Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 consejos para involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé

Involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé reduce los efectos de los posibles celos y ayuda a fortalecer el vínculo fraternal

SUSANA CARRASCOMay 05, 2022 
Tiempo de lectura: 4 mins.
El hermano mayor puede leerle cuentos o ponerle el babero al bebé. Foto: PEXELS

Lo + leído

La llegada del bebé a la familia puede generar celos en el otro hijo, sin embargo, existen formas de que la experiencia sea positiva y que incluso, podamos involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé.  

Cuando el niño participa en el cuidado de su nuevo hermanito es más fácil crear un vínculo saludable así como un apego. A continuación te decimos cómo lograrlo. 

Involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé

Involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé es muy positivo, pues podemos facilitar la convivencia y promover el vinculo emocional entre ellos. Es importante empezar a preparar al niño para la llegada del bebé desde antes de que nazca y por su puesto, fomentar los cuidados cuando ya esté en casa. Estos son los pasos a seguir: 

(Foto: Pixabay) 

1. Hazlo parte del proceso de bienvenida 

A lo largo del embarazo es importante preparar al niño para la llegada de su hermanito, lo que generará expectativa por conocerlo y cuidarlo.

Mayo Clinic sugiere comenzar por hablar con el hijo mayor acerca de la llegada de su nuevo hermano explicándole con palabras adecuadas para su edad cómo crece el bebé. Debes aclararle que el bebé comerá, dormirá y llorará la mayor parte del tiempo, por lo que al principio, no podrá ser un compañero de juegos.

No solo debes hablarle del bebé, sino pedirle ayuda con algunas actividades relacionadas con su hermanito, como comprar ropita, juguetes o decorar la habitación.  

2. Dale tareas 

Una vez que el bebé está en casa, el niño puede colaborar en tareas como el cambio de pañal, la hora del baño o darle de comer. No se trata de que el niño haga solo esas tareas, sino que sea por ejemplo, el encargado de traer el pañal o la crema. También puede ser el encargado de ponerle el babero o de pasarlos la toalla del bebé tras el baño.

Asimismo, el niño puede colaborar al leerle cuentos, cantarle o contar historias a su hermanito.

(Foto: Pixabay) 

3. Ten en cuenta la edad

Las tareas de cuidado en las que el niño ayude siempre deben ser acorde a su edad, de lo contrario, puedes favorecer que se sienta frustrado de no poder realizarlas. Recuerda que siempre debe haber un adulto supervisando y que nunca debes dejarlo solo con el bebé para evitar accidentes.

4. Dale siempre las gracias

Al involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé es fundamental que reconozcas su ayuda y que le agradezcas por lo que hace por su hermanito. 

Además, independientemente de la edad de tu hijo mayor, asegúrate de que reciba atención individual cuando llegue el nuevo bebé.

5. No le exijas ayuda 

No es recomendable que el niño se sienta excesivamente responsable de los cuidados del bebé, porque podemos generarle una presión emocional. La idea no es que se haga cargo de la mayoría de las cosas relacionadas con su hermano menor, sino que simplemente colabore en sus cuidados para fortalecer el vínculo.

Al involucrar al hermano mayor en los cuidados del bebé, poco a poco verás cómo se unen y se convierten en compañeros de juegos. Además, el hermano pequeño se sentirá feliz de tener la atención y protección de su hermano.

(Con información de Bebés y más)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda