Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.
De la A a la Z  /  Anemia en el embarazo

Anemia en el embarazo

REDACCIÓNOct 26, 2021 
Tiempo de lectura: 25 mins.

La anemia aparece hasta en un tercio de las mujeres durante el tercer trimestre del embarazo

Durante el embarazo aparece una anemia hiperplasia eritroide, y la masa eritrocítica crece, por lo que un aumento desproporcionado en el volumen plasmático produce hemodilución (hidremia del embarazo): el hematocrito disminuye del 38 a 45% de las mujeres sanas no embarazadas al 34% en un embarazo único a término y aproximadamente el 30% en un embarazo multifetal a término.

La anemia aparece hasta en un tercio de las mujeres durante el tercer trimestre del embarazo. Cuando aparece, la sangre no puede transportar tanto oxígeno como en condiciones normales. Las causas más frecuentes de anemia son: déficit de hierro y deficiencia de ácido fólico. Al principio, no causa síntomas solo fatiga, debilidad, mareos y palidez.

(Foto: Freepik)

Si la anemia es grave, el pulso puede ser rápido y débil, pueden sufrirse desmayos y la presión arterial puede ser baja. Si la anemia persiste, las consecuencias pueden ser:

El feto no puede recibir suficiente oxígeno, necesario para un crecimiento y desarrollo normal, especialmente del cerebro.

Las mujeres embarazadas pueden llegar a estar muy cansadas y tener dificultad para respirar.

El riesgo de parto prematuro aumenta.

El sangrado que normalmente acompaña al parto puede agravar de forma peligrosa la anemia en estas mujeres. Además de que son más propensas a desarrollar infecciones después del parto.

La anemia por carencia de hierro o de ácido fólico es la causa de la anemia durante el embarazo en aproximadamente el 95% de los casos, y puede deberse a no consumir suficiente hierro en la dieta, menstruación y haber tenido un embarazo anterior.

La anemia suele detectarse cuando los médicos realizan un hemograma completo de rutina en la primera exploración después de la confirmación del embarazo. El tratamiento para los síntomas graves de anemia son transfusiones. Puede afectar la respiración o el corazón. Puede prevenirse o tratarse tomando suplementos de hierro y ácido fólico durante el embarazo.

Para saber más de...Enfermedades más comunes en el embarazo

Diabetes gestacional:
Es un tipo de diabetes que ocurre en el embarazo. Es difícil de diagnosticar porque sus síntomas se confunden con los de la gestación. Puede causar graves riesgos a la madre y el bebé como la macrosomia (crecimiento acelerado del feto), la preeclampsia, un parto prematuro o que el bebé nazca con hipoglucemia.
Desprendimiento de la placenta:
Ocurre cuando la placenta se desprende de la pared uterina antes del nacimiento. En los casos más graves la vida del feto corre riesgo inminente porque deja de recibir el oxígeno y los nutrientes necesarios para sobrevivir. Sus síntomas son: sangrado vaginal, contracciones, dolor abdominal y sensibilidad uterina.
Preeclampsia:
Ocurre en las etapas finales del embarazo debido a una alza súbita de la presión arterial. Causa presión arterial alta, hinchazón de manos y cara, dolor abdominal, mareos, dolores de cabeza, problemas renales y de otros órganos y en algunos casos convulsiones. Se cura una vez que nace el bebé pero se corre el riesgo de un parto prematuro.
Incompatibilidad Rh:
Existen 4 tipos de sangre (A, B,O y AB), con dos tipos de factores: Rh positivo o negativo. Hay veces que el factor Rh del feto y la madre son incompatibles y el sistema inmune crea anticuerpos para combatir el nuevo tipo de sangre. Es durante el segundo embarazo que, de existir esta afección, el cuerpo de la madre ataca al bebe hasta un punto mortal.
Embarazo ectópico:
Es cuando el óvulo fertilizado no se implanta en el útero, sino en las trompas de falopio. En consecuencia, el óvulo no puede desarrollarse y por lo tanto el aumento de tejido provoca un sangrado vaginal que debe ser contenido de inmediato pues la vida de la madre corre riesgo.
Anemia:
Durante el embarazo, la madre comparte el hierro con el feto para la creación de sus glóbulos rojos. Por ello, la mujer comienza a tener una disminución de hierro y glóbulos rojos que le provocan anemia. Los síntomas son: fatiga, debilidad, palidez, mareo, falta de aire y sensación de desmayo.
Hiperémesis gravídica:
Las náuseas de las mujeres embarazadas son normales hasta cierto punto. Sin embargo, a algunas les pueden ocurrir náuseas y vómitos graves que duran todo el embarazo. La mujer deberá ser hospitalizada para recuperar todos los líquidos y nutrientes que ha perdido.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección
Placeholder here!!!

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!

Relacionado con De la A La Z