afecta al pequeño y que por sí sola se irá quitando, pero hay varios puntos a considerar, que avisan en caso de que ese llanto incontrolable no se trata de un simple cólico: 

  • Fiebre. Si además de llorar por más de dos horas, tiene fiebre de 38°C o más, y se ve mal, es importante que acudas a servicios médicos, pues podría tratarse de una afección grave que lo pone en peligro.
  • No come. Los recién nacidos con cólicos del lactante no suelen dejar de comer. Si este es el caso, o has notado que ha perdido peso, debes llevarlo a servicios médicos.
  • Vómitos. Si bien los bebés con cólico pueden regurgitar (flujo del estómago que sale por la boca), no es normal que vomiten (expulsar contenido estomacal por la boca con fuerza), y mucho menos que pierdan peso.
  • Heces anormales. En caso de que exista presencia de sangre o moco, debes acudir al médico.

Lo ideal siempre será consultar con un experto en salud ante cualquier duda que tengas sobre un comportamiento anormal sobre tu hijo, principalmente si se trata de un bebé y su llanto incontrolable.

(Con información de: Nemours Kids Health, MedLine Plus, EnFamiliaAEP, Bebés y Más).

 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda