De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el bienestar emocional es un “estado de ánimo en el cual la persona se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente, y es capaz de hacer una contribución a la comunidad”, a continuación te explicamos cómo cuidar este aspecto en niños.

El bienestar emocional supone la aceptación de las emociones que vayan surgiendo, sean estas buenas o malas, y saber cómo manejarlas conforme surgen, desde que son pequeños es importante cuidar el bienestar emocional en niños.

Para aprender más de...¿Qué tipo de cáncer es más frecuente en niños?

Cáncer infantil:
El cáncer es la principal causa de muerte entre los 5 y 14 años de edad. Anualmente mueren aproximadamente 2,000 niños dado que en México la supervivencia estimada a 5 años es del 56%, mientras que en otros países alcanza más del 80%. En el país existen solamente 64 Unidades Médicas Acreditadas (UMA) para la atención integral de niños y adolescentes con cáncer.
Leucemia:
Es el tipo de cáncer pediátrico más frecuente, representa el 52% del total de casos en México. Es una enfermedad de la sangre y la médula ósea en la que son afectados los glóbulos blancos (linfocitos).Sus síntomas son:anemia, fiebre constante, moretones y sangrado excesivos y sin razón aparente, dolor de huesos y articulaciones, ganglios en las axilas, el estómago y la ingle, debilidad y palidez y pérdida de apetito.
Neuroblastoma:
Es un cáncer que se desarrolla en el sistema nervioso; el sistema nervioso se encarga de los pensamientos, los cinco sentidos, el movimiento y la vista, está compuesto del cerebro, la médula espinal y los nervios. Los niños menores de 5 años son quienes presentan más casos. Los síntomas son: dolor abdominal, en el pecho o los huesos, silbido al respirar, pupilas desiguales y círculos oscuros alrededor de los ojos o bultos debajo de la piel.
Linfomas:
Son tipos de cáncer que se desarrollan en el sistema linfático, el cual se encarga de transportar los glóbulos blancos al cuerpo mediante un líquido llamado linfa. Existen dos tipos de linfoma: el linfoma no Hodgkin y el Hodgkin, el primero es el más común en niños. Los principales síntomas de la enfermedad son la hinchazón de los ganglios linfáticos, fiebre y fatiga.
Osteosarcoma:
Es un tipo de tumor que se desarrolla en los huesos, principalmente en los grandes localizados en la espinilla, el muslo o el brazo. Esta enfermedad se presenta mayoritariamente en adolescentes de 15 años.Los síntomas principales son: dolor de huesos, dolor de articulaciones, fracturas por movimientos rutinarios, limitación de movimiento y cojera.
Rabdomiosarcoma:
Es un tipo de cáncer en el que se forman células cancerígenas en los tejidos musculares. Los niños que más casos presentan son en edades de 2 a 5 años. Los síntomas que se presentan son: bultos que crecen y causan dolor, ojos saltones,dolor de cabeza, problemas para orinar y evacuar, sangre en la orina y sangrado de la nariz, la vagina o el recto.
Tumor de Wilms:
Es un tipo de cáncer de riñón que afecta a uno o ambos riñones. Los niños de 3 a 4 años son quienes presentan más casos. Los síntomas más comunes son: bultos, hinchazón y dolor en el abdomen, color anormal de la orina, estreñimiento, fiebre, hipertensión arterial, sensación de molestia, inapetencia, náuseas y vómitos.

5 rutinas para cuidar el bienestar emocional en niños

Existen algunas rutinas que los niños pueden hacer desde que son muy pequeños para cuidar su bienestar emocional:

1. Tener hábitos de higiene

Los hábitos de higiene diaria son igual de importantes para que el niño aprenda a gestionar sus propios cuidados. Es importante que el niño aprenda que debe lavarse los dientes después de comer y lavarse las manos antes de comer.

Para que aprendan hacer estas tareas por sí mismos es importante que las cosas estén siempre a su alcance, por ejemplo que tenga un lugar donde alcance sin problema y cuente con jabón para lavarse las manos.

2. Qué esté relajado

Es importante inculcar a los niños la importancia de actuar siempre con atención plena, y de encontrar un rato día para relajarse y conectar con su propio cuerpo.

Es importante que se le enseñen técnicas de relajación al niño, que no solo les sirvan para regular su comportamiento sino que también les ayuden para llevar una vida más armoniosa, equilibrada y plena.

(Foto: Especial)

3. Reforzar su autoestima

Si quieres que tu hijo crezca emocionalmente sano es muy importante reforzar su autoestima y hacerles sentir capaces, confiados, seguros e importantes.

Por lo que es fundamental motivarlos y darles la oportunidad de participar activamente en tareas acordes a su edad.

4. Enséñales por qué es importante ser ordenados

Para conseguir estabilidad emocional en los niños, es importante que se les inculque la importancia de mantener ordenado su entorno.

Una buena manera de reforzar este hábito es enseñarles a recoger sus juguetes después de jugar.

(Foto: Especial)

5. Tener una buena rutina del sueño

Es importante procurar que los niños tengan rutinas de sueño establecidas que aseguren su correcto descanso.

No se recomienda que los niños pasen tiempo frente a pantallas antes de dormir, también es fundamental respetar en la medida de lo posible el horario de ir a la cama, cuidar el ambiente de la habitación y realizar actividades relajadas antes de que vayan a dormir.

Es fundamental asegurarse de que el niño tenga cubiertas todas sus necesidades emocionales, ya que esto le ayudará a relajarse y dormir profundamente.

Cuidar el bienestar emocional de los niños es importante, por lo que las rutinas antes expuestas pueden ser muy importantes.

Sigue leyendo: El covid largo cada vez afecta más a los niños

(Con información de: Bebés y más, OMS y Sinews)