Tener una relación larga y estable es el sueño de muchos pero cuando ocurre, pueden surgir dudas sobre ciertas situaciones que podrían parecer un problema y no lo son. Por ello, te decimos 5 cosas que son normales en una relación de mucho tiempo. 

En una relación larga, es común que se pierda esa chispa que ardía al principio, que ya no quieran estar pegados todo el tiempo ni tener maratones de intimidad.

Tal vez pienses que se trata de una mala señal, pero muchas de estas situaciones son completamente normales y hasta saludables en toda relación de muchos años.

Cosas que son normales en una relación larga 

Nada se queda igual para siempre y con las relaciones no es la excepción, pero ¿Qué cambios son normales? Toma nota: 

  • La rutina de pareja 

Ojo, no es lo mismo rutina que monotonía, pues una rutina en la vida de pareja es algo funcional y práctico que si no existiera, haría que la vida fuera un caos, pues estaríamos improvisando constantemente.

(Foto: freepik) 

La monotonía por su parte, quita toda la emoción a la relación y pone una distancia entre la pareja.

  • Ya sabes lo que no te gusta de tu pareja 

Nadie es perfecto así que es normal que con los años, encuentres detalles, actitudes, manías y comportamientos que no te encantan de tu pareja, pero que aceptas y no crean un conflicto en la relación.

  • Tienes más momentos a solas

Cuando llevas mucho en pareja es común que encuentres más momentos a solas, que aprovechas para ir por un café, una cerveza, al cine o simplemente a caminar. Esto no es malo, al contrario, esos espacios a solas o con tus amigos, son necesarios y te hacen bien. 

Una buena relación no implica que estén juntos todo el tiempo, pueden tener un vínculo fuerte y darse sus espacios para disfrutar a solas.

  • Tienen gustos diferentes

Al principio de la relación probablemente hacían todo juntos pero después de un tiempo, es posible que cada uno tenga sus gustos y afinidades.

Esto no significa que no sean compatibles o que su relación ya no sea bonita y divertida, sino que pueden tener gustos que cada uno disfrute y luego compartan sus experiencias. Claro, siempre hay cosas que van a disfrutar de hacer juntos. 

(Foto: freepik) 

  • Es sencillo definir límites 

Toda relación necesita límites, pero al inicio puede que no sea tan sencillo establecerlos, sin embargo, con el tiempo es mucho más fácil platicarlos con la pareja sin miedo a que haya una mala reacción, porque ya saben cuál es su dinámica juntos.  

  • Expresan distinto su amor 

Cuando empiezas a salir con alguien, siempre hay expresiones de amor exageradas, como arreglos florales, mensajes melosos, llamadas de horas y citas románticas, pero cuando estás en una relación larga, la forma de expresar las emociones puede ser más discreta. 

Tal vez ya no hay un regalo super elaborado, sino que los pequeños detalles adquieren un nuevo significado. 

¿Cómo mantener una relación duradera?

Las relaciones se construyen y para ello, los especialistas señalan que es necesario mantener ciertos hábitos, como:

  • Hablar de forma abierta con la pareja 
  • Poner atención a lo que dice y cómo actúa 
  • Seguir teniendo citas juntos 
  • Aprender a perdonar y trabajar en los errores  

(Foto: freepik) 

Una relación larga no es fácil, seguro que habrá muchos obstáculos, pero si trabajan juntos podrán superarlo y seguir durante muchos años más. 

(Con información de Revista Moi y American Heatlh and Fitness)

Para aprender más de...¿Qué son las "red flags" tan mencionadas en redes sociales?

Redes sociales y las "red flags"
El término ‘red flag’ se ha popularizado recientemente en internet, en sitios como twitter, facebook e instagram, por lo que es frecuente ver publicaciones o comentarios de personas que ponen un emoji de banderita roja, o directamente comentan ‘’red flag si…”
¿Qué son las red flags?
Básicamente, las tan famosas ‘red flags’ (o banderas rojas), es una forma de llamar a las señales de advertencia que pueden verse en alguna persona con quien estás saliendo para ser algo más que amigos. Vendrían siendo como los banderines rojos que se colocan en las playas para avisar que no se debe ingresar al mar, pero en este caso, el mar sería una relación con la persona en cuestión.
¿Por qué son importantes las ‘banderas rojas’?
La realidad es que, aunque pudiera parecer que no, es importante saber detectar y actuar ante las red flags, pues estas nos podrán avisar sobre la futura compatibilidad que existirá en la pareja, alertarán sobre toxicidad en la otra persona, e incluso actitudes ante las que deberemos huir, ya que hacerlo podría ahorrarnos malos ratos o, en casos extremos, salvarnos la vida.
Una red flag no cambia.
Si durante las primeras citas notas actitudes que, lejos de no agradarte, son directamente inadecuadas, expresan un problema de violencia de fondo (quizás te ha contado que golpeó la pared cuando estaba molesto/a, o tiende a ser alguien controlador) o hablan de una falta de responsabilidad afectiva, lo ideal es que te alejes de esa persona. Por más que pueda gustarte su físico o algunos momentos a su lado, esa persona no va a cambiar, y el maltrato puede incluso empeorar.
No son solo falta de intereses en común
Si bien muchas señales de alerta en cuanto a compatibilidad varían de persona a persona (que no quiera tener hijos, pero tú sí), la realidad es que hay muchas otras con las que hay que tener cuidado, pues podrían ser una alerta de posible violencia a futuro, y están estrechamente ligadas a los “violentometros” de diferentes instituciones.
¿Qué red flags deberías buscar?
Un acto de violencia física no es la primera alerta que debes buscar. Hay actitudes, como bromas o comentarios, que resultan en banderines rojos que debes tomar como alerta. Algunos comportamientos son: que te chantajee, que te mienta, que aplique la “ley del hielo” (ya sea que algo pasara o simplemente no hicieras algo que quisiera), que te cele, te haga sentir culpable, o intente controlar.
¿Qué hacer ante las banderas rojas?
Si has encontrado red flags que demuestran señales de violencia emocional (o física), lo ideal es alejarte de esa situación lo antes posible. Si ya te encuentras en una relación más formal cuando empiezas a notarlas (o cuando muestra su verdadera faceta), es importante acercarte a personas de confianza y grupos de ayuda que te apoyen para salir de esa relación, lo que podría no ser tan sencillo.
Red flags y compatibilidad.
Si el problema es que no tienen cosas en común, o quizás no tienen los mismos objetivos en la vida, podrías considerar charlar con esa persona para que lleguen a una especie de acuerdo donde ambas partes sean funcionales. Si en realidad no hay nada que rescatar, lo ideal será cambiar de página e intentarlo con alguien más.