Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Por qué la gente toma alcohol?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que, a nivel mundial, 3 millones de fallecimientos anuales resultan del uso nocivo del alcohol .

ADRIÁN AGUIRREFeb 22, 2020 
Tiempo de lectura: 6 mins.
Foto en portada: needpix.com

Lo + leído

Las personas han estado consumiendo alcohol por más de 10,000 años y cuando beber agua era muy arriesgado, esta sustancia psicoactiva parecía una apuesta mucho más segura. Hoy, la gente le da muchas razones a su decisión de tomar... y la edad en la que lo comienzan a realizar es cada vez menor.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el 63 por ciento de la población mexicana identificada en un estudio de 2016 como consumidora de alcohol, fueron adolescentes y jóvenes de entre 12 y 24 años de edad. Por su parte, el Instituto Nacional de Salud precisa que un 12 meses antes (2015) 15.1 millones de adultos estadounidenses tenían un problema con el consumo de alcohol.

"La fuerza del compromiso de las personas con algo depende de su valor para ellos y de la posibilidad de que el valor, de hecho, ocurra”, explica el doctor Shahram Heshmat.

Pero entonces... ¿Por qué bebemos?


Foto: pxfuel.com


Puedes leer: Cantidad tomada de alcohol, ligada a riesgo de demencia 

¿Por qué toma la gente?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que, a nivel mundial, 3 millones de fallecimientos anuales resultan del uso nocivo del alcohol y que existe una relación causal entre el uso nocivo del alcohol y una variedad de trastornos mentales y del comportamiento, otras afecciones no transmisibles y lesiones.

“Primero, la neurociencia nos dice que bebemos para reducir las asociaciones en nuestra mente. El etanol, el ingrediente psicoactivo del alcohol, altera la comunicación entre las neuronas al debilitar las moléculas en las paredes que las separan, de modo que las señales eléctricas no se envían normalmente y las asociaciones entre ideas no emergen tan fácilmente. Eso puede sonar como algo malo, pero tales asociaciones son la base de nuestros esfuerzos continuos y extenuantes para darle sentido al mundo, una carga que podríamos prescindir. El alcohol generalmente eleva el estado de ánimo porque con menos asociaciones para molestarnos, comenzamos a vivir menos en nuestras cabezas, y más en el aquí y ahora”, comenta el doctor Jonathan Rowson.

Para Heshmat, por su parte, existen varios factores que pueden llevar a un aumento de la motivación para consumir alcohol:

1) Experiencias previas: Si has tenido experiencias anteriores con el alcohol, estas ayudarán a determinar el valor actual de las personas y las expectativas que le dan al consumo de bebidas alcohólicas. “Si tuviste una experiencia positiva cuando lo hiciste antes, esto puede aumentar tu motivación para beber. Una experiencia negativa hará lo contrario”, apunta el especialista.

2) Estrés: Las personas que experimentan síntomas psicológicos desagradables valorarán el consumo de alcohol porque les ayudará a aliviar sus sentimientos negativos.

3) Normas sociales: No es ningún secreto que el comportamiento del entorno y las normas sociales afectan el valor que los individuos le dan al consumo de drogas. “En muchas sociedades occidentales, el alcohol se usa en eventos específicos y en horarios regulares, como los viernes por la noche después del trabajo. Esta norma limita y controla el uso. Por ejemplo, los estudiantes beben más en el campus que tiene una fuerte cultura de consumo de alcohol”, indica Heshmat.

Juebebes, bebiernes... ¿les suena?

4) Personalidad impulsiva: Las personas impulsivas preferirán una recompensa que esté a la mano, a pesar de las consecuencias negativas que lo que ingieran les provoque en el futuro.


Las personas inician con el consumo de alcohol por diversas causas, principalmente la curiosidad (29.4%), seguida por la invitación de amigos (13.5%), la experimentación (12.4 %), los problemas familiares (10%), la influencia de amigos (9.4%), la aceptación del grupo (4.1 %), por invitación de familiares (2.9%) o depresión (2.4%), señala la Secretaría de Salud.


También te puede interesar: ¿Cuánto alcohol puedes beber sin riesgo?

Mayo Clinic informa que el trastorno por consumo de alcohol puede ser leve, moderado o severo, según la cantidad de síntomas que experimente y que los signos y síntomas pueden incluir:

+ No poder limitar la cantidad de alcohol que bebe

+ Querer reducir la cantidad que se ingiere o hacer intentos fallidos de hacerlo

+ Pasar mucho tiempo tomando o recuperándose de su consumo.

+ Sentir un fuerte deseo o ganas de tomar.

+ No cumplir con obligaciones importantes en el trabajo, la escuela o el hogar debido al consumo

+ Incapacidad para dejar de hacerlo aunque la persona sepa que le está causando problemas físicos, sociales o interpersonales.

+ Renunciar o reducir actividades sociales, laborales o los pasatiempos por ir a tomar unos tragos

+ Consumir alcohol en situaciones donde no es seguro, como conducir o nadar

+ Desarrollar una tolerancia al alcohol y necesitar más para sentir su efecto o tener un efecto reducido de la misma cantidad

+ Experimentar síntomas de abstinencia, como náuseas, sudoración y temblores, cuando no se toma o beber para evitar estos síntomas.

¿Has sentido alguno de estos signos?

¿Por qué razón comenzaste a tomar?



Con información de psychologytoday.com, thersa.org, open.edu, niaaa.nih.gov, who.int, mayoclinic.org, gob.mx

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda