Las relaciones de pareja suelen estar plagadas de muestras de amor y afecto, especialmente en los primeros meses o años, pero ¿qué hay cuando la pareja es fría y no hay muestras de amor? Así te afecta estar en una relación con una persona distante.

Las parejas frías o que no muestran su afecto hacen más daño de lo que se cree y es que aunque te dice que te ama y que le importas, no te lo demuestra, así que es como si no existiera. 

Las muestras de afecto son necesarias para mantener un vínculo saludable y es que cuando faltan, puede experimentarse una especie de desamor. 

¿Por qué mi pareja es fría

Una pareja poco cariñosa o distante suele justificar su comportamiento diciendo que “así es su forma de ser” o que no le gusta nada de lo romántico, por lo que prefiere evitarlo.

(Foto: pexels) 

Otra justificación que suelen dar es que lo importante es saber que existe el amor y que por lo tanto, no es necesario demostrarlo con abrazos, besos, caricias, tomarse de las manos o hablarse con palabras dulces. 

La realidad es que cuando una pareja es fría y no tiene muestras de afecto, se busca normalizar una carencia que tiene muchas consecuencias para la salud emocional de la pareja y otras personas que están a su alrededor.

¿Qué causa la falta de muestras de cariño de la pareja?

El humano por naturaleza necesita muestras de cariño, así que cuando faltan, la relación amorosa suele deteriorarse. 

De hecho, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oregon y Whitworth, destacan que las muestras de cariño en la pareja son fundamentales para una buena salud mental

(Foto: canva) 

Para averiguarlo, se estudiaron a 401 individuos de 31 años de edad en promedio. Tras analizar su situación sentimental y la forma en que se relacionan con su pareja, encontraron que las personas con una pareja fría estaban menos satisfechos en su relación y tenían menos cercanía emocional con su pareja.

Además, se vio que constantemente pasaban periodos de incertidumbre respecto al futuro de la relación. 

Ante la falta de muestras de cariño, tenían más tendencia a creer que el vínculo con su pareja no era duradero y había expectativas más pesimistas frente al futuro.

En general, sentían preocupación por su relación y esto desembocaba en estrés a largo plazo.

En resumen, las personas cuya pareja era fría y no daba muestras de afecto, no veían su relación como una fuente de bienestar y tranquilidad, sino como algo que les generaba inquietud, estrés y ansiedad. 

También hay consecuencias físicas 

Una pareja fría no solo genera consecuencias emocionales, también puede haber efectos físicos. Al respecto, una investigación realizada por el doctor Kory Floyd, detalla que las faltas de muestras de cariño en una relación podían causar problemas de salud.

Entre ellos destacan los siguientes:

  • Mayor tendencia a sentir todo tipo de dolor físico con mayor intensidad 
  • Migrañas frecuentes 
  • Dolores musculares significativos 
  • Problemas para dormir bien
  • Trastornos del sueño frecuentes, especialmente insomnio 
  • Signos de fatiga constante 

(Foto: canva) 

Privar de amor a una persona puede ocasionar déficit de bienestar e impedir un óptimo funcionamiento”, recalca el investigador. 

¿Qué hacer si tengo una relación con una pareja fría?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes fingir que te sientes bien en un lugar donde no se expresa el amor de la misma forma que tú lo haces.

Si amas a alguien, sentir que es necesario expresarlo y que la otra persona también lo haga es perfectamente normal, así que si no eres feliz, lo mejor es considerar la separación.  

Si decides quedarte en la relación, estos consejos pueden ayudarte: 

  1. No asumas que tiene un problema contigo
  2. Considera cómo influye el entorno, tal vez no le gusta mostrar afecto frente a su familia o en su trabajo.
  3. Encuentra formas de estrechar los vínculos, con conversaciones profundas y experiencias que ambos compartan.
  4. Acepta su forma de ser, no intentes cambiarlo ni le hagas comentarios negativos sobre su forma de relacionarse.

(Con información de La mente es maravillosa, Avance Psicólogos)