Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

4 estrategias para que los niños ganen autonomía

Los niños deben ir adquiriendo autonomía conforme crecen, y existen varias estrategias para lograrlo

NEKANE CASTILLOMay 24, 2022 
Tiempo de lectura: 6 mins.
La forma más fácil de lograr que los niños se vuelvan más autónomos, es hacerlo ver como un proceso divertido. (foto: unsplash)

Lo + leído

La autonomía en los niños es de suma importancia, pues esta influirá en su autoestima, su autoimagen, y también en la forma en la que se relacionan con otras personas y su entorno, así como la manera en que trabajarán conforme vayan creciendo.

Es importante que los niños puedan ser autónomos, ya que de esta manera se sentirán más confiados ante el mundo y la resolución de conflictos que se les puedan aparecer, y su aprendizaje se podrá ver potencializado.

Hay que recordar que el proceso de aprendizaje de la autonomía es un proceso individual y gradual, que dependerá mucho de cada niño, incluyendo de su personalidad, por lo que se debe ser paciente, sin presionarlo, considerando también su interés por los temas, ya que para que la autonomía se aprenda, no debe ser visto como un castigo una carga.

En este artículo te presentamos cuatro categorías de estrategias para ayudar a los niños a que sean más autónomos.

(foto: unsplash)

Aprendizaje lúdico para autonomía de los niños 

Que aprendan mientras juegan es una de las formas más fáciles y amenas para que los niños puedan ir ganando autonomía. De esta manera, los pequeños se sentirán motivados y no interpretarán como una carga la idea de ser ellos quienes comiencen a realizar sus propias actividades, ni lo verán como algo aburrido u obligatorio.

Algunos juegos que puedes realizar son:

  • Juego de las claves del método Agazzi. Se utilizan símbolos o claves específicas para etiquetar o clasificar las cosas. De esta manera las cosas se pueden organizar, lo que puede servir para ayudarles a comprender la importancia de ordenar.

  • Juego de la gallina ciega. Se trata de un juego clásico que les enseña a que tienen y pueden ser capaces de realizar las cosas confiando en ellos mismos, sin que sus padres los ayuden.

  • Abrocha-botones. Aunque es una actividad muy sencilla, ayuda a que los niños puedan desarrollar sus habilidades motrices, y que aprendan a vestirse ellos solos.

  • Uso de Walkie-Talkies. Pueden utilizarse cada que salgan de casa con amigos, lo que les enseñará a que siempre deben estar alertas de su entorno, mientras se divierten jugando como si estuvieran en una película.

(foto: unsplash)

Actividades en el hogar

Los niños pueden desarrollar su autonomía con actividades muy simples, incluso dentro del hogar. Lo importante es que sean capaces de participar en las actividades hogareñas, siempre y cuando estén dentro de sus posibilidades, haciéndolos tener un rol importante dentro de estas.

Al niño o niña se le puede pedir que ayude con las compras en el supermercado (algunas estrategias incluso aseguran que se les puede otorgar un presupuesto pequeño solo para ellos, para que aprendan a manejar su dinero), así como participar en la cocina, preparando los alimentos o los ingredientes.

También pueden participar en las tareas de limpieza (como barrer, trapear, sacudir), ya sea en toda la casa, o iniciando por solo su habitación. Lo importante es que tengan un rol que puedan cumplir.

Que sean ellos quienes elijan su ropa, también es una actividad de suma importancia que les enseñará la primera parte de la autonomía, e incluso ayudará en su autoestima y comodidad con su imagen.

(foto: unsplash)

Campamentos o escuelas de verano

Aunque esta opción requiere que no estén en casa, los campamentos son una excelente opción para que los niños aprendan autonomía, así como el trabajo en equipo, y aprenderán también cómo es la mejor manera para relacionarse con terceros.

Normalmente las actividades de este tipo, suelen tener la característica de que son los niños quienes tienen que hacer y decidir las cosas: deben vestirse, manejar sus rutinas de sueño, cuidar sus pertenencias, y su comportamiento de acuerdo a las normas. 

Además, el proceso de socialización y la interacción con otros ambientes diferentes a los habituales, como por ejemplo en el campo, pueden ser beneficiosos para aligerar problemas que la pandemia pudiese causar, como el estrés y la ansiedad.

(foto: unsplash)

Lectura y escritura

A los niños y niñas se les debe de fomentar la escritura y la lectura, pues de esta manera ellos serán capaces de, poco a poco, ir responsabilizándose con sus deberes y responsabilidades escolares, así como con su aprendizaje en general.

Es importante recalcar que las actividades de esta categoría deben realizarse de manera gradual, siempre de acuerdo a sus capacidades, y también a sus gustos, pues es necesario que no lo vean como algo tedioso, sino como algo atractivo, principalmente la lectura.

La mejor forma de iniciar será realizando con ellos las actividades, como leerles cuentos en voz alta, o proponiéndoles ejercicios para practicar sus letras o para escribir cartas, postales, etc. Se debe participar con ellos e incentivarlos para que poco a poco decidan ir tomando las riendas de las actividades, y puedan realizarlo por su propia cuenta.

 

 

(Con información de: Bebés y Más, Guía infantil, Guía del niño.)

 

 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda