Muchos sueñan con encontrar a esa persona ideal pero tú no eres de ellos, de hecho, sientes que el amor no es para ti ¿por qué sucede? Existen varias razones.

Las decepciones amorosas no se pueden evitar y cuando ocurren de manera frecuente, pueden desanimarnos por completo y hacernos creer que nunca encontraremos una relación sana y que nos haga realmente felices.

Pero cerrar las puertas al amor no debe ser tu primera elección, antes es ideal que revises las causas de estas sensaciones y cómo puedes mejorarlo.

5 razones por las que sientes que el amor no es para ti

Cada vez es más frecuente encontrarnos con personas que afirman que eso del amor no se hizo para ellos, que no nacieron para amar ¿eres una de ellas? Estas son algunas razones:

1. Te lastimaron en el pasado

De acuerdo con el portal especializado en temas de salud mental La Mente es Maravillosa, hasta el 80% de las personas han sufrido daños en alguna de sus relaciones afectivas, desde abandonos, traiciones, hasta engaños y el famoso ghosting, son solo algunas de las situaciones más comunes.

(Foto: Pexels) 

En algunas personas, estas heridas sanan con el tiempo, pero en otras, ocurre un duelo que, a pesar del tiempo, no se supera y provoca que sean más susceptibles a desconfiar de otros y tener miedo de iniciar una nueva relación.

2. Tienes altas expectativas  

Es importante buscar cualidades como la responsabilidad afectiva y el respecto en una potencial pareja, pero hay quienes simplemente buscan a alguien perfecto que encaje en todo lo que desean de una relación.

El problema es que se idealiza a esa persona, buscando cualidades físicas e intelectuales tan elevadas que nadie encaja en el patrón perfecto. 

Date la oportunidad de conocer a otras personas aunque no las veas perfectas, puedes llevarte una grata sorpresa. 

3. Huyes del compromiso 

Otra de las razones por las que podrías pensar que el amor no es para ti es que en el fondo, no quieres comprometerte con nadie.

Las relaciones estables no son lo tuyo ni buscas vivir con alguien para construir juntos un hogar amoroso. Prefieres las relaciones pasajeras, donde no cambie mucho tu estilo de vida ni tengas que ceder en algunos aspectos.

(Foto: Pexels) 

4. Arrastras miedos

Cuando llevas cargando los miedos de tus decepciones amorosas pasadas, se hace más difícil atreverse a amar a alguien, pues creemos que no somos suficientes, que ante cualquier error nos pueden abandonar o que van a jugar con nuestros sentimientos.

Amar sí requiere valentía, necesitas atreverte a intentarlo de nuevo para poder vivir nuevas experiencias que lejos de ver como algo malo, puedes tomar como aprendizaje y oportunidad de madurez personal.

5. Te aferras a un amor no correspondido

Sucede más de lo que crees, pues muchos se aferran a una sola persona, a pesar de que ya dijo que no tiene ningún interés romántico.

En este caso, el hecho de no poder estar con alguien hace que no quieran estar con nadie más, cerrando las puertas al amor y negando la oportunidad de conocer a otras personas maravillosas con quien se podría construir una buena relación.

(Foto: Pexels) 

Se trata de una actitud obsesiva que solo idealiza a la otra persona y da origen a muchos sufrimientos innecesarios. 

¿Cómo volver a confiar en el amor

No es fácil volver a confiar en el amor cuando nos han lastimado o decepcionado, especialmente porque surgen emociones como miedo, tristeza, enojo y rabia. Pero es necesario afrontar tales sentimientos para pasar página y continuar avanzando.

Al respecto, el portal Mejor con Salud sugiere trabajar en algunos puntos, como: 

  • Creer en ti mismo
  •  Dejar atrás los miedos  
  • Perdonar a quien nos hizo daño 

Creer que el amor no es para ti es algo válido después de una decepción, pero cuando te atoras en esas emociones negativas, puedes empezar a perderte de vínculos afectivos valiosos, así que haz un esfuerzo por superarlo y aprender de lo vivido. 

(Con información de La Mente es Maravillosa y Mejor con Salud)  

https://www.sumedico.com/trivias/sabes-cuales-son-los-mitos-del-poliamor/347259