Nos dimos un tiempo” es una frase que solemos utilizar cuando nos encontramos en una separación temporal con la pareja. Menos seria que una ruptura pero con la misma incertidumbre, ¿será que realmente funciona?

Se dice que tomarse un tiempo no funciona y que quienes lo hacen, están condenados a una separación permanente. Hay parejas que deciden intentarlo y otras que lo evitan a toda costa. 

Te platicamos si darse un tiempo en pareja funciona o no y qué hacer cuando la separación temporal ocurre en tu relación. 

Me tomé un tiempo en pareja, ¿va a funcionar o vamos a terminar?

Algunas de las razones más comunes para darse un tiempo en pareja tienen que ver cuando hay una sensación de estancamiento o que se ha caído en una rutina de la que parece imposible salir. Esa emoción intensa que hubo una vez, ya no está y obliga la pregunta sobre seguir juntos o no

(Foto: Pexels)

Aunque las razones para tomarse un tiempo son variadas, siempre hay un objetivo en común de volver a la relación con una energía renovada y nuevas metas y compromisos que perseguir. 

Pero, ¿qué tan bueno o malo es una separación temporal? ¿Logrará mejorar la relación o terminará por crear una distancia de la que no se podrá salir y que terminará con una ruptura permanente

La realidad es que para todas las parejas es diferente. Hay algunas que funcionan mejor con periodos de “ir y venir” y otras para las que un tiempo significa una inminente ruptura. Por eso, antes de que tomes una decisión, es mejor averiguar si un tiempo ayuda o perjudica a tu relación. 

(Foto: Pexels)

Razones que indican que es momento de darse un tiempo

Aunque pudiera parecer que tomar distancia de un ser querido representa todo lo contrario al amor , la psicología de las relaciones considera  que un buen uso de la cercanía y la distancia es una parte importante del noviazgo o matrimonio. 

Aunque darse un tiempo tiene sus ventajas y desventajas y significa tomar un riesgo, aun así puede ser benéfico para la relación. La clave está en que la separación esté impulsada por las razones correctas, establecer reglas y usar el tiempo con sabiduría. 

Estas son algunas razones por las que vale la pena tomarse un tiempo:

  1. Cuando necesitas un tiempo para enfocarte en tus necesidades
  2. Cuando hay muchas discusiones
  3. Cuando las circunstancias lo requieren

1. Cuando necesitas un tiempo para enfocarte en tus necesidades

Hay momentos en los que es necesaria la distancia para enfocarse en uno mismo y saber cuáles son las propias expectativas. Esto puede ocurrir cuando hay un cambio importante en la vida de uno o de ambos o si están pensando en pasar la relación al siguiente nivel. 

2. Cuando hay muchas discusiones

Si discuten todo el tiempo y no consiguen llegar a ningún acuerdo o resolución, es una buena idea alejarse temporalmente a fin de romper dinámicas destructivas.

Pasar un tiempo separados puede ayudarles a repensar las cosas con más tranquilidad y serenidad y descubrir si las cosas por las que pelean son importantes o no en la relación. 

3. Cuando las circunstancias lo requieren

Hay veces que aunque la pareja no quiera, las circunstancias obligan a darse un tiempo. Esto puede ser cuando uno de los dos se va a mudar. 

(Foto: Pexels)

¿Cómo hacer que un tiempo no termine en una ruptura?

Para que un tiempo funcione, además de que se haga por las razones correctas, se deben establecer algunos acuerdos. Que un tiempo sea exitoso no depende de que vuelvan a estar juntos, sino de que ese espacio haya sido productivo para redescubrir quiénes son y a dónde van. 

  1. Establezcan un límite de tiempo
  2. Pongan algunas reglas
  3. Usen el tiempo para reflexionar
  4. Tomen una decisión

1. Establezcan un límite de tiempo

Antes de separarse acuerden cuál será la duración del tiempo. El tiempo dependerá de las razones por las que hayan terminado, pero los psicólogos recomiendan que no sea mayor a tres meses

2. Pongan algunas reglas

Establezcan reglas de convivencia durante la ruptura para evitar malentendidos y daños a la relación. ¿Se pueden mantener en contacto? ¿Pueden salir de manera romántica con otras personas? ¿Pueden tener relaciones sexuales con otras personas? 

3. Usen el tiempo para reflexionar

El propósito de la pausa es trabajar tus sentimientos. Aprovecha el tiempo para reflexionar sobre tus sentimientos, objetivos, deseos y aprender nuevas cosas sobre ti. 

4. Toma una decisión

Después de que haya pasado el límite de tiempo que se dieron, es momento de volver a reunirse y tomar una decisión sobre seguir juntos o no. Hablen de lo que aprendieron durante el tiempo que estuvieron separados y de cómo eso podría afectar a su relación en el futuro.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de VeryWell Mind)