Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

7 errores comunes de las madres primerizas

Ser madre primeriza representa un gran reto, es importante que conozcas lo que le hace bien y lo que no a tu hijo

FERNANDO GUEVARAAbr 15, 2021 
Tiempo de lectura: 5 mins.
(Foto: Freepik)

Lo + leído

Convertirse en madre por primera vez puede ser un reto emocionante pero a su vez difícil, la falta de experiencia e información pueden jugar en contra de la mamá, a continuación te mostramos 7 errores comunes de las madres primerizas.

Ser madre primeriza sin duda es uno de los grandes retos que se le presentan a la mujer a lo largo de su vida, estar bien informada es clave durante este proceso.

 7 errores comunes de las madres primerizas

Es común que las madres primerizas cometan algunos errores pues no existe una guía de cómo ser la mejor madre, de los errores se aprende y seguramente si la mujer decide tener más hijos no volverá a cometer los mismos errores.

Estos son los 7 errores comunes de las madres primerizas:

1. Exagerar en la limpieza de los objetos que rodean al bebé

Una buena higiene en los bebés es fundamental, sobre todo durante las primeras semanas de vida, pero no hay que obsesionarse con hervir los biberones, chupones, juguetes, cucharas, y todo aquello que merodee su boca. Hay que intentar que los objetos estén limpios para que el bebé entre en contacto con un número determinado de baterías que le ayuden a desarrollar sus propias defensas, pero no las suficientes como para que le provoquen una infección.

(Foto: Pinterest)

2. Raparle la cabeza para que le crezca el cabello más fuerte

Los dermatólogos no recomiendan hacerlo, primero porque no es cierto que el pelo crezca más fuerte: crece exactamente igual. En segundo lugar, porque si el bebé es muy pequeño es posible que, al desaparecer el pelo, pierda calor corporal por la cabeza. La característica del pelo del bebé no serán definitivas hasta pasado su primer cumpleaños y dependen de su herencia genética.

(Foto: Pinterest)

3. Taparlo demasiado

Los recién nacidos tienden a enfriarse, pero si les abrigas demasiado sudan mucho. Además, se ha comprobado que aumenta el riesgo de asfixia y muerte súbita. Si la temperatura de la casa ronda de los 20 a los 22º el niño puede estar vestido con su ropita normal. Puedes saber si tiene frío si sus manos y pies están fríos o un poco morados. En ese caso conviene abrigarlos más. Si suda por la parte del cuello y la cabeza, es que tiene calor y debes quitarle algo de ropa.

(Foto: Freepik)

4. Mantener la casa en silencio cuando el bebé duerme

Al cumplir el mes y medio, los patrones de sueño del bebé empiezan a relacionar los ciclos de luz-oscuridad y el pequeño está más predispuesto a dormir más tiempo por la noche. Por eso debe percibir la luz del sol y habituarse a los ruidos cotidianos de la casa durante las siestas para saber cuando es de día. Además, si hay silencio absoluto cuando el niño duerme, cualquier ruido le espantará. Parar la actividad del resto de la familia durante el sueño del bebé no es bueno ni para el niño, ni para los demás integrantes de la familia.

(Foto: Pinterest)

5. Bañarlo todos los días

Los especialistas aseguran que bañar a los bebés dos o tres veces a la semana es suficiente. Sobre todo en los que sufren dermatitis atópica, puesto que el manto graso de la piel se altera con el baño y pueden empeorar los síntomas. Si después de cada cambio de pañal limpias bien al bebé con una esponja y le lavas las manos no es necesario bañarlo todos los días, y menos usar jabón (por muy suave que sea) salvo que al niño le relaje el contacto con el agua caliente antes de dormir.

Ser madre primeriza no es para nada fácil y existen muchos errores que se pueden cometer pero no debes de sentirte culpable por ellos, la experiencia hace al maestro y con el tiempo irás aprendiendo lo que es bueno y lo que no para tu hijo.

Sigue leyendo: ¿Por qué un bebé nace con los ojos azules y luego cambian de color?

(Con información de: Ser padres y Mayo Clinic)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda