Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Perros reducirían posibilidades de Esquizofrenia

Trastornos psiquiátricos graves se han asociado con exposiciones ambientales en la vida temprana. Los canes podrían ayudar con este problema

ADRIÁN AGUIRREDic 27, 2019 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Foto en portada: powerofpositivity.com

Lo + leído

Tener un perro va más allá de conseguir una mascota fiel y cariñosa. Sus beneficios están comprobados por la ciencia y ahora salió un estudio que indica que la compañía de los mejores amigos de cuatro patas podría reducir las posibilidades de desarrollar Esquizofrenia.

La esquizofrenia es un trastorno mental grave por el cual las personas interpretan la realidad de manera anormal. Esta enfermedad puede provocar una combinación de alucinaciones, delirios y daños en el pensamiento y comportamiento de las personas.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins evaluaron la relación entre tener una mascota (gato o perro) en los primeros 12 años de vida y desarrollar esquizofrenia o trastorno bipolar en la edad adulta.

 

Foto: publicdomainpictures.net

 

Puedes leer: La importancia de detectar a tiempo la esquizofrenia

"Los trastornos psiquiátricos graves como la esquizofrenia y el trastorno bipolar se han asociado con exposiciones ambientales en la vida temprana. El contacto con mascotas domésticas como gatos y perros puede servir como fuente de exposición ambiental durante estos períodos de tiempo", explican los autores, quienes investigaron la relación entre la exposición a un perro o gato doméstico durante los primeros 12 años de vida y el posterior diagnóstico de esquizofrenia o trastorno bipolar.

Dichos estudios se realizaron en una cohorte de 396 individuos con esquizofrenia, 381 con trastorno bipolar y 594 controles. Los riesgos de desarrollar esquizofrenia o trastorno bipolar asociado con la primera exposición a una mascota doméstica, gato o perro, se calcularon utilizando el riesgo proporcional de Cox y modelos de regresión logística multivariante, incluidas las covariables sociodemográficas.

 

Foto: pixabay.com

 

También te puede interesar: 5 beneficios de tener un perro en casa según la ciencia

Los autores llegaron a la conclusión de que la exposición a un perro doméstico se asoció con un riesgo significativamente menor de tener un diagnóstico posterior de esquizofrenia. Además, se detectó una disminución significativa del riesgo relativo de esquizofrenia después de la exposición al nacer y durante los primeros años de vida. 

“No hubo una relación significativa entre la exposición familiar a un perro mascota y el trastorno bipolar. No hubo asociaciones significativas entre la exposición a un gato doméstico y el riesgo posterior de un diagnóstico de esquizofrenia o trastorno bipolar. Sin embargo, hubo tendencias hacia un mayor riesgo de ambos trastornos en períodos definidos de exposición”, se puede leer en el artículo original.

Hay que recordar que algunos factores de riesgo de la esquizofrenia son los siguientes:

+ Aumento de la activación del sistema inmunitario, como por ejemplo, a causa de una inflamación o de enfermedades autoinmunitarias

+ Algunas complicaciones del embarazo y del nacimiento, como la desnutrición o la exposición a toxinas o virus que pueden impactar en el desarrollo del cerebro

+ Tener antecedentes familiares de esquizofrenia

+ Edad adulta avanzada del padre

+ Tomar drogas que alteran la mente durante la adolescencia y la juventud

 

Con información de Mayo Clinic, Journal PLOS, kutv.com

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda