La duda recurrente que tanto mujeres como hombres se cuestionan es cómo saber si es un maltratador o simplemente es un episodio de mal genio.

Al empezar a salir y conocer a una nueva persona con la cual se desea formar un vínculo y esta se comporta a veces agresivamente y realiza comentarios fuera de lugar.

Es muy importante que te plantees esto justamente ahora, que es cuando te encuentras iniciando una relación sentimental. Auto cuestionarse mientras vamos descubriendo y conociendo cómo es la otra persona en todas sus facetas, es lo ideal y lo que psicólogos especialistas en relaciones de pareja recomiendan hacer siempre.

¿Cómo tener claro y qué debo de hacer al iniciar una relación de pareja?

El ser humano al poseer una personalidad un tanto compleja, en cuanto más la entendamos y más información tengamos de quién elegimos para estar a nuestro lado, mayor claridad tendremos para entender cada cosa que ocurre entre nosotros y de más herramientas dispondremos para saber lo que hay que hacer.

La realidad es que las actitudes agresivas, así como los comentarios fuera de lugar son aprendidas y consecuencia de las vivencias experimentadas en la infancia. Esto se podría definir como comportamientos y reacciones poco respetuosas para los demás o que incomodan a ciertas personas involucradas por no tener demasiado sentido ni ser pertinentes.

Existen dos grupos de personas ¿A cuál pertenece tu pareja?

Para saber qué debemos hacer es importante que distingas a cuál de los siguientes dos grupos de personas pertenece tu pareja, si es una persona responsable y consciente o es una persona tóxica e inconsciente.

  • Las personas responsables y conscientes son aquellas que han aprendido a actuar de una determinada manera y forma, ya sea porque lo han visto en sus padres mientras crecían o como mecanismo de defensa para sobrevivir en un entorno muy tóxico y disfuncional. Pero que después de que tú le hayas ayudado a ver que su forma de actuar te duele y te daña, ha tomado consciencia y se ha asustado y preocupado.

Esto producido como un despertar y va a hacer lo que haga falta para dejar de comportarse así.

  • O bien, las personas tóxicas e inconscientes, las cuales son aquellas personas que tienen también automatizada esa forma de comportarse y de tratar a quien tienen al lado, que, a diferencia del grupo anterior, no son capaces de detectarlo desde fuera.

Es decir, su forma de actuar la sienten como normal y no son capaces de identificar lo dañino ni tampoco de modificarlo mientras actúan de ese modo.

Foto: Canva

¿Cómo identificar a qué grupo pertenece mí pareja?

Cuando le ayudas a ver algo que no veía a la persona consciente se identifica rápido porque enseguida se pone en marcha para cambiar o mejorar. Se siente culpable y se avergüenza de haber actuado de ese modo y no se perdona el daño que ha podido causar en ti.

Pasando a la acción y tu como su pareja puedes ver claramente cómo se esfuerza y pone de su parte para modificar de inmediato lo erróneo.

En lo que respecta a la persona que está dañada y no tiene consciencia ni la puede tener, se caracteriza por ser alguien que, cuando tratas de compartir tus sentimientos después de su actuación o como consecuencia de su forma de tratarte, tiene reacciones que aún te hacen sentir peor, más avergonzada o completamente incomprendida.

Reacciones como reírse de ti, burlarse de lo que le has dicho, ridiculizarte delante de los demás, tratando de tergiversar las cosas y logrando que pienses que el problema lo tienes tú y que su actuación está más que justificada o incluso que te lo mereces.

Este tipo de manipulación es muy peligrosa porque te lleva a que dudes de tu propio criterio personal y que entres en una dinámica en el que te sientas cada vez más confundida o confundido.

¿Qué debo de hacer si mi pareja es un maltratador?

Decide seguir a su lado únicamente si ves que se trata de una persona consciente, que pone todo de su parte para cambiar. Compensando con todo lo bueno y lo positivo mientras hace esa transición. Así ambos crecerán.

Por el contrario, no hace nada para cambiar y conectas con un sentimiento de humillación, vergüenza o menosprecio hacia ti, por favor, no le des más vueltas a tu decisión y déjalo lo antes posible. Porque en este caso se trata de alguien que te maltrata y por ello, sí, es un maltratador.

Si realmente amas a esa persona por mucho o poco tiempo que lleven de conocerse, lo que no debes de hacer al convivir con un maltratador es:

  • Conectar con la compasión.
  • Pensar que es así por todo el daño que le hicieron de pequeño.
  • Que está dañado y que no sabe actuar de otro modo.
  •  Que tal vez alguien tiene que ayudarle a sanarse, a curarse.

Tú no eres la o el especialista, al alejarte tú, no le estás abandonando. Únicamente estas tomando consciencia y la decisión de, primero, debes atenderte, cuidarte y amarte a ti.

(Con información de Universidad de Gerona, Grupo Expansión)