Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.
De la A a la Z  /  Aborto espontáneo

Aborto espontáneo

REDACCIÓNOct 26, 2021 
Tiempo de lectura: 19 mins.

Alrededor del 85% de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 12 semanas de gestación

Un aborto espontáneo es la pérdida de un feto por causas naturales antes de las 20 semanas de embarazo. Se pueden producir por un problema en el feto (como trastorno o defecto congénito) o en la mujer (como una anomalía estructural de los órganos reproductores, una infección, consumo de cocaína, alcohol, tabaquismo y una lesión).

Se produce un aborto espontáneo hasta en el 15% de los embarazos reconocidos. Una cantidad mayor de abortos espontáneos no se reconoce porque tienen lugar antes de que las mujeres sepan que están embarazadas.

Alrededor del 85% de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 12 semanas de gestación y hasta el 25% de los embarazos terminan en abortos espontáneos durante las primeras 12 semanas. El restante 15% de los abortos espontáneos se producen durante las semanas 13 a 20.

(Foto: Freepik)

Los abortos espontáneos son más frecuentes en embarazos de alto riesgo, sobre todo cuando las mujeres no reciben la atención médica adecuada. Se cree que la mayoría de abortos espontáneos que tienen lugar durante las primeras 10 a 11 semanas de gestación se producen por algún trastorno genético.

En cuanto a síntomas se refiere el aborto espontáneo suele ir acompañado de manchas de sangre roja brillante o más oscura o de una hemorragia más patente. El útero se contrae causando dolores o calambres. Cerca del 20% de las mujeres embarazadas tienen algún tipo de hemorragia por lo menos una vez durante las primeras 20 semanas de embarazo, terminando la mitad de estos episodios en aborto espontáneo.

Si las mujeres embarazadas tienen amenaza de aborto, los médicos les recomiendan evitar actividades que requieran esfuerzo y tener reposo absoluto; si expulsan completamente el feto y la placenta, no hay necesidad de tratamiento, pero si algún tejido del feto o de la placenta permanecen en el útero realizan un legrado o utilizan un fármaco para inducir el parto.

Para saber más de...5 cosas sorprendentes que le pasan a tu cuerpo durante el embarazo

El sistema inmune cambia:
El sistema inmune de una mujer embarazada se comporta de una manera extraña que los científicos aún no descifran por completo ya que después de la implantación del embrión en el útero, el sistema inmune en vez de atacarlo como a cualquier cuerpo extraño, no lo hace. Se cree que es porque hay células inmunes que protegen al feto de otras células inmunes.
El útero crece y se cierra:
Para proteger al feto, el cuerpo crea un tapón antibacteriano de moco en el cuello del útero que no permite la entrada de gérmenes y se mantiene cerrado hasta que el bebé nace. A medida que el embarazo progresa, dos hormonas, la progesterona y la relaxina, provocan el estiramiento de los músculos para que el útero crezca libremente sin causar daño.
Menor capacidad pulmonar:
El diafragma es empujado a medida que el útero crece, lo que provoca falta de aire en las mujeres. Sin embargo, la progesterona entra de nuevo al rescate y sustituye la función del diafragma para hacer respirar a la mujer y así, tanto ella como su feto obtienen el oxígeno suficiente aunque con menor capacidad pulmonar.
Doble cantidad de sangre:
Además de que los riñones comienzan a producir una hormona llamada eritropoyetina, que aumenta la producción de glóbulos rojos (sangre), también retienen más agua y sales para aumentar el volumen de la sangre al doble. Por su parte, el feto crea su propio suministro de sangre con los nutrientes que obtiene de la madre.
El corazón trabaja horas extra:
Con toda esa nueva cantidad de sangre, el corazón tiene que trabajar más para poder bombearla toda y enviarla al cuerpo de la madre y la placenta del feto. Por ello la frecuencia cardiaca aumenta, lo que provoca que muchas mujeres embarazadas sufran complicaciones en el embarazo y el parto relacionadas con el corazón y la presión arterial.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección
Placeholder here!!!

Thank you for trying AMP!

You got lucky! We have no ad to show to you!

Relacionado con De la A La Z