Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Abrazar a tus hijos puede evitar que sean berrinchudos

El contacto físico puede calmar a tus hijos e incluso evitar berrinches futuros.

FERNANDO GUEVARAAgo 05, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
(Foto: Freepik)

Lo + leído

Los berrinches pueden ser uno de los enemigos más grandes de los padres y es que estos en ocasiones son difíciles de controlar, pero se ha descubierto que abrazar a tus hijos puede evitar que sean berrinchudos.

Un berrinche es un tipo de reacción frenética característica de niños de entre 16 meses y tres años. Consiste en un fuerte ataque de ira que incluye protestas, lágrimas e incluso, el niño puede tirarse al suelo y patalear.

Abrazar a tus hijos puede evitar que sean berrinchudos

Muchos papás suelen regañar a sus hijos cuando estos hacen berrinche, lo que puede empeorar la situación, ya que estudios han demostrado que solo necesitan ser abrazados para calmarse e incluso los niños que más contacto físico tienen con sus padres son los menos berrinchudos.

De acuerdo con un estudio publicado por la Universidad de Stanford, el contacto físico con un bebé puede mejorar los patrones de sueño, promover su comodidad, relajar y mejorar sus funciones neuronales, evitando así los berrinches. En orfanatos de Europa se observó que los bebés que no tienen contacto físico tienen problemas con su desarrollo cognitivo.

El contacto físico con los hijos es fundamental para su buen desarrollo

De acuerdo a una investigación publicada en el Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, los niños que carecen del contacto físico pueden dejar de crecer correctamente y los berrinches pueden aumentar en mayor proporción.

Todo esto debido a la oxitocina, hormona que es importante para la conexión entre mamá e hijo y la creación de lazos sociales, pero también puede mejorar el sistema inmune, haciendo que tu hijo esté más sano, y puede aumentar las hormonas del crecimiento.

La oxitocina también puede ayudar a aliviar el estrés, por lo que abrazar y consolar sirve cuando el niño está teniendo un berrinche. Esto no significa que hay que consentir o hacer todo lo que el niño pida, sino calmarlo y enseñarlo a lidiar con sus emociones. En cambio, si empiezas a regañar a tu hijo cuando está haciendo un berrinche, esto lo hará enojar más y el nivel de estrés crecerá.

(Foto: Pinterest)

Los niños pequeños carecen de un sistema nervioso maduro capaz de regular sus emociones, es por esto que es importante no dejar que lloren hasta que se cansen y no puedan más, lo mejor es consolarlos, apoyarlos y brindarles un abrazo que los tranquilice.

El cariño juega un papel fundamental para la salud mental del niño

El cariño es importante para su salud mental. De acuerdo a una investigación del Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, recibir menos afecto durante el crecimiento puede aumentar el estrés y con ello impactar en la salud mental de un niño, ocasionando que de grande pueda tener depresión y le cueste relacionarse con la gente.

Otra investigación que siguió a 500 niños hasta sus 30 años, encontró que aquellos que crecieron con madres afectivas tienen menos ansiedad y una mayor inteligencia emocional.

Ahora ya sabes que abrazar a tus hijos puede ser la clave para que no hagan berrinches, además de calmarlos cuando están haciendo uno. Además, el amor y cariño que les brindes a su pequeña edad será fundamental para su crecimiento y para una buena salud mental.

Sigue leyendo: 5 alimentos que quitan las náuseas durante el embarazo

(Con información de: Vix y psicología y mente)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda