Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

“Pensé que el orgasmo era un mito o que estaba impedida a sentirlo”

Son 13 minutos el tiempo promedio que necesita una mujer para llegar al orgasmo

FERNANDO GUEVARAAgo 07, 2021 
Tiempo de lectura: 16 mins.
(Foto: Especial)

Lo + leído

“Le pregunté a mi mamá lo que era un orgasmo después de leer en una novela la reveladora experiencia de una prostituta al sentir un orgasmo por primera vez”, relata Diana Brenda.

Diana Brenda Galván es una mujer de 25 años que cuenta que aunque no recuerda si alguna vez le mencionaron lo que era un orgasmo en la escuela, fue ella quien abordó a su mamá sobre el tema cuando tenía 12 años, ya que el relato del libro que estaba leyendo logró desatar su curiosidad con miles de preguntas incómodas para su madre.

(Foto: Diana Brenda Galván)

¿Realmente qué es un orgasmo?

El orgasmo es un reflejo que se desencadena y es un estímulo erótico sostenido que resulta placentero a la mujer y este reflejo se manifiesta básicamente con contracciones voluntarias e involuntarias de los genitales internos y externos y con contracciones del resto del cuerpo.

La doctora Claudia Wally Rampazzo es una destacada sexóloga que explicó a SuMédico que durante el orgasmo también hay un aumento de la frecuencia respiratoria y de la frecuencia sanguínea.

“El orgasmo realmente son contracciones arrítmicas que pueden durar como máximo 20 segundos y que genera mucho placer que se percibe a nivel cerebral lo que hace que el tiempo dure más cuando se llega al clímax. Esta sensación no tiene nada que ver con la reproductividad y es únicamente placentero”.

 

Cada 8 de agosto se festeja el Día Internacional del Orgasmo Femenino donde se busca que las mujeres tengan más información sobre la sexualidad y se discutan temas como formas de conseguir un orgasmo.

"El Día Internacional del Orgasmo es para recordar que es importante y entender que el clímax forma parte de la salud sexual de la persona y que las mujeres que no llegan constantemente a él tienen derecho de buscarlo”, dice Rampazzo.

Además asegura que la mujer puede disfrutar de su sexualidad libremente y el orgasmo es la cereza del pastel.

(Foto: Freepik)

Diana Brenda cuenta que fue a los 12 años cuando tuvo su primer orgasmo a través de la masturbación y que fue hasta los 22 cuando experimentó uno teniendo relaciones sexuales con un hombre.

“En ese momento ya era consciente de lo que era un orgasmo, había leído artículos científicos que hablaban de sus beneficios. Eso me ayudo a reconocerlo la primera vez que lo sentí, pero también se convirtió en una carga para mis primeras experiencias sexuales, ya que al no conseguir ese placer monumental que tantas veces había leído en las protagonistas de las novelas eróticas y ver que las actrices porno lo conseguían sin esfuerzo alguno, comencé a pensar que había una dramatización sumamente exagerada en torno al mito del orgasmo femenino o yo simplemente estaba impedida para sentir esa mágica y esplendorosa sensación por medio del sexo”, dice Diana.

Escucha: 

Vivimos en una cultura donde se sataniza el placer femenino

 La doctora Rampazzo indica que vivimos en una cultura donde se sataniza y se minimiza el placer femenino, “estamos en una cultura donde a la mujer se le ve como la madre, la cuidadora de la pareja, quien cuida a los demás, quien sólo es receptora del placer sexual masculino y no se visibiliza que la sexualidad es importante para hombres y mujeres”.

“Las mujeres también tenemos derecho a pasarla bien, en ocasiones somos víctimas de nuestra propia hormona, a veces queremos tener relaciones sexuales, en otras ocasiones no, pero somos libres de decidir cuando y con quien queremos disfrutar de nuestra sexualidad”, declara Rampazzo.

Alrededor del 20 por ciento de las mujeres en el mundo tiene dificultad para alcanzar un orgasmo

 La especialista indica que en el mundo alrededor del 20 por ciento de las mujeres tienen alguna dificultad para alcanzar el orgasmo o bien entran en la clasificación de mujeres con anorgasmia.

“Estas mujeres no se deben preocupar, deben de entender que la dificultad para alcanzar el orgasmo es una disfunción que bien estudiada puede tener una solución. Hay libros que ayudan a alcanzar un orgasmo, hay audiolibros y la forma más práctica es buscar ayuda”.

La anorgasmia es un término médico para definir la dificultad regular para alcanzar el orgasmo luego de una amplia estimulación sexual. La falta de orgasmos te angustia o interfiere en la relación con tu pareja.

“Si no recibes un estimulo erótico eficaz es difícil alcanzar el orgasmo, pero si a pesar de recibir un estímulo erótico de manera persistente no puedes llegar a el, se puede estar hablando de una disfunción sexual”, indica la sexóloga Rampazzo.

(Foto: Freepik)

Las mujeres que sufren de anorgasmia pueden acudir con un especialista que tendrá que investigar el origen; este mal puede ser causado por enfermedades, cuestiones fisiológicas, medicamentos, alcoholismo, tabaquismo y hasta por el mismo envejecimiento.

Muchas mujeres llegan al orgasmo por sí mismas y no con la pareja

 La anorgasmia también se puede presentar en las relaciones sexuales con la pareja debido a una mala técnica.

Escucha:   

“Hay ocasiones en las que las mujeres sí alcanzan el orgasmo por sí mismas, pero no con su pareja, por lo que hay que estudiar qué es lo que hacen solas que les ayuda a llegar al orgasmo y que es lo que no hacen sus parejas para que no logren llegar al clímax”, relata Rampazzo.

Para poder tener orgasmos las mujeres deben de gozar con una salud plena

Algunas mujeres pueden presentar sequedad y/o atrofia vaginal que ocurre  principalmente con la disminución de estrógenos y con ello baja la humedad vaginal, y la producción de colágeno y fibroblastos que proporcionan la tensión que la vagina necesita.

Los síntomas más comunes que llegan a presentar son sensación de sequedad, ardor y comezón en el área vulvar y la vagina; aumento de la frecuencia urinaria, en ocasiones con ardor al orinar y sensación de que la vejiga no se vacía completamente; molestia en las relaciones sexuales que puede ser dolor en la penetración o dolor profundo durante el coito.

El doctor Julio Morfin Martín, ginecólogo obstetra, con subespecialidad en urología ginecológica, explica que la sequedad y/o atrofia vaginal también se puede presentar después del parto, durante la lactancia, por el uso de algunos métodos anticonceptivos hormonales, así como en mujeres que han recibido tratamiento para cáncer, sobre todo para cáncer de mama o genital.

El especialista indica que las molestias se van a incrementar en el área vulvar y vaginal con sequedad, la vagina perderá elasticidad y humedad haciéndose cada vez más corta y estrecha, generando molestias en las relaciones sexuales, pudiendo llegar a presentarse sangrado.

“Es importante señalar que estas molestias se presentan en mujeres con y sin relaciones sexuales e interfieren en varias situaciones de su vida cotidiana, como al estar sentadas mucho tiempo, hacer ejercicio, etcétera, o por aumento de la frecuencia urinaria, incluso en las noches”, apuntó el experto.

Además indicó que las mujeres que tienen algún problema en el ámbito sexual tienen que acudir con un especialista al tener su primera molestia y no esperar a que estas se agraven.

(Foto: Especial)

¿Cuál es la forma más fácil para que una mujer alcance el orgasmo?

Una investigación publicada en Psychology Today, en la que los investigadores exploraron qué factores pueden estar relacionados con los orgasmos más consistentes en una muestra de mil 239 mujeres. Los científicos estaban particularmente interesados en el papel de la estimulación directa del clítoris y de ciertos movimientos corporales que a menudo ocurren durante las relaciones sexuales vaginales. Especialmente, los autores investigaron los informes de las mujeres de movimientos oscilantes de ida y vuelta de la pelvis y el tronco, así como la presencia de un roce más directo o preciso del clítoris.

Los hallazgos de los investigadores sugirieron que las mujeres experimentaron orgasmos más frecuentes durante las relaciones sexuales cuando incorporaron estimulación directa del clítoris, independientemente de su comunicaron corporal. Sin embargo, el movimiento corporal de ida y vuelta de la pelvis y el tronco, a diferencia de la inmovilización corporal, también se asoció con una mayor frecuencia de orgasmos durante las relaciones sexuales vaginales, incluso sin estimulación directa del clítoris directo.

(Foto: Especial)

No te pierdas: 

¿Cuál es el tiempo promedio que las mujeres tardan en alcanzar un orgasmo?

Aunque cada mujer vive el orgasmo de manera diferente y el tiempo en alcanzarlo puede variar entre una y otra, un estudio publicado en el ‘Journal of Sexual Medicine’, indica que el tiempo medio que necesita una mujer heterosexual para llegar al orgasmo es de 13.46 minutos.

Los autores de dicho estudio también indicaron que aunque existen diferentes tipos de orgasmos femeninos, los hombres suelen centrarse en la vagina. Y el problema es que la penetración rara vez es la mejor manera de hacer llegar al clímax a la mujer.

Sólo el 31.4 por ciento de las participantes llegó al orgasmo de esta manera. Eso significa que el 68.6 por ciento restante necesitaba alguna otra acción, como besarse, ‘morder’ o tocar otras partes del cuerpo, según describen los expertos en su investigación.

¿Cuántos tipos de orgasmos femeninos existen?

Según algunos especialistas, las mujeres pueden alcanzar hasta doce tipos de orgasmos diferentes entre los que se encuentran:

-Clitoriano: gracias a sus 12 terminaciones nerviosas, la estimulación del clítoris puede ser un camino directo al orgasmo.

-Vaginal: Este se da mediante la penetración y se da al estimular el punto G; se estima que alrededor del 30 por ciento de las mujeres consigue alcanzar el orgasmo por esta vía. 

-Mixto: estos ocurren cuando se tocan y complacen varias áreas del cuerpo simultáneamente.

-Múltiples: se dan con una postura que permita el roce de la penetración a la vez que la estimulación del clítoris.

-Anal: muchas mujeres pueden alcanzar el orgasmo durante el sexo anal. Las paredes anales son ricas en terminaciones nerviosas y entre las zonas erógenas más sensibles del cuerpo.

-Sleep-gasm: el cerebro de la mujer es capaz de tener un orgasmo mientras duerme gracias a la relajación. Mientras descansan, están más relajadas.

-Cervical: también conocido como el orgasmo profundo, el clímax en esta zona tan solo puede conseguirse mediante una penetración profunda.

-Punto U: la uretra femenina está rodeada por algunas terminaciones ocultas del clítoris. Cuando se estimula, la sangre se precipita hacia el tejido eréctil que rodea la abertura, lo que puede provocar eyaculación.

-Punto A: es la zona vaginal interna. Se encuentra en la pared vaginal frontal hacia el área del ombligo y la presión adecuada sobre la zona es similar a la estimulación indirecta del punto G.

-Pezones: jugar con los pechos y los pezones ilumina la misma parte del cerebro que responde a la estimulación genital y del clítoris.

-Coregasmos: estos ocurren cuando estás haciendo ejercicio, este comienza en algún lugar alrededor de las abdominales y puede ocurrir durante o poco después del entrenamiento.

-Respuesta sexual expandida: las mujeres que lo experimentan pueden tener orgasmos múltiples, prolongados e intensos. Los investigadores creen que es causado por la activación simultánea de los nervios pudendo, pélvico, hipogástrico y vago.

El orgasmo es bueno para la salud de las mujeres

La doctora Rampazzo asegura que son múltiples los beneficios que aportan los orgasmos a la salud, ya que hacen que el cerebro descargue la oxitocina lo que hace que el placer se intensifique. “A nivel cardiovascular es muy buen ejercicio y a nivel emocional, durante el orgasmo se secretan endorfinas que da placer y esto tiene un impacto en el sistema inmune, hace que las mujeres seamos más felices, contentas y que disfrutemos más cosas a lo largo de la vida, además de que también hace que el sistema inmune mejore”.

(Foto: Freepik)

“Independientemente de los vastos beneficios que genera en nuestro cuerpo el orgasmo, yo considero al placer sexual una pieza fundamental de la vida de cualquier ser humano, pues traza el camino del autoconocimiento y el reconocimiento del otro. Además, a través del orgasmo obtenemos la llave de nuestros instintos, deseos y fantasías más profundas y, por tanto, conseguimos el placer de la liberación”, señala Diana Brenda.

Por otro lado, la experta Rampazzo también indica que el orgasmo trae beneficios a la pareja, ya que en él se encuentra el conocimiento de la persona a la que se quiere e indica que los hombres deben de dejar de ver al clímax femenino como un trofeo, “el orgasmo es de quien lo trabaja, los hombres no lo deben de ver como un trofeo, ya que en ocasiones ellos no tienen mucho que ver”.

Escucha:

Sobre vivir la sexualidad al máximo, Diana Brenda considera que es importante debido a que se trata de un absoluto derecho sobre el cuerpo femenino.

“¿Por qué habríamos de negarnos la posibilidad de experimentar la satisfacción, sentir el goce, descubrir el placer y compartir toda clase de deleites carnales? Experimentar la sexualidad es también una forma de asumir nuestra autonomía”.

La doctora Rampazzo finaliza diciendo que no hay ningún estudio científico que señale cuantos orgasmos debe de tener la mujer al mes, pero en términos generales lo que dicen las estadísticas es que con que se tengan fantasías sexuales, pensamientos sexuales, ganas de masturbarse o tener relaciones sexuales al menos una vez al mes, indica que se tiene un deseo sexual adecuado.

Sigue leyendo: ¿Qué hace que mujeres y hombres quieran tener más sexo?

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda