Recientemente una noticia ha llamado la atención de la ciencia, ya que dos embriones que habían sido congelados hace 30 años, han sido adoptados y contribuyeron al nacimiento de unos mellizos en Estados Unidos.

Los mellizos que rompieron un récord

En Estados Unidos se registró un nacimiento sorprendente: unos mellizos, llamados Timothy y Lydia, han nacido a partir de dos embriones que habían sido congelados hace 30 años.

Este suceso, ocurrido en Tennessee, Estados Unidos, es considerado toda una hazaña de la ciencia, e incluso se ha ganado un récord: se trata del nacimiento exitoso proveniente de los embriones congelados por más tiempo.

Timothy y Lydia Ronald, han quitado el récord a Molly Gibson, quien poseía previamente el récord por haber nacido en 2020 de un embrión que había estado congelado por casi 27 años.

Los embriones eran apenas más jóvenes que los nuevos padres

Los embriones congelados y que sirvieron para dar vida a Lydia y Timothy, habían sido congelados desde el 22 de abril de 1992, luego de haber sido creados por fertilización in vitro para, se dice, ayudar a una pareja anónima:

  • Una mujer donante de 34 años.
  • Un hombre de 50 años.

Desde ese entonces habían permanecido congelados, y fue hasta principios de este año cuando los expertos de una clínica asociada al Centro Nacional de Donación de Embriones (NEDC), los descongeló para implantarlos en el útero de la futura madre: Rachel Ridgeway.

Lo sorprendente de esta historia, aseguran, es que los padres adoptivos, de los embriones y padres de los mellizos, Rachel y Philip Ridgeway, son apenas un poco más grandes que los embriones.

"Tenía cinco años cuando Dios dio vida a Lydia y Timothy, y él ha estado preservando esas vidas desde entonces", dijo el padre, Philip Ridgeway a CNN, agregando que “En cierto sentido, son nuestros hijos mayores y al mismo tiempo más pequeños”.

(foto: freepik)

Se espera que esta noticia aliente a otras personas

Estos embriones, implantados por un método conocido como “donación de embriones”, se tratan de los primeros adoptados por la familia Ridgeway, que ya tienen hijos no adoptados, y quienes específicamente solicitaron a aquellos que llevaran más tiempo esperando. 

Esta decisión, indica el médico encargado de la transferencia de embriones, John David Gordon, puede servir para tranquilizar a otras personas que se cuestionan si es posible adoptar los embriones creados hace varios años.

Además, en un comunicado del Centro Nacional de Donación de Embriones, aseguró que se espera que esta noticia sea útil para que otras personas se sientan motivadas a experimentar los beneficios y los buenos resultados de la adopción de embriones.

(Con información de: BBC Mundo.)