Salir con parejas casadas es algo no aceptado socialmente y que, sin duda, puede causar muchos problemas en las familias, sin embargo, hay quienes simplemente no pueden evitarlo y la razón podría ser el síndrome de Fortunata.

De acuerdo con el portal especializado Psicología y Mente, se trata de un síndrome basado en las fantasías y las creencias optimistas sobre un amor imposible, como salir con un hombre casado. 

Su principal característica es que conlleva un tipo de enamoramiento y dependencia emocional hacia personas casadas, a menudo estableciéndose en el papel de amantes de estos. La relación suele persistir en el tiempo sin importar la otra relación de la persona. 

Síndrome de Fortunata, la causa de salir con parejas casadas 

El nombre de este síndrome proviene de la novela Fortunata y Jacinta, de Benito Pérez Galdós, en la que narran las aventuras de 3 personas: Juanito Santa Cruz y dos mujeres, Jacinta, su esposa, y Fortunata, su amante.

(Foto: freepik) 

Tomando esto en cuenta, el nombre hace referencia a la relación de una mujer con un hombre casado, donde destaca la complejidad de los vínculos, la dependencia y la obsesión.

En general, el portal Mejor con Salud detalla que el síndrome de Fortunata hace referencia a lo siguiente:

  • Tener emociones y sentimientos hacia personas con un compromiso de pareja o casadas, principalmente de mujeres hacia hombres casados.
  • Interés por dejarlo todo por estar con esa persona a pesar de las complicaciones. 
  • Fantasías respecto a que la persona está destinada a estar con esa pareja casada, pues se cree que hay algo importante entre ellos.
  • Creencias de que algún día podrán estar juntos sin ninguna preocupación, “en libertad”.
  • Idealización del vínculo, justificando la situación.
  • Pérdida de interés en otros vínculos y actividades que no involucran a la pareja casada con la que quiere estar.
  • Enojo y rencor hacia la pareja de la persona; se cree que ella impide que puedan estar juntos.
  • Al mismo tiempo se vive con culpa y se empatiza con la esposa de la pareja

Este síndrome no es considerado un trastorno psiquiátrico o una patología, aunque como se ve, puede tener características que causan sufrimiento a lo largo del tiempo.

En algunos casos, pueden surgir obsesiones y trastornos de personalidad límite o incluso delirantes, además de lo que implica una relación tóxica entre ambas partes.

¿Cómo afecta el síndrome de Fortunata?

El portal especializado Mejor con Salud menciona que debido al síndrome de Fortunata, se genera ansiedad, hay baja autoestima e inseguridad, así como malestar.

Autores creen que este síndrome es una forma de llevar a la práctica tendencias masoquistas. También podría ser un complejo de Edipo mal resuelto, que genera atracción hacia personas casadas como el progenitor del sexo contrario y una relación ambivalente con la tercera persona con la que se compite, que es la persona del mismo sexo o la “madre” en el caso de la mujer. 

(Foto: freepik) 

El síndrome se Fortunata se ha visto que es frecuente en mujeres y hombres sometidos a una educación restrictiva y rígida, así como en personas con baja autoestima, inseguridad y necesidad de ser aceptados.

¿Qué hacer al respecto?

El tratamiento puede ser complejo y requiere de trabajar de la mano de un especialista, quien debe proponer estrategias que a veces se usan en el trastorno de personalidad dependiente.

Es fundamental analizar los pensamientos, creencias y emociones de la persona afectada respecto al amor romántico y su relación con su objeto de deseo, es decir, la persona casada.

Se debe trabajar para desvincularse de la persona en cuestión y reestructurar los mitos y creencias en torno al amor romántico.

Además, se debe ayudar a la persona a reconocer el sufrimiento que le trae salir con personas casadas, así como los factores que se relacionan con el origen del problema. 

Al reconocer el síndrome de Fortunata, debe trabajarse también en la autoestima y la búsqueda de la independencia emocional, para no recaer con la misma persona o volver a establecer este tipo de vínculos dañinos.

(Con información de Psicología y Mente, Mejor con Salud)   

Trivia