¿Apenas empezó a caminar tu bebé y ya le pusiste zapatitos? Puede ser irresistible, más porque hay cientos de modelos muy tiernos y porque no queremos que el pequeño se lastime, pero lo cierto es que hay más beneficios por dejar a tu bebé descalzo.

De hecho, un estudio de la Universidad Complutense de Madrid demostró que ponerle zapatos a un niño desde muy temprana edad puede afectar el desarrollo de su inteligencia y motricidad. 

Esto significa que entre más tiempo pase un niño descalzo, más inteligente será. ¿A qué se debe? Te lo explicamos a continuación.  

¿Por qué es bueno tener a tu bebé descalzo?

Dejar que los primeros pasos del bebé los haga descalzo es lo mejor que podemos hacer por nuestros pequeños, ya que favorece su desarrollo integral.

(Foto: Pexels) 

Según un artículo del portal Bebés y más, los pies del bebé son extremadamente sensibles y desde que nacen, tienen la función de conectarlo con el mundo que le rodea, aportándole información táctil y sensitiva, como temperatura, texturas y superficies. 

Por otra parte, cuando el bebé empieza a caminar, la percepción de la posición y el movimiento de los pies en relación con el espacio, juega un papel fundamental en el sistema nervioso central.

Pero caminar descalzo también puede hacer una diferencia en la inteligencia de tu bebé, según un estudio titulado “Podología preventiva: niños descalzos igual a niños más inteligentes”.

La investigación asegura que los niños descalzos desarrollan mejor su inteligencia puesto que el movimiento físico y el estímulo sensorial del bebé a través de los pies sin zapatos favorece la aceleración de maduración y del desarrollo intelectual del niño.  

¿Cómo favorecer la inteligencia del bebé? 

Estas son las recomendaciones de los expertos:

  • Déjalo descalzo tanto como puedas en casa o cuando no hace mucho frío 
  • Ponle calcetitas ligeras si sientes que el piso está frío 
  • Llévalo a caminar en distintas texturas, como pasto, arena, tapetes, fomi, entre otros.
  • La razón de que los bebés se quiten las calcetas y zapatos

Cuando un bebito empieza a caminar, recibe estímulos en la planta del pie y va adquiriendo equilibrio y fuerza en sus piernitas. 

(Foto: Pexels) 

Conforme va perfeccionando su técnica para caminar, el depósito de grasa que hace que los pies de los bebés se vean redonditos, va desapareciendo y se forma el arco plantar. También se fortalecen sus músculos y los huesos de los pies y piernas. 

Debido a este proceso, es frecuente que los bebés busquen quitarse insistentemente los calcetines y zapatos, ya que prefieren estar descalzos para tener una mejor percepción de su entorno. 

Busca que camine descalzo en diferentes superficies 

Permitir que tu bebé camine descalzo en diferentes entornos, como dentro de casa, por la arena, en el pasto o sobre una alfombra, tiene múltiples beneficios para la salud de los pies de tu pequeño, pero no solo eso, también mejora su circulación y evita el estrés. 

(Foto: Pixabay) 

Asimismo, puede estimular ciertos órganos conectados con las terminaciones nerviosas de las plantas de los pies

Por ello, es ideal permitir que los niños caminen descalzos tanto como se pueda, pues así estará más preparado para caminar, correr y saltar cuando llegue el momento.

Claro, si vas a llevarlo a la calle o en terrenos donde puede lastimarse el pie o ensuciarse, sus zapatos no pueden faltar, solo toma en cuenta que debe ser un calzado ideal para el pequeño, con las siguientes características:

  • Ergonómico
  • Ligero
  • Flexible y suave
  • De material transpirable
  • Fácil de poner y quitar  

(Con información de Bebés y más, Excelsior) 

Para aprender más de...Alimentos prohibidos para niños

Alimentación para niños
La alimentación de los niños es una preocupación constante para los padres, se trata que esta sea saludable, dependiendo de la etapa del desarrollo en la que los infantes se encuentren.
Lo bueno para nosotros no lo es para los niños
No todos los alimentos que para los adultos son sanos, son precisamente una buena opción para los niños. Por esto te presentamos una lista de 7 alimentos que no deberían consumir los niños, dependiendo su edad.
Leche entera de vaca:
Hasta que el niño cumpla un año de edad, no se debe alimentar con cualquier otro alimento que no sea leche materna o en su caso de fórmula adaptada, la leche de vaca contiene grasas que no pueden ser metabolizadas por sus pequeños riñones.
Bebidas energéticas:
Los niños no deberían de consumir bebidas energéticas debido a su alto contenido en azúcares, cafeína y taurina ya que estas bebidas están relacionadas con la obesidad y algunos trastornos de conducta.
Frutos secos:
Los frutos secos se caracterizan por ser pequeños y no deshacerse en la boca, estas características los vuelven propensos a causar asfixia entre los niños.
Algunos pescados:
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, recomienda que los niños no consuman pescados con altos niveles de mercurio ya que este elemento podría causar grave daño neurológico. Algunos de estos pescados son el pez espada, el lucio y algunas especies de tiburón.
Alimentos picantes:
El Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, menciona que no se debe alimentar con picantes o especias fuertes a los niños ya que su paladar aún no está desarrollado por completo y esto podría causar alergias.
Huevo crudo:
Consumir huevo crudo es una potencial fuente de contagios por salmonella, esta bacteria puede poner en riesgo la vida de los niños, ya que los principales síntomas que presentan los menores son fuertes vómitos y diarreas.
Refrescos:
Se debería tener una fuerte restricción respecto al consumo de refrescos entre los niños, pues contienen altas cargas de azúcares que exceden a las porciones recomendadas por la OMS. Su consumo está relacionado con el desarrollo de diabetes infantil.