Cuando escuchamos la palabra “adicto” o “adicción”, nos causa rechazo porque inmediatamente la relacionamos con un evento negativo. Pensamos en las personas que tienen un abuso de sustancias y que son estigmatizadas por la sociedad. 

La adicción al amor no es tan diferente y sin embargo, el imaginario cultural está repleto de películas y canciones que la abordan con frases como “soy adicto a ti” o “no puedo vivir sin ti” que más que rechazo nos provocan anhelo.

¿Crees que eres adicto al amor? Te explicamos qué es el también llamado amor patológico y te damos algunas señales para identificar si lo padeces. 

¿Cómo saber si eres adicto al amor?

Hay muchas investigaciones que demuestran que el amor romántico puede ser adictivo. En éstas se nombran las similitudes entre el consumo de sustancias adictivas y las relaciones románticas y sexuales. 

Estos van desde la euforia, el éxtasis y el ansia, hasta las respuestas fisiológicas irregulares y patrones obsesivos de pensamiento. Es por eso que varios científicos han argumentado que los dos tipos de adicción pueden depender de factores psicológicos y neuroquímicos, e incluso ser idénticos. 

(Foto: Pexels)

De acuerdo con Psychology Today, la adicción al amor es un patrón de comportamiento caracterizado por un interés excesivo hacia una o más parejas románticas y que da lugar a una falta de control, a la renuncia de otros intereses y comportamientos, y a otras consecuencias negativas.

Según VeryWell Mind, este comportamiento provoca que una persona desarrolle una fijación obsesiva y enfermiza con un interés romántico. Esto hace que actúen de manera irracional y dañina para ellos mismos y los demás.

Una persona adicta al amor tiene problemas para crear y mantener relaciones sanas, le gusta tener el control y tiene expectativas poco realistas de lo que es el amor y que, de no cumplirse empeoran su condición. 

(Foto: Pexels)

Así se ve la adicción al amor 

La adicción al amor no se manifiesta igual en todas las personas. Sin embargo, estas son las señales más comunes que identifican el amor patológico

  • Sentirse perdido, desarraigado o triste cuando se está soltero
  • Sentirse demasiado dependiente de la pareja
  • Dar prioridad a la relación con tu pareja sobre cualquier otra relación personal en tu vida, a veces hasta el punto de descuidar completamente otras relaciones personales que tienes con la familia y los amigos
  • Deprimirse y obsesionarse con un interés amoroso cuando los sentimientos no son recíprocos
  • Buscar constantemente tener una pareja aunque sepas que no son buenas para ti
  • Te resulta difícil dejar relaciones tóxicas y aguantas lo que sea con tal de no estar solo
  • Tomas malas decisiones debido a las emociones que tienes hacia tu pareja o interés amoroso
  • Piensas obsesivamente en tu pareja o interés amoroso hasta el punto de causarle incomodidad o malestar
  • Te sientes desesperado o inseguro cuando tu pareja pide tiempo a solas
  • No pones límites a tu pareja porque tienes miedo de que te deje si lo haces
  • Cortas y regresas constantemente con tu pareja
  • Idealizas el amor y crees que lo puede todo
  • Pasas de una pareja a otra muy rápido
  • Tienes un miedo irracional de quedarte solo para siempre 
  • Tienes comportamientos obsesivos como llamar o mandar mensajes todo el tiempo y te molestas si no tienes respuesta inmediata
  • Necesitas intensidad en tu relación para sentirte bien, ya sea pelear todo el tiempo y buscar el drama o sentir placer todo el tiempo
  • Crees que sólo puedes encontrar la felicidad en una pareja

Si te reconoces a ti o tu pareja en varias o todas las señales anteriores, es recomendable buscar ayuda profesional con un psicólogo para recibir tratamiento. La adicción al amor se puede mejorar. 

SIGUE LEYENDO: